Logo Computerhoy.com

Las salas de cine están muriendo por el auge del streaming pero estas tecnologías podrían evitarlo

Las salas de cine están muriendo por el auge del streaming pero estas tecnologías podrían evitarlo

Pocos siguen yendo al cine habitualmente como hacían de pequeños o adolescentes y gran parte de la culpa la tienen los servicios de streaming y la falta de innovación en las salas de cine. Sin embargo, estas últimas parece que han dado un golpe sobre la mesa y ya buscan ofrecer experiencias únicas y recuperar todo lo perdido.

Nos encontramos en un momento en el que las salas de cine están viendo cómo poco a poco esos espectadores que años atrás abarrotaban los asientos con sus palomitas, comienzan a cambiarlas por la comodidad de sus casas y las plataformas de streaming.

Y es que, pese a que la experiencia cinematográfica ha cambiado considerablemente en los últimos años, el sector se encuentra en un momento en el que Netflix, Amazon, HBO Max y otros proveedores de contenidos están revolucionando el negocio de la industria del cine.

Esto, unido a la tecnología cada vez más sofisticada de los televisores que ofrecen resolución 4K, significa que las salas de cine tienen que esforzarse continuamente para incorporar nuevas y diversas tecnologías con el fin de ofrecer una experiencia impresionante, desde la pantalla hasta los asientos.

No cabe duda de que la calidad de la película en sí es primordial, pero sólo forma parte de una experiencia a la que muchos están dispuestos a renunciar, así que deben entrar en juego otras novedades que se centren en atraer y conectar a los espectadores con la película en la sala de cine.

Esto incluye todos los aspectos de la experiencia del entorno, desde el tamaño y la resolución de la pantalla, el sistema de audio, la iluminación y, por supuesto, el estilo y la comodidad.

Destacar, antes de meternos en materia, que a medida que Avatar: El sentido del agua se acerca a la marca de los 2.000 millones de dólares en la taquilla mundial, James Cameron afirma que es un recordatorio de que los cinéfilos todavía valoran la experiencia del cine en una era de dominio del streaming. 

"Incluso están volviendo a los cines de China, donde están teniendo este gran aumento de COVID. Estamos diciendo como sociedad: '¡Necesitamos esto! Tenemos que ir al cine. ¡Basta ya con el streaming! Estoy harto de quedarme sentado'", explicaba. Aun así, parece que no es suficiente.

Las salas de cine quieren centrarse en ofrecer experiencias únicas en pantalla

La tecnología más innovadora y la digitalización del cine hacen que una amplia gama de nuevas y diversas novedades se incorporen a la experiencia cinematográfica. Las salas de cine premium, como las equipadas con IMAX, Dolby Cinema, MX4D y Screen X, ofrecen una imagen de mayor calidad, mayor realismo y sistemas de audio para una experiencia nunca antes vista. 

Y es que, si hablamos de la calidad IMAX, esta se puede disfrutar en casa solo si se dispone de la tecnología necesaria y para la mayoría de la gente, eso es imposible.

Yéndonos ya a algo más extremo, 4DX se refiere a una experiencia multisensorial que aprovecha los 5 sentidos, introduciendo una serie de efectos de movimiento y ambientales como asientos móviles, aire con olores, luces, humo... que permiten a los espectadores "sentir" la película y los efectos, así como el movimiento incorporado a su asiento.

Sala 4DX

Aunque la experiencia del cine 4DX puede no ser para todo el mundo, la resolución de la pantalla, su tamaño y la iluminación parecen tener un gran efecto en la calidad percibida por el espectador. 

Otras nuevas tecnologías, como los cines Screen X, ofrecen una nueva y revolucionaria tecnología cinematográfica que crea una experiencia visual de 270° que incorpora el uso de paredes laterales, lo que permite ampliar la sala de cine tradicional. 

Un cine normal utiliza 1 proyector que proyecta sobre 1 pantalla frontal; Screen X, sin embargo, utiliza un total de 5 proyectores, 1 para la pantalla principal y los 4 restantes para las paredes laterales. 

Screen X

Comodidad, nostalgia y por qué no, videojuegos en el cine

Otra forma en que las salas de cine mejoran la experiencia de los visitantes es centrándose en los detalles más sutiles como los asientos. Muchas salas de cine de gama alta de todo el mundo ofrecen una zona de butacas VIP que proporcionan una experiencia de lujo con asientos totalmente reclinables que ofrecen más espacio y mayor confort.

También hay que destacar algunos aspectos únicos de los cines como pueden ser las salas privadas o las películas a la carta. Y es que, si quieres tener lo mejor de ambos mundos (privacidad de tu casa y calidad de un cine), por qué no reservar una sala privada.

Sala de cine

Por otro lado, las salas de cine en ocasiones especiales buscan atraer al público con proyecciones míticas. Te alimentas de nostalgia, y eso es algo aún más especial si lo vives en los cines.

Finalmente y como colofón, algunas salas de cine, por el momento solo en Reino Unido, están comenzando a adentrarse en el mundo de los videojuegos, ¿cómo? pues muy sencillo: Cineworld empezó a explorar la posibilidad de dejar que la gente juegue a videojuegos en la gran pantalla. 

Con todo esto sobre la mesa, es cierto que los precios, una falta de calidad en las películas que se estrenan en los cines y la más que clara competencia por parte de las plataformas de streaming, están mermando poco a poco nuestras ganas de acudir a una sala de cine. Sin embargo, parece que estos quieren remontar, aunque todavía queda mucho camino que recorrer.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además