Logo Computerhoy.com

Sony supera a Canon en valor de ventas de objetivos: ¿cómo está cambiando el mercado fotográfico?

Canon EOS R7

La rivalidad en el mercado fotográfico ya no es lo que era hace más de una década, pero todavía se mueven unas cifras de venta millonarias tanto en cámaras como en un componente que muchas veces pasa inadvertido: los objetivos fotográficos. ¿Implica esto un sorpasso en cuanto en el liderazgo del mercado?

Terminado el año real y con el cierre del año fiscal, las empresas hacen balance de cómo les ha ido el año y esto permite tomar la temperatura a un sector fotográfico cada vez más amenazado por las mejores prestaciones fotográficas que ofrecen los móviles.

Canon y Nikon se han disputado el liderazgo del mercado fotográfico durante décadas, pero la llegada de las cámaras sin espejo y el éxito arrollador de cámaras con tecnologías tan avanzadas como las Sony Alpha A7 y todas sus variantes, ha hecho que poco a poco se haya cambiado la tendencia de ventas y Canon o Nikon caigan en cifras de ventas anuales.

Como aficionado a la fotografía, conozco a algunos fotógrafos y sigo activamente a muchos otros, por lo que soy consciente de que, en los últimos 5 años, muchos profesionales han cambiado sus viejas y castigadas cámaras réflex por unas flamantes cámaras sin espejo

Según Eduardo Irastorza, profesor en MBA en entorno económico global en OBS Business School, "[...] el sector profesional es el que mayor margen de beneficio deja en el segmento de la fotografía, pero Canon viene de una posición de liderazgo durante décadas. Como dijo Jack Welch, nada es más difícil que reinventarse desde el éxito, pero nada es más necesario, y la máquinaria de Canon se ha resentido en ese punto".

Canon y Nikon se durmieron en los laureles de sus cámaras réflex y tardaron demasiado en lanzar sus propias cámaras sin espejo, por lo que muchos fotógrafos, fotoperiodistas, creadores de contenido y profesionales de vídeo no tuvieron más alternativa que cambiar todo su equipo fotográfico y optar por las cámaras de Sony que ofrecían mejores prestaciones tecnológicas.

Canon vende más cámaras que Sony, pero no son las correctas

Hace algunas semanas, Jorge Gállego, responsable de comunicación corporativa de Sony Iberia publicaba un llamativo mensaje en Twitter en el que se indicaba que Sony había liderado en 2022 la venta de objetivos en España con un porcentaje de mercado del 29,1% en valor, y que este continuaba con una tendencia de subida del 2% con respecto a 2021.

Este dato implicaba un cambio de tendencia inédito en un mercado liderado durante décadas por Canon, que se mantenía en año tras año en lo más alto de las cifras de ventas, tanto de cámaras, como de objetivos para esas cámaras. Es aquí donde encontramos una de las claves para entender la situación del mercado fotográfico en 2023: separar la venta de cámaras por tipo y de objetivos.

Al hacer esta segmentación descubrimos que Canon sigue vendiendo más cámaras que el resto, pero la mayoría de estas ventas se centran en cámaras réflex de gama de entrada y con el sistema de objetivos EF (exclusivo para sus cámaras réflex), mientras que Sony centra sus ventas en las cámaras sin espejo que pueden usar indistintamente cualquiera de sus objetivos con montura E en cámaras APS-C, Full Frame e incluso cámaras de cine.

Gráfico de venta de cámaras en 2022

El problema de este modelo es que el grueso de las cámaras que vende Canon va enfocado a un público que se inicia en fotografía y buscan un equipo barato para empezar, y que probablemente terminará por abandonar o cambiar, cuando lo interesante para las ventas es atraer a un usuario profesional que va a invertir mucho dinero en un equipo de altas prestaciones que va a usar y actualizar durante décadas.

Según las cifras de ventas a las que hemos tenido acceso, entre junio de 2021 y mayo de 2022, Canon mantuvo su liderazgo en ventas conjuntas de cámaras réflex y sin espejo con sensor Full Frame con un 47% del mercado, Nikon con 14% y Sony con un 35,1% de ventas, pero con el detalle de que Sony solo tiene cámaras sin espejo en el mercado. Es decir, ese 35,1% es íntegramente de cámaras sin espejo y con sensor Full Frame destinado a un usuario avanzado o profesional.

Los profesionales tienen la clave del cambio de tendencia, al menos de momento

Es importante puntualizar que vender más unidades no implica obtener mayores beneficios, y aquí es donde los usuarios profesionales dejan notar su peso en el mercado fotográfico.

"Solo hay una cosa más complicada que meter una idea en la cabeza de las personas, y es cambiarla. En este sentido, Canon ha invertido muchos recursos en trasladar al usuario profesional que sus cámaras réflex eran las mejores, pero todavía no ha hecho ese esfuerzo con las nuevas cámaras sin espejo, por lo que el usuario profesional no asocia a la marca Canon con calidad en formato sin espejo, mientras que Sony sí ha tenido las manos libres para comunicarlo", afirma el profesor Irastorza.

Viendo las estadísticas de alquiler de equipos que cada año realiza Lensrental, una de las empresas de alquiler de equipos más grande del mundo, la preferencia de los profesionales por las cámaras sin espejo se refleja en el aumento en el alquiler de estas cámaras y sus objetivos.

Según las cifras de este ranking, el alquiler de cámaras de Canon en 2022 alcanzaba el 35,77%, bajando un 1,72% con respecto a 2021, mientras que las de Sony se situaban en un 31,06% subiendo un 2,18% con respecto al año pasado.

Gráfico de alquiler de equipos fotográficos

Si miramos los porcentajes de alquiler de objetivos en 2022 nos encontramos que Canon mantiene el liderazgo con un 37,27%, pero pierde un 1,54% con respecto a 2021, mientras que Sony alcanza un 19,09% subiendo un 3,49% con respecto al año pasado.

Si desgranamos un poco más estas cifras nos encontramos que, dado que los objetivos de Canon ahora tienen una montura diferente para sus cámaras réflex y para las cámaras sin espejo, solo el 15,29% de los alquileres en 2022 han sido de objetivos RF para las nuevas cámaras profesionales sin espejo de Canon, frente al 24,04% de Sony.

En resumen, Canon sigue teniendo un gran peso en el mercado profesional, pero su demora al apostar por el formato sin espejo aferrándose a las cámaras réflex le están pasando factura, al menos hasta que se complete la transición entre las cámaras réflex que los profesionales compraron  hace algunos años, y cambien a los nuevos modelos sin espejo con la nueva montura.

Los objetivos son un buen indicador para las tendencias del mercado

Si nos paramos a analizar el mensaje que publicó el responsable de comunicación de Sony Iberia, descubrimos que no habla del número de objetivos vendidos, sino de su valor. Y este es un punto en el que, de nuevo, los profesionales tienen mucho que decir.

Cuando un aficionado compra una cámara, habitualmente lo hace en formato de kit en el que se incluye uno o dos objetivos y raramente comprará otros objetivos para ella o, si los compra serán de gama de entrada, cambiará a una cámara de gama más alta, o lamentablemente, la cámara acabará en Wallapop.

En cambio, cuando lo hace un usuario avanzado o un profesional, compra una cámara que ya de por sí es más cara, pero probablemente invertirá mucho más en varios objetivos de gama alta con los que obtener la calidad que requiere un trabajo profesional, o alquilará los que necesite para un trabajo puntual, como bien indican los datos de alquiler de objetivos.

Gráfico de ventas de objetivos 2022

En este sentido, los datos de unidades de objetivos vendidas en 2022 indican que tanto Canon como Sony se encuentran en un empate técnico con un 23,2% y 23,5% respectivamente. Es decir, ambas marcas venden aproximadamente el mismo número de objetivos.

Sin embargo, si nos fijamos en el valor de esos objetivos vendidos descubrimos que Sony consigue el 29,1%, mientras que Canon se queda en un 22,8%. Es decir, Canon vende la misma cantidad de objetivos, pero son más baratos porque están destinados a montarse en cámaras réflex de gama media o de entrada.

Por su parte, Sony consigue capitalizar mejor cada unidad vendida al tratarse de objetivos de gama alta destinados a cámaras sin espejo para usuarios avanzados o profesionales que han dado el salto a los sistemas sin espejo de Sony ante la falta de una alternativa en las marcas tradicionales.

Sony Alpha 7 IV

La conclusión que puede extraerse tras este análisis del mercado fotográfico, es que Canon y Nikon están pagando la factura de su retraso en el desarrollo de una alternativa sin espejo a sus cámaras réflex, tiempo que ha aprovechado Sony para atraer a su sistema a un gran número de profesionales que no solo han impulsado las ventas de sus cámaras, si no que han afianzado su presencia en el mercado de los objetivos, que es donde realmente se generan beneficios. Se compra una sola cámara, pero se equipa con varios objetivos.

Tal y como nos cuenta Eduardo Irastorza, es habitual que dentro del seno de las propias marcas líderes no se den los pasos que serían necesarios para evolucionar porque aquellos equipos que durante años han liderado la estrategia anterior no están dispuestos a cambiarla y comunicar que el nuevo segmento sin espejo es igual o mejor que los llevan años desarrollando como vanguardia. 

En los próximos años veremos si Sony consigue mantener la tendencia o si los nuevos sistemas sin espejo de Canon y Nikon convencen a los usuarios avanzados y profesionales, porque son ellos quienes tienen la llave del mercado fotográfico del futuro.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Sony, Canon, Nikon

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.