Logo Computerhoy.com

Científicos encuentran la cura para la resaca

Resaca

Gracias a este probiótico no solo han acortado el tiempo de recuperación tras la ingesta de alcohol, sino que también redujo la cantidad de alcohol que se absorbe en el cuerpo.

Si odias la resaca y te has levantado muchas mañanas donde no podías ni con tu cuerpo, te va a interesar este avance científico donde una serie de investigadores adelantan que han encontrado una cura para la misma.

En concreto, han sido un equipo de científicos chinos quienes han descubierto un probiótico para ayudarte a superar la resaca de forma mucho más rápida.

Para ello han creado el probiótico oral hADH1B “que es capaz de ayudar a descomponer el alcohol en el tracto intestinal, reduciendo así los efectos dañinos del consumo”, se puede leer en un estudio publicado en el en Journal of Microbiology Spectrum, vía Ladbible.

Para demostrar este avance, primero probaron este probiótico en un grupo de ratones que habían bebido alcohol.

Una hora después del desafío con el alcohol, los ratones se colocaron en una pasarela de ejercicio y les controlaron cada 15 segundos para ver qué tan rápido se recuperaban de los efectos del alcohol.

El reflejo de enderezamiento se usó como criterio para determinar la embriaguez. Brevemente, cada ratón se colocó boca arriba en el suelo con el abdomen y las extremidades hacia arriba. Si el ratón no podía darse la vuelta en 30 segundos, se consideró que había perdido su reflejo normal de enderezamiento”, explican.

“El punto de tiempo en el que se perdió el reflejo de enderezamiento se definió como el punto de embriaguez, y la duración entre el primer trago y la embriaguez se tomó como el tiempo de tolerancia al alcohol”, aclaran.

Resultados de las pruebas

Tras ello, los investigadores encontraron que los ratones que habían tomado el probiótico recuperaron su capacidad de ejercicio después de unas 5,5 horas, mientras que los ratones que no habían tomado el probiótico tardaron unas 6,4 horas.

Además, una cuarta parte de los ratones que habían tomado el probiótico, no perdieron su reflejo de autoenderezamiento y se ejercitaron durante todo el proceso, mientras que el resto de ratones que no habían tomado este probiótico perdieron su capacidad locomotora después de beber alcohol.

Así que este probiótico no solo redujo la cantidad de alcohol que absorbe el cuerpo, sino que también aumentó el tiempo que el huésped puede tolerar el alcohol, además de acortar el tiempo de recuperación: “creemos que los probióticos modificados genéticamente proporcionarán nuevas ideas para el tratamiento de enfermedades del hígado. Estamos entusiasmados con la mejora de los probióticos recombinantes en el daño hepático e intestinal agudo inducido por el alcohol”, dijo Meng Dong.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Salud

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.