Logo Computerhoy.com

Compra un detector de metales en oferta y encuentra una pepita de oro del tamaño de un balón de fútbol

Foto del redactor Juan Antonio Pascual Estapé

Redactor Colaborador

Se compra un detector de metales en oferta y encuentra una pepita de oro del tamaño de un balón de fútbol
Foto del redactor Juan Antonio Pascual Estapé

Redactor Colaborador

La fiebre del oro está de vuelta, y con hallazgos como este, quién no se anima a intentarlo...

Un anónimo ciudadano australiano decidió buscar oro en sus ratos libres. Se compró un detector de metales de los baratos, y en unos días encontró una pepita de oro de casi 5 Kilos de peso.

En tiempos de crisis e inflación el oro es un valor refugio. Los ricos sacan su dinero del banco o la Bolsa, y lo invierten en oro. Así que es lógico que ahora su precio esté batiendo récords.

Esto ha hecho que muchos australianos hayan decidido recuperar la vieja fiebre del oro. En el estado de Victoria está el Triángulo Dorado, una zona entre las localidades de Ballarat, Bendigo, y St Arnaud, en donde aún están ocultos en las minas más de 2 millones de Kilos de oro, según el medio local 9News.

Una pepita de oro como un balón de fútbol

Hacia allí enfiló su coche este afortunado ciudadano de la zona, del que no conocemos el nombre. Se compró un detector de metales de 800 euros, que parece caro pero es de los modelos más baratos, y además estaba en oferta.

No sabemos el tiempo que estuvo buscando, pero volvió a casa con una pepita de oro del tamaño de un balón de fútbol: 

pepita de oro

Sabía que había encontrado algo gordo, así que lo llevó a Lucky Strike Gold, la tienda favorita de los buscadores de oro de la zona.

Cuando se la enseñó al dueño le preguntó: "¿Cree que esto vale 10.000 dólares?",  y el experto le respondió: "Creo que vale más de 100.000...".

"Oh, wow, mi mujer se va a poner muy contenta", es lo único que supo decir el anónimo afortunado.

La tasación determinó que la roca pesa 4,6 Kilos, y contiene unos 2,6 Kilos de oro. La propia tienda se la ha comprado por unos 150.000 euros. Tiene más valor que el peso del oro, al ser una pepita tan grande.

Es un hallazgo único en la vida. La mayoría de los buscadores de oro australianos dedican años para sacarse apenas unos miles de dólares. Pero esta pepita de oro del tamaño de un balón de fútbol, encontrada con un detector de metales de los baratos, seguro que vuelve a reactivar la fiebre del oro en el Triángulo Dorado de Australia.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Viral, Curiosidades