Logo Computerhoy.com

Los 10 fracasos más estrepitosos de la historia de la NASA

Foto del redactor Clara Luengo Ramos

Redactora Colaboradora

Logo NASA Falcon 9
NASA
Foto del redactor Clara Luengo Ramos

Redactora Colaboradora

La NASA es una de las agencias espaciales con más prestigio. Pero pese a la cantidad de profesionales que trabajan en esa organización, ha habido varias misiones que han acabado en auténticos fracasos.

En el mundo de la ciencia, la precisión es uno de los elementos más importantes. No solo para obtener los resultados deseados, sino también para llevar a cabo cualquier labor de forma segura. 

Y cuando se trata de temas relacionados con las misiones espaciales, es incluso más importante que todo se lleve a cabo de forma adecuada, y que no haya ningún desliz durante toda la preparación y procedimientos.

A fin de cuentas, en todas las misiones espaciales se invierte muchísimo dinero, generalmente millones, y también años de trabajo sin pausa. Por ello, cualquier fallo haría que todo ese esfuerzo cayera en saco roto. 

7 series asiáticas de terror que puedes ver en Netflix, HBO y Prime Video

7 series asiáticas de terror que puedes ver en Netflix, HBO y Prime Video

Si te gusta el cine asiático y el género de terror, entonces toma nota de estas series de miedo llegadas de Corea del Sur, Japón, India y otros países de Asia.

Leer la lista

Y en muchas misiones también hay tripulación a bordo. Por supuesto, las vidas y la salud de los astronautas son extremadamente importantes, así que todos los que colaboran en la misión tienen la labor de mantenerlos a salvo. 

Generalmente esto hace que la mayoría de misiones espaciales salgan adelante tal y como se había planeado, sin sobresaltos ni accidentes que impidan realizar tareas o acabar en catástrofe

Pero como todo en esta vida, no siempre sale bien. A lo largo de la historia de las misiones espaciales ha habido numerosos fracasos estrepitosos. Muchos fueron inesperados, pero otros podrían haberse prevenido. 

Índice de contenidos

  1. Telescopio Espacial Hubble
  2. Space Shuttle Challenger
  3. Space Shuttle Columbia
  4. Apolo 1
  5. Mariner 1
  6. Vanguard TV-3
  7. Satélite Glory
  8. Mars Climate Orbiter
  9. Mars Polar Lander
  10. NOAA-19

Para desgracia de la NASA, esta agencia espacial está muy familiarizada con los fallos estrepitosos. En sus décadas de historia han logrado grandes éxitos para la humanidad, pero también han cometido errores verdaderamente sorprendentes. 

Un solo fallo puede ser la diferencia entre la vida y la muerte de los astronautas, entre el éxito y el fracaso de una misión que ha costado millones y ha consumido años y gran cantidad de recursos. 

Así pues, vamos a hacer un repaso de los diez fracasos más estrepitosos que ha sufrido la NASA desde sus inicios. teniendo en cuenta tanto los proyectos que nunca salieron adelante como los que acabaron en tragedia. 

Telescopio Espacial Hubble

En un momento u otro todos hemos oído hablar del Telescopio Espacial Hubble. A lo largo de varias décadas ha obtenido información muy importante sobre el universo, y nos ha proporcionado imágenes muy bellas sobre el cosmos. 

Lo cual implica que el telescopio está en funcionamiento, y llamarlo un gran fracaso suena casi contradictorio precisamente por ese motivo. Pero aunque muchas personas lo han olvidado, inicialmente el Hubble fue un verdadero desastre

Telescopio Hubble

NASA

En principio, el viaje del telescopio al espacio fue tal y como se planeaba. Pero en cuanto se activó por primera vez, se comprobó rápidamente que no todo había salido como se esperaba. Los científicos trataron de capturar las primeras imágenes y, para vergüenza de la NASA, todo lo que pudo verse fueron borrones. 

Y rápidamente se verificó que no se trataba de un fallo momentáneo, sino de un problema grave. Uno de los espejos del Hubble, esenciales para obtener imágenes a través del telescopio, tenía un defecto de fabricación mínimo, de tamaño microscópico.

¿Cuál es el mejor disco SSD? Guía para compra el mejor modelo de 2022

¿Cuál es el mejor disco SSD? Guía para compra el mejor modelo de 2022

Esta guía que hemos preparado con características, comparativas y mejores opciones por rango de precio te ayudará a elegir el mejor SSD (tanto interno como externo) para tu dispositivo.

Lee la guía

Pero era suficiente para que no funcionase correctamente. Y la conclusión era que las imágenes que obtenía el Hubble aparecían totalmente borrosas, haciéndolas inservibles. Lo cual, en un proyecto tan relevante, fue un verdadero desastre. 

Debido a que el telescopio ya estaba en órbita, y a la delicadeza de su construcción, no era posible desmontar el espejo y cambiarlo por otro funcional. Tuvieron que pasar más de tres años para poder alcanzar una solución. 

Para ello, varios astronautas realizaron un paseo espacial y montaron una nueva estructura en el telescopio. Esa estructura estaba destinada a corregir la distorsión generada por el espejo defectuoso. 

Durante tres años, el telescopio apenas pudo utilizarse, y el proyecto estuvo a punto de darse por perdido. Por suerte la nueva estructura ayudó a salvar la situación, y desde entonces el Hubble ha funcionado correctamente, enviando imágenes y datos de todo el universo a la NASA. 

Space Shuttle Challenger

De entre todos los grandes fracasos de la NASA, probablemente los relacionados con el Programa Space Shuttle son los peores. Los problemas en las misiones de estas naves fueron comunes, y con frecuencia extremadamente graves

Y es que para desgracia de la NASA, el Programa Space Shuttle tiene el vergonzoso mérito de ser el programa espacial que más muertes ha causado globalmente desde que comenzamos a enviar astronautas al espacio. 

Explosión del Space Shuttle Challenger de la NASA
NASA

Probablemente la peor tragedia causada por los Shuttle es la del transbordador Challenger en el año 1986. La misión iba a ser televisada desde el principio, y había muchísima expectación, ya que además de los astronautas profesionales iba a bordo una profesora de colegio. 

Por lo que aparte de la audiencia habitual, había muchísimas personas esperando a ver cómo esa civil, una persona normal y corriente como todos ellos, lograba visitar el espacio en compañía de varios profesionales. 

No obstante, la ilusión duró muy poco. El cohete despegó, aparentemente sin problemas, y desde el centro de control parecían tranquilos. Pero en menos de un minuto se detectaron varias vibraciones anormales, y pocos segundos después el cohete explotó. 

Como es de esperar, le costó la vida a toda la tripulación. Y por si no fuera suficientemente malo que la tragedia se televisara en directo, a la NASA le esperaba una noticia incluso peor sobre el accidente. 

Y es que podrían haberlo evitado. Varios ingenieros habían detectado un problema en unas juntas, y redactaron un informe para alertar a los altos mandos de la NASA de que el lanzamiento acabaría en tragedia si se llevaba a cabo en un día de bajas temperaturas. 

Pero fueron ignorados completamente, la seguridad se dejó de lado en favor de intereses económicos. Y en consecuencia, se perdieron varias vidas. Desde luego, es una lección que la NASA nunca olvidaría. 

Space Shuttle Columbia

Años después de la tragedia del Challenger, concretamente en el año 2003, Estados Unidos tuvo que vivir otra tragedia espacial en directo. Aunque durante la mayoría de la misión, todo parecía ir bien. 

Una pequeña pieza del aislamiento del cohete se separó durante el lanzamiento, algo que ocurría con frecuencia, pero el despegue salió bien. Una vez en el espacio, los astronautas llevaron a cabo su misión sin problemas, y eventualmente se prepararon para volver a la Tierra

Tripulación del Space Shuttle Columbia de la NASA
NASA

Pero reentrada sería precisamente el momento donde todo saldría mal. Esa pieza del aislamiento térmico que se había separado de la nave durante el despegue había golpeado una de las alas de la nave al caer. 

Xiaomi Mi 10T Pro

Xiaomi Mi 10T Pro

Este móvil de Xiaomi es probablemente uno de los más completos de su catálogo, con potencia excepcional y además 5G y WiFi 6.

Cómpralo al mejor precio

La NASA pensaba que el daño era mínimo, y que no causaría problema alguno, pero se equivocaron. El golpe había dañado una sección del aislamiento térmico de la nave, y aunque el impacto solo había dañado una zona pequeña, fue suficiente para que acabase en tragedia. 

Durante la reentrada del Shuttle, la nave tuvo que afrontar temperaturas altísimas mientras atravesaba la atmósfera. Y la zona dañada no lo soportó. El ala empezó a desintegrarse, causando que toda la nave se desestabilizase y se partiera. 

Por supuesto, todo acabó hecho pedazos, y los siete astronautas que iban a bordo perdieron la vida. Aun si hubieran sido conscientes de la gravedad del daño, no habrían podido repararlo en el espacio. Básicamente, el diseño de la nave les había condenado. 

Apolo 1

Las cosas nunca suelen salir bien a la primera, y es algo que cualquier persona esperaría en circunstancias normales, pero no en proyectos espaciales. Los pequeños errores son de esperar, pero hay fallos tan serios que se convierten en una tragedia que todo el mundo quiere olvidar. 

Llevar al ser humano a la Luna nunca se planteó como un trabajo fácil, pero miles de expertos trabajaron duro en el proyecto, y confiaban en poder solucionar cualquier problema. 

Astronautas del Apolo 1
NASA

Por desgracia para la NASA, las misiones del Programa Apolo empezaron con muy mal pie. La misión Apolo 1 fue la primera misión tripulada de ese proyecto, y tenía como objetivo alcanzar la órbita baja de la Tierra. 

Únete a Disney y ahorra dos meses con la suscripción anual

Únete a Disney y ahorra dos meses con la suscripción anual

Disney+ sigue estrenando novedades, como su canal STAR. Si te das de alta en la suscripción anuales, ahorrarás el equivalente a dos meses con respecto a la suscripción mensual.

Darse de alta

Pero un fallo eléctrico durante una de las sesiones de pruebas finales hizo que ni siquiera lograran despegar. Ese fallo causó un incendio en el módulo principal de la nave, y los tres astronautas que iban dentro fallecieron

La NASA ni siquiera tuvo oportunidad de rescatar a sus astronautas. La cabina de la nave estaba repleta de materiales muy inflamables, y la atmósfera interior era alta en oxígeno. Además, la presión interna hizo imposible abrir la escotilla. 

Esa combinación de factores hizo que el fuego se extendiera rápidamente, condenando a los astronautas. Al ser una sesión de pruebas, la NASA no tenía preparados muchos protocolos de emergencia, pero tras este desastre aprendieron la lección. 

Mariner 1

Hace varias décadas las agencias espaciales decidieron trabajar en numerosas sondas equipadas con instrumentos destinados a obtener información sobre el sistema solar y el resto del universo. 

Sonda Mariner 1
NASA

En el caso de la NASA, sus primeras experiencias con sondas espaciales ocurrieron gracias al Programa Mariner. Las sondas Mariner tenían como objetivo acercarse a varios planetas del sistema solar, y recoger datos e imágenes sobre los mismos

Pero al igual que ocurrió con el Programa Apolo, las Mariner no estaban destinadas a tener éxito en su misión desde el primer intento. Varias sondas fallaron durante diversas etapas del despegue, haciendo que acabasen inutilizadas o hechas pedazos. 

Qué iPad me compro en 2022: guía para elegir la tablet de Apple adecuada para ti

Qué iPad me compro en 2022: guía para elegir la tablet de Apple adecuada para ti

Contamos qué opciones tienes si quieres comprar un iPad en 2021, Apple ha renovado la gama de tablets y la oferta se ha ampliado, aquí conocerás todos los modelos y sus características.

Lee la guía

Sin duda alguna, el caso más llamativo a la par que vergonzoso dentro del Programa Mariner es el de la sonda Mariner 1. Esa nave tenía como destino el planeta Venus, pero no logró siquiera salir de la Tierra. 

¿La razón? El cohete que cargaba con la Mariner 1 tuvo varios errores en sus sistemas de navegación y se desvió muchísimo. El riesgo de impacto en zonas habitadas era alto, así que la NASA tuvo que destruir la nave en el aire. 

A priori, un error en los sistemas de navegación no debería ser motivo de vergüenza. Pero este caso es distinto. La teoría más aceptada es que alguien transcribió mal uno de los algoritmos de navegación, omitiendo un símbolo matemático. Y ese simple fallo hizo que toda la misión se fuera al traste. 

Vanguard TV-3

Quien eche un vistazo a los comienzos de la NASA, podrá ver numerosos fracasos durante las primeras misiones de la agencia. La inexperiencia, como es de esperar, no jugaba en favor de ningún proyecto.

Explosión de Vanguard TV-3
NASA

Además la agencia tenía mucha presión encima ante la competencia de la URSS en la carrera espacial. Por eso, era bastante común que si una agencia intentaba hacer algo, la otra lo replicase. 

Cuando la URSS puso por primera vez en la historia dos satélites en órbita sin ninguna dificultad, la NASA decidió intentarlo también. Diseñaron su propio satélite, el Vanguard TV-3, equipado con algunos instrumentos para estudiar la órbita terrestre. 

Y el 6 de diciembre de 1957 se prepararon para llevarlo al espacio. Todo estaba listo en la plataforma del lanzamiento, y el centro de control comenzó el despegue. El cohete se alzó durante un par de segundos y, a poco más de un metro del suelo, cayó a plomo.

Sin siquiera poder alzar el vuelo debidamente, los propulsores habían fallado. El cohete se estrelló contra la plataforma de lanzamiento, dañando la estructura y dejando la nave hecha pedazos

El satélite sobrevivió, aunque demasiado dañado como para usarse de nuevo. Había mucha expectación en todo el país por la expectativa de competir contra la URSS, por lo que, para desgracia de la NASA, el lanzamiento había sido televisado. Y todo el país pudo ver cómo fallaban en directo.

Satélite Glory

La exploración espacial no se centra solo en observar y aprender sobre el universo que nos rodea. A menudo también se planean misiones cuyo objetivo es comprender mejor el planeta en el que vivimos.

Satélite Glory de la NASA
NASA

Dentro de estas misiones, algunas de las más comunes son las destinadas a estudiar la atmósfera de la Tierra. El satélite Glory se diseñó justo para eso, e iba cargado de herramientas para tomar datos de la composición atmosférica, los ciclos del carbono y el agua…

Xiaomi Mi Band 5

La nueva pulsera inteligente de Xiaomi cuenta con sensores mejorados para medir pasos, distancias y calidad del sueño. También, nuevas opciones de salud y la deseada carga magnética.

Es una tarea esencial, especialmente para poder supervisar la evolución del cambio climático, y muchas agencias han creado satélites similares. El Glory de la NASA iba a unirse a ellos en 2011, pero las cosas no salieron bien. 

A lo largo del lanzamiento hay varias partes del cohete que deben separarse para aligerar peso. Pero en vez de eso el cono frontal simplemente se quedó donde estaba. Y el cohete no pudo levantar toda la carga.

Como consecuencia, el cohete que llevaba el satélite Glory a bordo cayó y se estrelló en el océano, echando a perder toda la misión. Solo contando lo que costaba el satélite, la NASA perdió 424 millones de dólares en un solo día

Mars Climate Orbiter

A finales de los 90 la NASA decidió centrar sus esfuerzos en nuestros planetas vecinos, especialmente en Marte. Había mucho que estudiar del planeta rojo, así que se preparó un proyecto para ello. 

Mars Climate Orbiter
NASA

La primera parte del proyecto dependía del Mars Climate Orbiter, un satélite que orbitaría el planeta rojo para recopilar y analizar datos de su atmósfera, su clima y su superficie. A la NASA le interesaba sobre todo estudiar los cambios que pudieran producirse en el planeta.

En noviembre de 1999, el Mars Climate Orbiter se aproximó a Marte, y se preparó para entrar en una órbita estable en torno al planeta. Para ello, debía quedarse a una distancia mínima, a más de 200 km de altura de la superficie. Esto evitaría que la atmósfera dañase el satélite, y que la gravedad tirase del satélite hasta estrellarlo en Marte.

Esto es lo que sabemos (y esperamos) de los nuevos iPhone 12

Esto es lo que sabemos (y esperamos) de los nuevos iPhone 12

A un día de que se presente el iPhone 12, hay muchos detalles que se dan por confirmados y aún bastantes preguntas por responder, aquí tienes toda la información.

Leer la noticia

Pero cuando empezaban las maniobras de inserción en órbita, las comunicaciones fallaron. Pasaron las horas y la NASA, por mucho que lo intentaba, no lograba recuperar el contacto con el Mars Climate Orbiter. Finalmente lo dieron por perdido

Tras una investigación a fondo, la NASA determinó que el satélite se había acercado demasiado al planeta y había ardido en la atmósfera. Y todo se debía a un error bastante ridículo: en los cálculos de la maniobra, alguien olvidó convertir los datos del sistema imperial al sistema métrico internacional.

Mars Polar Lander

En la misma misión del Mars Climate Orbiter había otros dispositivos con tareas similares a la de ese satélite. Uno de ellos era el Mars Polar Lander, un módulo que debía aterrizar en la superficie de Marte para realizar sus tareas de investigación.

Su objetivo principal era buscar hielo en el planeta, y estudiar la posible presencia de agua en la superficie. También analizaría la geografía y la topografía de Marte, y combinaría toda la información para ayudar a comprender la historia del planeta rojo. 

Mars Polar Lander
NASA

Tras el estrepitoso fracaso del Mars Climate Orbiter, la NASA tenía todas sus esperanzas puestas en el Polar Lander. Aunque no iba equipado con los mismos instrumentos del satélite, era igualmente capaz de enviar información muy valiosa.

En diciembre de 1999, pocas semanas después del fallo del Climate Orbiter, el Polar Lander entró en la atmósfera marciana. Pero poco después, la NASA perdió el contacto y no pudo recuperarlo. 

Todo apunta a que un fallo de software hizo que los cohetes de deceleración se apagasen demasiado pronto. Lo que hizo que el Polar Lander se estrellase a toda velocidad contra la superficie, quedando destrozado. 

NOAA-19

Cuando hay problemas con alguna misión espacial, los errores y accidentes suelen ocurrir una vez que la nave está fuera de la Tierra, o durante el proceso de despegue. A fin de cuentas, lo lógico sería pensar que una nave debe de estar en funcionamiento para que tenga oportunidad de fallar

NOAA 19 de la NASA
NASA

Pero el NOAA-19, un satélite climático que estudiaría la atmósfera y los océanos de nuestro planeta, destaca como una excepción bastante curiosa a esa regla. Y es que el “accidente” que vivió no es algo que nadie esperaría de una organización con tanta reputación como la NASA. 

Básicamente, el satélite se cayó al suelo cuando todavía estaba en la fábrica. Los satélites suelen ser muy grandes, a menudo del tamaño de un autobús, y lógicamente pesan cientos o incluso miles de kilos. 

¿Habrá que cambiar de TV para aprovechar PS5 y Xbox Series X?

¿Habrá que cambiar de TV para aprovechar PS5 y Xbox Series X?

Aún no conocemos el precio de las consolas, ni la fecha de lanzamiento definitiva, pero el interrogante no es sólo qué consola de nueva generación comprar, sino si tendremos que comprar un nuevo TV para sacarle todo el partido. 

Saber más

Cada vez que hay que mover un satélite, se hace con muchísimo cuidado, fijándolo a plataformas mediante tornillos muy resistentes. Pero alguien en la fábrica retiró los tornillos sin anotarlo en los informes.Y cuando otros técnicos tenían que mover el NOAA, olvidaron revisar que los tornillos estuvieran donde debían. 

Así que, cuando lo giraron, el satélite cayó al suelo desde la plataforma elevada en la que estaba. El golpe fue un verdadero destrozo, y varias partes del satélite quedaron inutilizadas. Las reparaciones retrasaron mucho la misión, y costaron en torno a 135 millones de dólares. 

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.