Skip to main content

Doble cámara en móviles, qué tipos existen y cómo funcionan

Redacción Computer Hoy

02/11/2017 - 07:50

Doble cámara en móviles, qué tipos existen y cómo funcionan

Los dispositivos móviles y la fotografía llevan ya algún tiempo formando un binomio inseparable, hasta el punto de que esta unión está condenando a la desaparición de las cámaras digitales compactas tradicionales que ya no tienen cabida entre un público que prefiere comprar un móvil que tenga una buena cámara, a llevar encima otro dispositivo.

Las cámaras de los smartphones se han convertido en una de las piezas clave en la elección de un móvil, por eso los fabricantes se han volcado en el desarrollo de nuevas tecnologías para ofrecer mejores prestaciones fotográficas para sus móviles. La doble cámara es unas de las últimas tendencias tecnológicas en llegar, a pesar de que los fabricantes llevan ya casi un lustro desarrollando este tipo de cámaras.

El desarrollo de los sistemas de doble cámara ha tomado caminos muy diferentes, obteniendo resultados similares para obtener determinados efectos, y muy diferentes en otros aspectos más específicos.

Ahora que la doble cámara ha dejado de ser una característica exclusiva de los terminales de gama y que fabricantes como Motorola han incluido la doble cámara en modelos con un precio más accesible para la mayoría de los usuarios como es el caso del Moto G5s Plus, llega el momento de saber más detalles sobre qué tipos de doble cámara existe y cómo funcionan los sistemas de doble cámara.

Los smartphones de Motorola al mejor precio Amazon

A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber sobre la doble cámara en los smartphones y qué tipo es mejor para hacer mejores fotos con poca luz, para hacer zoom sin perder calidad o para captar mejor todo los que te rodea.

Computerhoy.com para Moto.

Doble cámara con distinta apertura

Doble cámara con distinta apertura

El primero de los sistemas de doble cámara que te vamos a mostrar es uno de los sistemas más lógicos para usar una doble cámara ya que cada juego de lentes que forma el conjunto cuenta con unos ángulos de apertura diferentes, que se suman para conseguir mayor campo visual. El resultado es que tus encuadres podrán incluir más elementos, sin tener que cambiar de cámara.

En este tipo de configuraciones de doble cámara en las que el objetivo es conseguir mayor apertura para lograr encuadres más amplios se utiliza una cámara del mismo tipo que la que podrías encontrar en cualquier smartphone de una sola cámara, y que tiene una apertura aproximada de entre 70 y 80°, mientras que una segunda cámara cuenta con una apertura de gran angular muy superior a la media, llegando a aperturas de más de 125°.

Con la combinación de estas dos lentes se logran dos cosas: mejores fotos panorámicas en un solo disparo y un zoom óptico de mejor calidad.

Este sistema de doble cámara te permite obtener imágenes con un ángulo visual más cercano al que ves con tus ojos, que se sitúa en torno a los 180° de ángulo de visión periférica.

De este modo, obtendrás la misma calidad al hacerle un retrato a tu mascota con el plano más cerrado que proporciona la cámara con menor ángulo de apertura, que al tomar la foto de un paisaje o un monumento en el que podrás incluir todos los elementos que ves en una sola foto.

Moto G5 frente al Moto G5 Plus: comparativa con análisis

Por otro lado, la combinación de ambas lentes permite obtener un zoom óptico de mayor calidad ya que se utiliza la cámara con menor apertura para captar más detalles de la zona que se desea ampliar.

El uso de dos cámaras diferentes también permite establecer mejor la profundidad de campo, de forma que el procesador puede establecer mejor las distancias entre los diferentes elementos de la escena y permite realizar desenfoques selectivos para acentuar el llamado efecto Bokeh en el que se desenfoca todo lo que esté por detrás del elemento principal.

Un sensor RGB y otro monocromo

Un sensor RGB y otro monocromo

Otra de las configuraciones que podemos encontrar en los móviles con doble cámara es la que, en lugar de usar lentes diferentes, optan por usar sensores fotográficos distintos para captar la foto, de forma que ambos sensores trabajan de forma conjunta para una obtener una imagen final de mayor calidad.

Los smartphones que utilizan este tipo de doble cámara, como el Moto G5s Plus, utilizan el mismo juego de lentes en ambas cámaras, pero el sensor que montan tras estas es totalmente diferentes. En una de ellas se monta un sensor a color cuya misión es captar los colores y formas que formarán la foto, mientras que el segundo sensor es monocromo y su misión es captar los detalles en la iluminación de la escena.

Después, ambas imágenes se unen mediante un sofisticado software obteniendo fotografías con un mejor rango dinámico y un contraste más marcado gracias a la intervención del segundo sensor monocromo dedicado.

Este sistema de doble cámara proporciona unos resultados espectaculares en fotos en blanco y negro gracias a la riqueza de tonos que permite la captura del sensor secundario.

Moto G5S Plus, análisis y opinión

La tecnología de doble cámara que monta el Moto G5s Plus también destaca en el modo retrato ya que su sensor monocromático se encarga de detectar la profundidad de campo de la escena e influye de forma decisiva para crear el efecto Bokeh en tus retratos, aplicando un suave efecto de desenfoque en el fondo de las fotos.

Para que la calidad de las imágenes no se vea afectada, es muy importante que los sensores cuenten con una buena resolución por ese motivo en el Moto G5s Plus se ha optado por un sensor de 13 megapíxeles tanto para el sensor RGB, como para el monocromo.

Dos lentes con diferente distancia focal

Dos lentes con diferente distancia focal

El último sistema de doble cámara que te mostramos es uno de los primeros sistemas que se utilizaron en un smartphone allá por 2014, aunque no recibió el impulso definitivo que necesitaba hasta el año pasado, cuando Apple lo introdujo en su iPhone 7 Plus.

Este sistema utiliza dos juegos de lentes que funcionan con distancias focales diferentes, en lugar de hacerlo con aperturas distintas como sucedía en el tipo de cámara que te indicábamos al principio.

En este caso, una de las cámaras ofrece unas lentes de gran angular con una distancia focal equivalente a unos 28 mm en una cámara réflex tradicional, mientras que a su lado se monta una óptica más larga con una distancia focal de unos 56 mm, justo el doble que la primera.

De ese modo, resulta muy sencillo obtener un zoom óptico de 2 aumentos ya que es la diferencia entre ambas cámaras, logrando una excelente nitidez al ampliar un detalle de la foto. En realidad, no se está realizando un recorte de la foto, como sucede en el zoom digital, sino que es una ampliación real gracias a que la segunda cámara ofrece el doble de distancia focal.

Moto Z2 Force, potente, resistente y con cámara dual

Al igual que el resto de las configuraciones de doble cámara, la presencia de un segundo sensor permite captar la profundidad de los objetos de una forma mucho más precisa, haciendo que, al combinarlas, se pueda definir con más exactitud la profundidad de campo de la imagen, haciendo que el sujeto de la foto esté perfectamente nítido y enfocado, mientras que todo lo que aparece delante o detrás vaya perdiendo nitidez haciéndolo destacar de forma espectacular.