Moto G5S Plus, análisis y opinión

Lo mejor

  • Diseño metálico de alta calidad
  • Gestos en el lector de huellas
  • Pantalla de muy buena calidad
  • Interfaz Android casi pura
  • Batería de larga autonomía

Lo peor

  • Velocidad de disparo con la cámara
  • Editor de profundidad por pulir
  • Conector microUSB
  • Sin LED de notificaciones
Moto G5S Plus

Moto G5S Plus Motorola

Nota de análisis

81
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 7.1.1
    Tamaño 5.5 pulgadas
    Resolución 1920x1080
    Cámaras 13.0/8.0 mpx
    Capacidad 3000 mAh
    Memoria Interna 32 GB
La renovación de un superventas

Renovarse o morir. El nuevo Moto G5S Plus se presenta en este análisis con un diseño remozado, totalmente metálico, una doble cámara que promete mucho juego y unas especificaciones a nivel de hardware que ya han demostrado tener un fantástico rendimiento anteriormente.

Motorola ha lanzado en lo que va de año nada menos que cuatro versiones de su teléfono más icónico, el Moto G. Se trata de un modelo especialmente popular en España, hasta el punto de que año tras año se cuela en la lista de los móviles más vendidos, fundamentalmente por su buena relación calidad precio.

El éxito de ventas ha reforzado enormemente la reputación de la familia Moto G, de manera que son muchos los que se lo recomiendan a familiares y amigos que van a la caza de un "chollo" a la hora de adquirir un smartphone. Y es que el boca a oreja también funciona como los ángeles en el univeso de los teléfonos móviles.

Motorola -ahora bajo el paraguas de Lenovo- intenta exprimir al máximo una fórmula que funciona. Por eso tenemos ya a la venta cuatro versiones de la misma generación: la idea es que cualquier consumidor que busque un móvil dentro de la gama media encuentre un Moto G que se ajuste a sus gustos y necesidades.

Oliver Ebel (Lenovo Mobile): “Nuestro objetivo es convertirnos en el jugador número tres en la industria del smartphone”

Detrás de todo esto se esconde la filosofía de Motorola de simplificar su catálogo de smartphones, algo que han comenzado a hacer algunos fabricantes ante la infinita avalancha de modelos y nombres entre los que es a menudo difícil encontrar diferencias. Una marca reconocida, bien reputada, es una inmejorable puerta de entrada. 

Al fondo el Motorola MicroTAC Executive (1993), en primer plano el Moto G5S Plus (2017)

El catálogo de Motorola se configura esencialmente alrededor de cinco categorías. En la cúspide se encuentran los Moto Z, equipados con las mejores especificaciones del mercado y un innovador diseño modular que pone al alcance del usuario opciones tan atractivas como utilizar su smartphone como si fuera una videoconsola o equiparlo con una cámara 360.

A continuación se posiciona la familia Moto X con el recién anunciado X4, un modelo que se enmarca en la gama media más exclusiva y promete contentar a todos aquellos que buscan un gran smartphone en todos los sentidos sin tener que gastarse una fortuna.

Alberto Ruano (Lenovo): “Hemos crecido a nivel de producto y organización”

La gama media es terreno abonado para el Moto G, incluido por supuesto el Moto G5S Plus de este análisis, mientras que por debajo se sitúan tanto los Moto E como los Moto C, éstos últimos más enfocados en mercados emergentes.

Pero, ¿qué novedades trae el Moto G5S Plus respecto a sus "hermanos"? A continuación examinamos todos los detalles, ventajas y contratiempos de este smartphone para intentar descifrar si estamos ante el mejor móvil de gama media del mercado.

 Moto G5S PlusMoto G5SMoto G5 PlusMoto G5Moto G4 PlusMoto G4
Pantalla5,5"5,2"5,2"5"5,5"5,5"
Resolución1920x10801920x10801920x10801920x10801920x10801920x1080
 ROM32 GB32 GB32 GB16 GB16 GB16 GB
RAM3 GB3 GB3 GB2/3 GB2 GB2 GB
ProcesadorSnapdragon 625Snapdragon 430Snapdragon 625Snapdragon 430Snapdragon 617Snapdragon 617
Lector HuellasSí (Frontal)Sí (Frontal)Sí (Frontal)Sí (Frontal)Sí (Frontal)No
Dimensiones153,5 x 76,2 x 8 mm150 x 73,5 x 8,2 mm150,2 x 74 x 7,7 mm144,3 x 73 x 9,5 mm153 x 76,6 x 9,8153 x 76,6 x 9,8
Peso168 g157 g155 g145 g155 g155 g
Cámara PrincipalDual 13 MP16 MP12 MP13 MP16 MP13 MP
Cámara Frontal8 MP5 MP5 MP5 MP5 MP5 MP
Grabación Vídeo4KFHD4KFHDFHDFHD
FlashDoble LEDLEDDoble LEDLEDDoble LEDDoble LED
Batería (Carga rápida)3.000 mAh (Sí)3.000 mAh (Sí)3.000 mAh (Sí)2.800 mAh (Sí)3.000 mAh (Sí)3.000 mAh (Sí)
Precio299€249€279€199€ 180€269€ 175€199€ 155€

 

Diseño metálico para los amantes de los grandes formatos

Los smartphones con pantallas de gran pulgada son una realidad con mucho presente y todavía más futuro según todos los analistas, ya que los estudios coinciden en señalar que cada vez se venderán más terminales de 5,5 o más pulgadas en todo el mundo, una evolución que nos ha trasladado del "menos es más" de los smartphones compactos de hace unos años a la experiencia multimedia inmersiva con pantallas cada vez más grandes.

Este Moto G5S Plus exhibe una pantalla de 5,5 pulgadas, un tamaño que no tiene ningún otro terminal de la quinta generación de Moto G. Lógico por tanto que Motorola ofreciese una alternativa en este formato, sobre todo teniendo en cuenta el tremendo éxito de los Moto G4 y Moto G4 Plus que también tenían esa misma diagonal.

Los 7 mejores móviles que sí son resistentes al agua

Las diferencias del Moto G5S Plus frente al Moto G5S, Moto G5 y Moto G5 Plus no se acaban ni mucho menos ahí. Con este nuevo modelo tenemos -por fin- un diseño completamente metálico, sin rastro de los bordes laterales de plástico tan criticados en el Moto G5 Plus. Eso le da un mayor empaque al smartphone, que tiene trasera de aluminio y en la mano rivaliza con smartphones de un rango de precios bastante superior.

Claro que no todo es perfecto en este Moto G5S Plus. Para muchos será demasiado grande, en parte por los abultados biseles de la parte frontal: sus dimensiones quedan por ejemplo por encima del Samsung Galaxy S8+ que tiene una pantaña de 5,8 pulgadas gracias a su diseño sin bordes.

Es cierto que en la gama media todavía es difícil encontrar terminales que puedan sacar pecho por el ratio de pantalla/cuerpo (la excepción podría ser el LG Q6), pero es cuestión de tiempo que esos diseños "modernos" vayan poco a poco introduciéndose en terminales asequibles.

 G5S PlusG5SG5 PlusG5G4 PlusG4
Pantalla5,5"5,2"5,2"5"5,5"5,5"
Resolución1920x10801920x10801920x10801920x10801920x10801920x1080
Dimensiones153,5 x 76,2 x 8 mm150 x 73,5 x 8,2 mm150,2 x 74 x 7,7 mm144,3 x 73 x 9,5 mm153 x 76,6 x 9,8153 x 76,6 x 9,8
Peso168 g157 g155 g145 g155 g155 g
Ratio Pantalla-Cuerpo71,3%67,6%67,1%65,4%71,2%71,2%

Otro aspecto que llama la atención del Moto G5S Plus a nivel de diseño es, sin duda, la parte trasera. Ahí los ojos se van directamente a la espectacular doble cámara que sobresale significativamente del resto del cuerpo, lo que personalmente no me entusiasma por dos razones: es más sencillo que se pueda tambalear si lo usamos sobre una superficie plana como una mesa y, además, puede ser un punto delicado ante posibles caídas importantes.

El diseño del iPhone X, un auténtico quebradero de cabeza

Por otro lado la robustez siempre ha sido una de las señas de identidad de la familia Moto G y este nuevo modelo viene con protección Corning Gorilla Glass 3 frente a pequeñas caídas, golpes y arañazos y además es resistente a salpicaduras de agua, aunque se queda lejos del grado de protección que tienen otros móviles con protección IP68. 

En el plano más estético la filosofía es idéntica a la de sus hermanos, con líneas muy redondeadas en un diseño que se hace bastante cómo de utilizar en la mano. Ahora bien, algunos elementos cambian de posición como hemos comprobado al revisar a fondo nuestra unidad para esta review del Moto G5S Plus.

En la parte frontal se ha añadido un flash LED para la cámara frontal, lo que ha obligado a cambiar la posición del sensor para selfies a la esquina superior izquierda, mientras que perdemos el LED de notificaciones antes situado en ese mismo extremo, sustituido en parte con la denominada "pantalla Moto" como veremos en el apartado relativo al software.

Debajo de la pantalla tenemos el lector de huellas, una superficie táctil que no ha cambiado respecto al resto de modelos, con algunas opciones interesantes que veremos más adelante en el apartado de software.

Trucos para mejorar la cobertura de tu móvil

En el costado izquierdo encontramos ahora la bandeja extraíble para las tarjetas, un elemento que antes se ubicaba en el borde superior. El Moto G5S Plus es un móvil dual SIM por lo que podemos introducir dos tarjetas telefónicas al mismo tiempo, o bien utilizar una tarjeta SIM y una microSD para ampliar la memoria interna del dispositivo ya que, lamentablemente, no tenemos triple ranura para tarjetas.

La botonera para controlar el volumen descansa en el costado derecho, en una posición bastante accesible y justo encima del botón de encendido/bloqueo, que presenta una textura especial para que sea más sencillo localizarlo tanto si lo tenemos en el bolsillo como si lo queremos encender en la oscuridad.

En la parte inferior encontramos, además del micrófono principal y el conector microUSB, otra de las novedades del Moto G5S Plus: un altavoz exclusivo para el sonido, algo significativo ya que en el Moto G5 Plus había que conformarse con el auricular para las llamadas.

Galería de fotosDiseño del Moto G5S Plus: álbum de fotosver las 30 fotos

En la parte trasera además del llamativo diseño de la doble cámara que examinaremos más adelante encontramos el logotipo de Motorola. Además son bastante visibles las bandas para las antenas, aunque en este color gris lunar (el teléfono también está disponible en oro rosáceo).

Pantalla Full HD de buena calidad

Como decíamos al principio de esta review el Moto G5S Plus presume de una pantalla más grande que el resto de esta generación, por lo que se orienta a aquellos consumidores que prefieren formatos grandes ya sea para el consumo multimedia de fotos y series, para disfrutar de una experiencia más inmersiva en videojuegos o simplemente por una cuestión de gusto.

La pantalla del Moto G5S Plus no cuenta con la espectacularidad que aportan los paneles OLED como el que monta el Moto Z2 Force. En líneas generales suelen ser más atractivos a ojos de los usuarios por su altísimo nivel de contraste y sus negros profundos, pero ojo: también hay paneles OLED mediocres.

IPS o AMOLED, ¿cuál es mejor?

De cualquier manera estamos ante un panel de muy buena calidad, algo que no sorprende con lo que hemos visto en anteriores terminales de la compañía. La resolución se mantiene en Full HD, por lo que tenemos una densidad media de 401 píxeles por pulgada.

Más de uno probablemente hubiera preferido una resolución más ambiciosa, pero no hay que olvidar que la resolución juega un papel fundamental en la autonomía del móvil. En el plano más práctico contamos con un nivel de contraste alto y unos colores razonablemente fieles a la realidad. Como extra podemos además cambiar la tonalidad de la pantalla através del menú de ajustes.

El nivel de brillo de la pantalla es alto por lo que podremos utilizar el smartphone en exteriores con relativa facilidad. Sin embargo en días muy soleados tocará esquivar los reflejos para poder visualizar completamente la pantalla, algo habitual dentro de los terminales de gama media.

Punto y final a los arañazos: esta pantalla se autorepara sola

La pantalla tampoco flojea excesivamente en los ángulos de visión, pero sí que echamos en falta protección oleofóbica para que nuestras huellas no se queden con facilidad marcadas en el panel. Ese pequeño contratiempo, sin embargo, se puede solventar fácilmente con un protector de pantalla.

Por otro lado contamos con un altavoz dedicado con el que la experiencia multimedia mejora respecto a pasadas iteraciones. El altavoz tiene un buen nivel de potencia y la calidad se sitúa en el rango esperado, bajando considerablemente si ponemos el volumen a tope como sucede en la gran mayoría de smartphones.

Una interfaz Android prácticamente pura

Para los amantes de Android los móviles de Motorola siempre han sido un buen aliado. La fórmula se repite en este Moto G5S Plus que apuesta por una experiencia prácticamente pura, muy similar a la que encontraríamos en un Google Pixel, pero con algunos elementos que lo diferencian del resto.

El centro de notificaciones, el cajón de las apps e incluso el menú de Google Now: todo está tal y como lo encontraríamos en un móvil Android puro. El smartphone lleva instalado de fábrica Android 7.1.1 Nougat pero tenemos garantizada la actualización a Android 8.0 Oreo.

¿Qué móviles se pueden actualizar a Android 8.0 Oreo?

Eso supone una fantástica noticia si lo comparamos con terminales de otras marcas que tienen una política de actualizaciones cuanto menos cuestionable. Con los móviles de Motorola normalmente tenemos aseguradas dos actualizaciones de Android, por lo que sobre el papel este Moto G5S Plus también recibiría Android 9.0. 

El único rastro de personalización lo encontramos en detalles tales como, por ejemplo, la aplicación de Moto, que nos permite activar una serie de atajos intuitivos a funciones muy utilizadas mediante las experiencias Moto:

  • Navegar con un botón: utiliza el sensor de huellas dactilares para navegar, ocultando los botones virtuales de navegación para aprovechar mejor la pantalla.
  • Agita dos veces para encender o apagar la linterna en cualquier momento.
  • Abre la cámara en cualquier momento, incluso con el móvil bloqueado, girando dos veces la muñeca con rapidez.
  • Activa el modo de pantalla reducida para usar más cómodamente el móvil con una mano deslizando el dedo desde el centro hacia una de las esquinas de la pantalla.
  • Silencia el móvil al coger el teléfono con la mano, lo que desactivará el sonido de las llamadas entrantes y activará la vibración.
  • Pon el teléfono boca a abajo para activar el modo no molestar con el que se silenciarán las llamadas, mensajes y notifiaciones.

Todas estas opciones se pueden activar y desactivar a nuestro gusto fácilmente en el momento que queramos y si las aprendemos a utilizar pueden mejorar mucho nuestra experiencia con el móvil, entre otras cosas para abrir la cámara de una manera muy rápida y no perdernos así la foto que queremos inmortalizar.

Otra opción interesante es la Pantalla Moto. Si la activamos podremos ver cómo la pantalla se activa de manera intermitente con el móvil en standby para mostrar las notificaciones que acabamos de recibir, una especie de Always On que no interfiere significativamente con el consumo de batería. En realidad, así se reducirán las veces que activamos toda la pantalla del móvil para ver si hemos recibido alguna notificación.

Cómo saber si tienes la última versión disponible de Android

En esta misma aplicación de Moto también podemos activar un modo de pantalla nocturna que filtra la luz azul para reducir la fatiga ocular y dormir mejor, algo recomendable que cada vez encontramos en más smartphones.

Lo que menos nos convence a nivel de software es habernos encontrado instaladas de fábrica algunas aplicaciones como Linkedin y Outlook que quizás no nos interesen demasiado y, además, no se pueden desinstalar. Todo no iban a ser buenas noticias.

Hardware y rendimiento notables

La gama media mira sin complejos a terminales de gama alta por su fantástico nivel de rendimiento en el uso cotidiano. El Moto G5S Plus repite de hecho la fórmula vista en el Moto G5 Plus con un procesador Snapdragon 625 que está acompañado por un procesador gráfico Adreno 506, 3 GB de memoria RAM y 32 GB de memoria interna, con la posibilidad de añadir una tarjeta microSD.

A nivel de especificaciones estamos ante un terminal idéntico al Moto G5 Plus, pero las diferencias son bastante significativas si lo comparamos con el Moto G4 Plus que contaba con un procesador inferior, una GPU menos potente y menos memoria RAM, lo que se nota a la hora de funcionar con varias aplicaciones en segundo plano.

La experiencia durante el tiempo que hemos tenido para realizar la review del Moto G5S Plus ha sido muy satisfactoria. El terminal se comporta de una manera muy fluida, ayudado sin lugar a dudas por una interfaz de Android prácticamente pura que no interfiere en absoluto, algo que no se puede decir de alguno de sus rivales más directos.

El rendimiento es de notable alto y mucho más que suficiente para la inmensa mayoría de usuarios. Así lo demuestran también las pruebas de rendimiento y benchmarks del Moto G5S Plus que lo colocan en una digna posición, aunque eso sí a una distancia considerable de los gama alta de este 2017.

Incluso los usuarios que exprimen el smartphone para instalar videojuegos con gráficos muy avanzados no van a quedar decepcionados con su nivel de rendimiento. Poco se le puede reprochar teniendo en cuenta el precio que tiene: si buscas la mejor experiencia del mercado necesitarás gastarte (mucho) más dinero, pero con este Moto G5S Plus no vas a sufrir cuelgues inesperados ni tiempos de carga excesivamente prolongados ni tampoco nada de lag.

Estas aplicaciones son las que hacen que tu móvil funcione más lento... ¡incluso aunque no las utilices!

Otro punto importante a favor del móvil es que no hemos detectado problemas graves de sobrecalentamiento incluso en momentos de uso muy intensivo, o al menos no superiores a móviles de su mismo rango.

El lector de huellas del Moto G5S Plus también es un elemento a destacar en el smartphone. Para empezar es bastante rápido y muy fiable, de manera que lo podemos utilizar sin miedo incluso para pagos móviles en apps.

Además, como ya vimos en la review del Moto G5 Plus, la compañía ha corregido el fallo del lector de huellas de la generación pasada: ya no hay que tener miedo a llevarlo en el bolsillo ya que cuando lo hacemos el lector se desactiva automáticamente.

Una doble cámara con luces y sombras

Basta con mirar al teléfono para entender que la cámara del Moto G5S Plus se configura como uno de sus elementos centrales. Y es que Motorola ha decidido estrenar con este modelo la doble cámara dentro de su gama más icónica con un sistema dual de 13 megapíxeles, apertura f/2.0 y doble flash LED.

Al igual que hemos visto en terminales de gama alta de Huawei contamos con un sensor RGB y otro monocromo. Al combinar la información de ambos podremos conseguir imágenes mejor iluminadas y con un mayor rango dinámico, pero en este caso no podemos disparar directamente con el sensor monocromático para realizar tomas en blanco y negro, aunque podemos editar las fotos a posteriori.

Las expectativas de cualquier manera son altas por el sobresaliente rendimiento de la cámara del Moto G5 Plus. Sin embargo, en este caso las cosas son un poco más complejas. En el aspecto positivo volvemos a contar con una cámara en la que podemos confiar en exteriores gracias a un rango dinámico bastante amplio, un contraste notable y una reproducción de colores satisfactoria.

En el modo automático la cámara además es capaz de activar el modo HDR cuando es necesario, lo que habitualmente redundará en fotografías mucho mejor iluminadas en condiciones adversas, especialmente si estamos a contraluz como podéis comprobar en el siguiente ejemplo.

Las fotografías de detalle (macro) son de gran calidad, sin nada que envidiar a sus rivales más directos y capaces de sorprender a casi todo el mundo: la diferencia respecto a smartphones de hace dos o tres años de gama media es sideral.

Pasa el ratón por encima de la imagen para ver en acción el modo profundidad

Tampoco rinde nada mal en la fotografía nocturna, siempre uno de los eslabones más débiles de la cadena en este rango de precio, consiguiendo resultados muy razonables aunque tienda a amarillear las escenas un poco más de la cuenta.

moto g5s plus

La cámara del Moto G5S Plus cuenta con un modo de profundidad en el que podemos desenfocar el fondo para resaltar personas (u objetos) en primer plano. Una especie de modo retrato (o mejor dicho, efecto bokeh) que, eso sí, se consigue de una manera bastante diferente a lo que hace la cámara del iPhone 7 Plus. Y eso se nota.

Los resultados no son todo lo naturales que nos hubiera gustado encontrar, aunque afortunadamente a lo largo del período que hemos tenido para realizar este análisis el smartphone recibió una actualización que permite elegir el grado de desenfoque: mucho mejor si apostamos por un nivel medio, ya que si forzamos la máquina la imagen quedará demasiado artificial.

Fotografía con el modo efecto de profundidad activado

Esa actualización arregló en parte otro de los grandes problemas de la cámara del Moto G5S Plus: es sorprendentemente lenta. No destaca por su velocidad ni a la hora de abrir la aplicación, tampoco a la hora de enfocar y mucho menos en el tiempo de procesado [ndlr: una segunda actualización corrigió por completo la lentitud de disparo de la cámara en modo automático], lo que puede llegar a lastrar la experiencia de usuario.

La espera se hace especialmente larga si precisamente utilizamos este modo de profundidad habilitada por el procesado de la imagen.

El rango dinámico es alto pero no completo; la nitidez sí es sobresaliente

¿Por qué tarda tanto en hacerse una foto con este modo? Básicamente porque el smartphone pone a trabajar el procesador a pleno rendimiento para diseccionar la imagen de arriba a abajo. Una vez guardada en la galería (por defecto la app de Fotos de Google) podremos modificarla a través del "editor avanzado" con el que podremos modificar el grado de desenfoque, realizar un desaturado selectivo (dejar parte de la foto en blanco y negro) o sustituir el fondo de pantalla.

moto g5s plus editor

Estas dos últimas opciones están en fase beta, algo que como se puede ver en la foto superior es bastante evidente. El mayor problema es que no podemos editar la selección automática de las capas que hace el propio teléfono, de manera que seguramente tendremos que realizar varias tomas hasta conseguir un resultado útil. 

La herramienta de edición también podría ser un poco más intuitiva, porque es verdad que el sistema abre la puerta a editar fotografías de una forma bastante original: podemos hacernos una foto y cambiar el fondo para "colocarnos" en la Plaza Roja de Moscú o en las Cataratas del Niágara, pero va a ser complicado que lo hagamos a la primera. Y quizás el usuario prefiera un sistema más sencilla para hacer fotos en blanco y negro, por ejemplo.

En la parte frontal, lo que encontramos es una cámara de 8 megapíxeles con los habituales modos de belleza, HDR automático y un flash LED que funciona mucho mejor que en la mayoría de smartphones, manteniendo a menudo el balance de blancos en su sitio sin quemar la foto.

A la hora de grabar vídeo este Moto G5S Plus es capaz de inmortalizar escenas incluso a resolución 4K a 30 fps o a 1080p a 60fps con resultados razonables ya que no contamos con estabilización óptica de imagen. La interfaz es bastante simple e intuitiva, mucho más que en la mayoría de terminales asiáticos.

Galería de fotosGalería de fotografías realizadas con la cámara del Moto G5S Plusver las 28 fotos

En definitiva la cámara del Moto G5S Plus se lleva un notable por su buen rendimiento en líneas generales, sacando muy buena nota en el modo macro, fotografía en exteriores, contraluz y a la hora de hacerse selfies; es decir, los modos de fotografía más utilizados. Por otra parte, sin embargo, se queda lejos del sobresaliente por su baja velocidad de procesamiento y por un modo de efecto de profundidad todavía por pulir. Ambas cosas, eso sí, se pueden mejorar vía actualizaciones.

Batería y conectividad

La batería del Moto G5S Plus no cambia un ápice respecto a su hermano pequeño. Volvemos a contar con 3.000 miliamperios de capacidad que, según nuestras pruebas, ofrecen un nivel de autonomía considerable.

A lo largo de esta review del G5S Plus hemos intentado seguir diferentes perfiles de uso para hacernos una idea de cuánto dura su batería en la vida real. La conclusión es reconfortante: no vamos a tener ningún problema en llegar al final del día y no es descabellado pensar en superar los dos días con una sola carga.

Con un uso bastante intensivo hemos llegado al final del día con alrededor de 6 horas de pantalla activa, unos niveles que se colocan en un nivel bastante alto si tenemos en cuenta el precio del terminal. Además contamos con la tecnología de carga rápida TurboPower con el que en media hora tenemos más del 35% de carga, suficiente para toda una tarde por ejemplo.

Así puedes cargar tú también la batería de tu móvil más rápido

La mala noticia es que Motorola sigue manteniendo la apuesta por el conector microUSB en este terminal, lo que lo coloca en desventaja de algunos rivales. Es cuestión de tiempo que la familia Moto G de el salto al USB-C que ya es obligatorio dentro de la gama alta, ofreciendo velocidades de transferencia de datos más rápidas y una mayor usabilidad por su formato.

A nivel de conectividad contamos con los principales estándares del momento: WiFi 802.11 a/b/g/n (aunque sin soporte para WiFi AC), conexión de datos 4G LTE (de Cat. 6), GPS (con A-GPS y GLONASS, pero no GALILEO), NFC e incluso Radio FM.

Cómo compartir el 4G de tu móvil Android por WiFi

Echamos en falta, eso sí, la brújula. Un problema que comparte con el Moto G5 Plus y que en el uso diario nos puede dar algún pequeño quebradero de cabeza ya que cuando abramos la aplicación de Mapas no podremos ver la flecha que suele indicar hacia dónde estamos mirando en ese momento, algo que sí aparece en los móviles con brújula.

Conclusión

El nuevo Moto G5S Plus tiene argumentos de sobra para convertirse en otro superventas dentro de la gama media, sobre todo para aquellos que prefieran smartphones con pantallas grandes. Ganamos a nivel de diseño por la apuesta total por el metal, tenemos además un sistema de doble cámara que puede dar bastante juego y una cámara para selfies mucho mejor que en pasadas generaciones.

Además mantenemos algunos de los elementos clave de la familia. El rendimiento en el día a día está asegurado con el Snapdragon 625 y los 3 GB de memoria RAM que ya vimos funcionar como la seda en el Moto G5 Plus. La batería sigue ofreciendo un nivel de autonomía de como mínimo un día para usuarios exigentes y de dos días con un uso razonable.

Por si fuera poco descansamos tranquilos ya que el móvil recibirá la actualización a Android Oreo en los próximos meses, algo que no pueden decir algunos de sus más directos rivales. Y es que el Moto G5S Plus va directo a la pelea por coronarse como el mejor móvil de gama media con otros pesos pesados como el Huawei P10 Lite, el Samsung Galaxy J7 2017 o el Xiaomi Mi A1, éste último sin soporte oficial de la marca en España.

 Moto SamsungLGHuaweiXiaomi
 G5S PlusGalaxy J7 2017LG Q6P10 LiteMi A1 (5X)
Pantalla5,5 IPS5,5 S-AMOLED5,5 IPS5,2 IPS5,5 IPS
Resolución1920x10801920x10802160x10801920x10801920x1080
Almacenamiento32 GB16 GB32 GB32 GB64 GB
Memoria RAM3 GB3 GB3 GB4 GB4 GB
ProcesadorSnapdragon 625Exynos 7870Snapdragon 435Kirin 658Snapdragon 625
Lector HuellasSí (Frontal)Sí (Frontal)NoSí (Trasero)Sí (Trasero)
Dimensiones153,5 x 76,2 x 8 mm152,5 x 74 x 8 mm142,5 x 69,3 x 8,1 mm146,5 x 72 x 7,2 mm155,4 x 75,8 x 7,3 mm
Peso168 g181 g149 g146 g165 g
Cámara PrincipalDual 13 MP13 MP13 MP12MPDual 12 MP
Cámara Frontal8 MP13 MP5 MP8 MP5 MP
Grabación Vídeo4KFHDFHDFHD4K
FlashDoble LEDLEDLEDLEDDoble LED
Batería (Carga rápida)3.000 mAh (Sí)3.600 mAh (No)3.000 mAh (No)3.000 mAh (Sí)3.080 mAh (Sí)
Precio299€349€ 299€349€ 289€349€ 269€260€

El mayor a este Moto G5S Plus se lo podemos encontrar en la cámara. Pero no porque sea mala -ni mucho menos- sino porque esperábamos que recortase todavía más distancias con los smartphones de gama alta con su doble cámara. Lo que nos hemos encontrado es una solución diferente a la vista en el resto de fabricantes, probablemente todavía por pulir, pero que puede dar mucho juego en el futuro.

Galería de fotosLos móviles con mejor relación calidad precio de 2016ver las 15 fotos

En definitiva llegamos al final de esta review del Moto G5S Plus con la sensación de encontrarnos ante un smartphone notable en todos los apartados, sin flojear significativamente en ninguno de ellos. La competencia ya puede echarse a temblar: un nuevo Moto G anda suelto y tiene muchas papeletas para convertirse en el móvíl más preciado de aquí a final de año por su buena relación calidad precio.

Nuestra valoración

  • Diseño88/10
  • Pantalla88/10
  • Hardware88/10
  • Software99/10
  • Cámara88/10
  • Batería88/10
  • Conectividad88/10
  • Calidad/precio88/10