Logo Computerhoy.com

Cargar el móvil con tu sudor, una realidad cada vez más cercana

Sudar sudor
Foto del redactor Carolina González ValenzuelaFoto del redactor Carolina González Valenzuela

Redactora de Tecnología

Cada vez estamos más cerca de conseguir que nuestro smartwatch o teléfono móvil consiga cargarse gracias a un parche en nuestra piel compuesto de millones de bacterias, gracias a la evaporación que producimos al sudar.

Las investigaciones, en cuanto se refiere a nuevos aparatos electrónicos o funcionalidades extra que mejoran la calidad de los dispositivos no cesan en ningún instante y la que hoy os contamos en un buen ejemplo de ello, ya que posiblemente revolucionará el campo de los wearables.

Y es que, uno de los grandes problemas de todos es la falta de batería en cualquiera de nuestros dispositivos. Actualmente, estamos viendo que grandes marcas se encuentran en una carrera por lanzar smartphones con cargas rápidas de 200 W jamás antes vista que en tan solo 10 minutos o menos ya están al 100 %.

Pues bien, hay algunos que prefieren tomar caminos muy diferentes. Un nuevo estudio, publicado en Nature Communications, demuestra cómo algunos microbios ya muertos son capaces de generar energía suficiente como para cargar cualquier dispositivo, siendo tan eficaz como una batería, gracias a la evaporación de nuestro propio sudor.

Hablamos concretamente del G. sulfurreducens, un microbio que supera las capacidades de generación de energía de su rival conocido como Geobacter sulfurreducens, ya que este puede generarla incluso cuando está muerto y en mayor cantidad.

Esta nueva investigación ha demostrado que una biopelícula que contiene estos microbios genera electricidad a partir del sudor cuando se evapora. Y es que, la capa que crea el ecosistema de estas bacterias, intercalada con electrodos, puede ser encajada en un parche de polímero para después llevarlo a nuestra piel.

Los experimentos realizados confirmaron que un parche de estos en la piel mantenía su rendimiento durante al menos 18 horas y alimentaba un sensor de tensión que medía el pulso, la respiración y otras señales corporales, como si de cualquier smartwatch o smartband se tratase.

Pero el potencial aquí podría ser mucho mayor que el de los wearables. Si esto se consigue realizar a gran escala, tal vez esta tecnología podría representar una forma de aprovechar la evaporación que se produce constantemente en nuestro planeta para generar energía. 

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Smartphones, Salud, biotecnología, wearables

Foto del redactor Carolina González ValenzuelaFoto del redactor Carolina González Valenzuela

Redactora de Tecnología

Redactora de Tecnología, especializada en inteligencia artificial y ciberseguridad.