Skip to main content

Los 7 errores que evitar si quieres sacar el máximo rendimiento a tu portátil gaming

Persona jugando en un portátil gaming con auriculares con efectos de iluminación RGB

Una de las tareas que más puede degradar tu batería si hace demasiado calor

Onur Binay -

Unsplash

01/06/2022 - 13:22

Os traemos una lista de los errores más comunes a la hora de intentar alcanzar el mejor rendimiento de nuestro portátil gaming.

La comunidad gaming está expandiendose cada año, todo gracias a la mayor cantidad de videojuegos disponibles cada año, la salida de varios éxitos free-to-play, pero también mayoritariamente por una mejora abismal de los portátiles gaming.

Estos son auténticas obras de ingeniería, donde se consigue minimizar el tamaño de componentes de alta potencia junto a procesadores y gráficas cada vez más eficientes y potentes.

Las mejoras antes mencionadas nos permite tener la capacidad de jugar videojuegos de gran exigencia en un tamaño comedido, y que cada generación que pasa nos ofrece mejor rendimiento aún.

Pero el hecho de tener dispositivos que fuerzan tanto los límites de potencia y por consecuente las temperaturas de lo mismos hay que tener cuidado con qué portatil elegir y que cambios podemos realizar, y es por ello que os traemos una lista de los errores más frecuentes.

VIDEO

ROG Zephyrus Duo 15 , el portátil gaming con dos pantallas

Comprar un portátil gaming

El primero de estos errores, y aunque va a sonar algo inesperado, es el hecho de comprar un portátil gaming. Y es que sí, aunque cada vez son más potentes y eficientes, lo ideal si queremos disfrutar de la mejor forma posible jugar a videojuegos sería comprar un ordenador de torre.

Y es que los mismos tienen tanta potencia, que para poder aprovechar sus ventajas prácticamente necesitamos tenerlos conectados constantemente, y para ello es más simple y efectivo hacernos de un ordenador de torre para ello.

Pantallas 4K en portátiles

Pero en el caso de que queramos sí o sí usar un portátil gaming el segundo error es ir a por uno con resolución 4K. Y esto se debe a que el consumo energético de los mismos es bastante más superior, todo debido a que estan pantallas cuentan con una cantidad de píxeles tan altas que normalmente hacen estragos en la GPU.

Y es que las diferencias en un portátil entre Full HD y 4K son prácticamente indiferenciables, debido al tamaño de las pantallas de los portátiles. Una pantalla 4K tiene hasta 8,3 millones de píxeles, 4 veces más que una pantalla Full HD, lo que requiere de un gasto energético tan alto por parte de la GPU que pocas veces no dará un rendimiento ni siquiera decente.

Renovación gaming completa en next@acer: nuevos portátiles potentes, monitores y mucho más

Memorias RAM de un solo canal

El tercer error más común es comprar portátiles con memorias RAM de un solo canal. Aunque la mayoría ya tienen memorias de doble canal, siguen habiendo casos en los que por ofrecer un precio más competitivo las marcas no las integran, y esto tiene una notoria bajada de FPS en nuestros videojuegos.

Y es que estas memorias de un solo canal limitan considerablemente el ancho de banda de memoria de nuestro portátil, obteniendo entre un 10 y 40 por ciento menos de rendimiento, y además llegando a ahogar nuestra CPU si el juego es exigente.

Jugar en modo batería

Y con ello llegamos al cuarto error y quizás el que menos conocemos, y es jugar en portátiles en modo batería. Siempre debemos jugar a los videojuegos con nuestro cargador conectado, ya que el hecho de no hacerlo ofrece la mayor bajada de rendimiento que nos podemos encontrar.

Por muy mejorados que estén los portátiles gaming en comparación a años anteriores estos suelen estar bastante limitados cuando los usamos sin el cargador enchufado, debido a que la cantidad de energía necesaria que sus componentes requieren harían aumentar la temperatura de manera considerable dañando así nuestro portátil.

Es por ello que los portátiles gaming suelen limitarse de forma automática si usamos la batería mientras jugamos. Solo algunos nos permiten, en un rango de potencia entre el 80 y 90%, jugar a los juegos sin cargador mediante un modo alto rendimiento en los ajustes, pero aún así es poco recomendable.

ROG Flow X16 es el nuevo portátil gaming de ASUS con bisagra de 360º y pantalla táctil

Mal ajuste de undervolt en CPU y GPU

Como quinto error nos encontramos con un mal ajuste de undervolt de nuestra CPU y GPU. Si conseguimos realizar un undervolt de forma correcta, el consumo energético y la temperatura que nuestro portátil necesita será menor, pero hacerlo no es para nada fácil.

Es por ello que un mal ajuste en el mismo puede ofrecer micro lags, crasheo de juegos o incluso errores gráficos en nuestro videojuego, acompañado de un peor rendimiento en general de nuestro portátil con la consecuente bajada de FPS.

Ventiladores obstruidos o sucios

El sexto error más común que nos podemos encontrar es una mala limpieza de los ventiladores de nuestro portátil gaming. Son una parte esencial a la hora de poder disfrutar del máximo rendimiento mientras jugamos ya que son los encargados de mantener las temperaturas lo más baja posible.

Como ya hemos mencionado la cantidad tan alta de potencia que los componentes tienen y más en un espacio tan comedido hacen que los mismos suelan alcanzar temperaturas muy elevadas, y una obstrucción por suciedad de nuestros ventiladores pueden generar una bajada de rendimiento excesiva.

Persona jugando con un portátil gaming
Onur Binay -

Unsplash

Incorrecta colocación del portátil gaming

Por último nos encontramos con un error algo estúpido para algunos, pero más que importante, y es la mala colocación de nuestro portátil a la hora de jugar. Este error puede hacer que tapemos sin querer los ventiladores y con ello consigamos que no refrigeren como deberían.

Y es que el hecho de jugar con el portátil en las piernas, o no dar cierta inclinación a los mismos en algunos casos, son los motivos principales por los que los ventiladores quizás no funcionen de la forma más adecuada y esto se convierta en altas temperaturas y bajo rendimiento.

No solo eso, si no que además debemos de ser muy cuidadosos sobre qué superficies apoyamos el portátil, ya que el material de la mesa u objeto en la que lo apoyemos puede hacer que se caliente de más o se enfrié más lentamente.

Y además