30 años del primer Mac de Apple

Treinta aniversario del primer Macintosh de Apple

Hace treinta años y un día, la informática era muy diferente a lo que es ahora. Los ordenadores personales eran artículos de lujo con un precio que rondaba los 7.000 u 8.000 €, al alcance sólo de las universidades, las empresas, y los ricos.

Por supuesto, existían ordenadores domésticos como el Apple II, el ZX Spectrum, o el Commodore 64, pero eran maquinas pensadas para el entretenimiento, con poca potencia.

Si querías un ordenador para trabajar, para investigar o para estudiar, tenías que comprar un IBM PC. Como todos los ordenadores de la época, utilizaba un sistema operativo basado en comandos, el IBM PC DOS, que te exigía convertirte en un mecanógrafo diplomado, porque todas las órdenes se ejecutaban escribiendo su nombre con el teclado.

Todo cambió tal día como hoy, el 24 de enero de 1984, cuando Steve Jobs salió al escenario para impartir la primera de sus ya míticas Keynotes.

Impecablemente vestido con traje y pajarita (aún no había adoptado sus sempiternos tejanos Levi's 501 y sus deportivas New Balance 991), su rostro desbordaba autoconfianza.

Steve Jobs mostró al mundo el primer Apple Macintosh, al ritmo del mítico tema Carros de Fuego de Vangelis:

Hoy nos resulta cándido ver al público entusiasmarse al contemplar los gráficos en una pantalla de 9 pulgadas en blanco y negro, o lanzar gritos de admiración al ver cómo un ordenador lee un texto. Pero fue un momento histórico, porque representa el inicio de la era moderna de la informática.

El Apple Macintosh, bautizado unos meses después con el nombre de Macintosh 128K, para distinguirlo del nuevo modelo con 512 KB de RAM, era el primer ordenador pensado para un uso doméstico que incorporaba ratón, y una interfaz gráfica.

No había sido el primero en usar estas innovaciones. Sin ir más lejos, su predecesor, el Apple Lisa, ya los incluía. Pero hablamos de un ordenador que valía 10.000 dólares. El Apple Macintosh costaba 2.495 dólares, que no era un precio asequible para todo el mundo, pero sí estaba al alcance de la clase media americana, aunque tuviese que pedir un crédito o pagarlo a plazos.

Para entender la revolución que supuso el Apple Macintosh, hay que fijarse en cómo eran los ordenadores personales el 23 de enero de 1984:

Treinta años del primer Mac

De las frías y aburridas pantallas de texto y las interminables sesiones de tecleo, la informática pasaba a ser esto:

Treinta años del primer Mac

Básicamente, el mismo escritorio que utilizamos ahora, treinta años después, con carpetas, iconos, menús superiores, e incluso una papelera.

El Apple Macintosh redefinió la informática, y su filosofía se ha mantenido inalterada durante las siguientes tres décadas.

¿Has visto el anuncio del primer Mac?

Para muchos, el mejor spot de la historia de la televisión.

¡No te lo pierdas!

 

Un hardware muy especial

Tres décadas del primer Macintosh

 

Con el primer Mac, Apple quería trasladar la informática profesional al ámbito doméstico, abaratando los precios, pero sin perder demasiado rendimiento. Para ello tuvo que crear un hardware muy personalizado, que no se podía ampliar.

El ordenador venía integrado con el monitor, envueltos en una carcasa beige que tenía un asa en la parte superior, para trasladarlo.

Para extraer el máximo rendimiento, todas las componentes del sistema (CPU, memoria, tarjeta gráfica), estaban soldadas a la placa base:

Treinta años primer Mac

Las características técnicas del Apple Macintosh eran las siguientes:

  • Procesador Motorola 68000 a 8 Mhz
  • 128 KB de memoria RAM
  • 64 KB de memoria ROM. Contenía el sistema de arranque y parte del sistema operativo
  • Monitor de tubo (CRT) en blanco y negro de 9 pulgadas, con una resolución de 512x342 píxeles y 72 ppp. La "alta resolución" de aquella época.
  • Unidad de discos grabables (floppy-disk) de 3.5 pulgadas y 400 KB de capacidad
  • Puertos serie para impresora y módem

Peculiaridades

El ratón del Apple Macintosh tenía sólo un botón. Aún no se habían inventado los menús contextuales.

El teclado no tenía teclas de cursores, ni de función, ni teclado númerico. No era una limitación de la época. Apple decidió no incluirlas para evitar que los desarrolladores hiciesen simples copias de sus programas de PC. Así los obligaba a crear versiones específicas para Mac.

Tampoco tenía ventiladores, se refrigeraba con la temperatura ambiente. Esto ocasionó muchos fallos de hardware, que asumió Apple.

A modo de curiosidad, los primeros modelos a la venta tenían moldeadas las firmas de los miembros de la División Macintosh (Steve Wozniak y Steve Jobs entre ellos), en el interior de la carcasa:

Primer Mac

El Apple Macintosh no lo tuvo fácil al principio. Enseguida se descubrió que la interfaz gráfica y el hardware consumían bastante memoria, y los 128 Kb de RAM se quedaban cortos para la mayoría de los programas.

Por eso en septiembre de 1984 se lanzó el Macintosh 512K, con 512 KB de RAM, y el original se rebautizó con el nombre de Macintosh 128K. Aún así dispuso de software como el MacPaint o MacWrite, e incluso una versión de Microsoft Word.

Su lanzamiento obligó a la competencia a reaccionar. Menos de un año después, de forma precipitada (pues no era un sistema operativo, sino un complemento de MS-DOS), Microsoft lanzaba Windows 1.0.

Desde entonces todos los ordenadores incorporan ratón, y una interfaz gráfica.

En estas tres décadas la familia Macintosh ha ido evolucionando, hasta el actual Mac Pro, recién lanzado en España.

Ningún otro ordenador ha conseguido causar el mismo impacto. La prueba de ello es que seguimos usando el ratón y una interfaz basada en iconos y carpetas, en los equipos de sobremesa. Incluso en las tablets.

¿Podrá volver a conseguirlo otra vez, Apple, sin la magia de Steve Jobs?

Editado: Apple también celebra el 30 Aniversario de su primer Mac en su página web.

[Fuentes de algunos datos, y fotos: Wikipedia]