Skip to main content

Cómo funciona un extensor WiFi y por qué es tan importante que compres uno

Cómo funciona un extensor WiFi y por qué es tan importante que compres uno

01/04/2018 - 09:01

El WiFi, y por qué no decirlo, también la tarifa plana de Internet, son dos de los grandes inventos que han acercado Internet a todo el mundo. Aunque también deberíamos añadir un tercero: el extensor de WiFi.

Con el actual precio de las tarifas móviles no queda más remedio que recurrir al WiFi para aprovechar su tarifa plana con el móvil, y de paso ofrecer Internet a otros dispositivos de la casa, desde la tele al ordenador.

El mayor hándicap del WiFi, que casi todos sufrimos, es su limitado alcance. Incluso en casas u oficinas pequeñas, a pocos obstáculos naturales que existan, como alguna puerta, muebles, o espejos, el WiFi no llegará a todos los rincones de la casa o local, o lo hará con cortes y una menor velocidad de conexión.

Vamos a ver cómo funciona un extensor WiFi, y por qué es tan importante que compres uno.

¿Podrías vivir sin Internet fijo en casa? La tarifa móvil como sustituto

Cómo mejorar la señal WiFi

Ante este problema tan común, hay varias soluciones: comprar un router con WiFi más potente, crear una red WiFi en malla, o extender la señal con un extensor WiFi, o un dispositivo PLC (a través de la red eléctrica).

Lo ideal sería comenzar haciendo un mapa WiFi de tu casa o local. En este artículo explicamos cómo se hace. Asi sabrás si la cobertura WiFi es solo un problema menor, si tienes puntos ciegos (sin WiFi),  puntos grises (llega, pero poco) o si realmente necesitas cubrir varios puntos de la casa situados en lugares opuestos. Esto es importante, porque es lo que va a decidir qué dispositivo es el más adecuado para llevar la señal a toda la casa. Si solo tienes un punto gris en una esquina no tiene sentido gastarse 200€ en un router, por ejemplo, cuando con un extensor WiFi de 30€ es suficiente.

Cómo funciona un extensor WiFi y por qué es tan importante que compres uno

Si tienes varios puntos ciegos el lugares alejados uno de otros, la opción más efectiva podría ser comprar un router WiFi con una señal WiFi más potente, Si aún así no te llega porque la casa o el local es muy grande, tienes la opción de instalar una red WiFi mallada o WiFi Mesh, usando routers viejos que tengas, pero es una opción cara y no todos los routers son compatibles.

Si tu casa tiene más de una planta o es muy grande, lo más seguro es que los extensores WiFi no te lleguen a todos los rincones porque los muros, suelos y escaleras, especialmente si son de madera, frenan mucho la señal. En ese caso tendrás que instalar más de un extensor, u optar por llevar Internet a través de la red eléctrica por diferentes enchufes, con dispositivos PLC con WiFi.

Si tu casa no es muy grande, lo más práctico y económico es usar un extensor WiFi, también llamado repetidor o amplificador WiFi.

Cómo funciona un extensor WiFi

Un extensor WiFi lo que hace es recoger la señal WiFi original del router, y ampliarla para que llegue más lejos. Imagina que una persona (el router) le dice algo a otra (el extensor WiFi) al oído, y esta última lo grita con un megáfono, para que se oiga más lejos. Así funciona un extensor WiFi. Pero hay que tener en cuenta que también lo hace en sentido contrario. Si un móvil envía datos a Internet a través del extensor, éste se los tiene que pasar al router para enviarlos a Internet.

Para usar correctamente un amplificador WiFi, hay que entender cómo funciona. La función más básica es la de repetidor. El extensor WiFi coge la señal del router, y la amplifica. Es la misma señal con el mismo nombre de usuario y contraseña, así que no tendrás que cambiar la configuración de los dispositivos. Pero serán ellos los que decidan si se conectan al router o al extensor, y no siempre eligen la señal más potente.

Muchos extensores WiFi amplifican la señal del router, pero también pueden crear su propia red WiFi, con su propio nombre de red. Esto tiene la desventaja de que te toca reconfigurar todos tus dispositivos para que se conecten a la red del extensor, pero a cambio estás seguro al 100% de que siempre van a usar el amplificador y no el router, que tiene menos alcance. Comprueba en la web del extensor su funcionamiento.

Cómo funciona un extensor WiFi y por qué es tan importante que compres uno

Independiente del sistema que use, debes asegurarte de que tus dispositivos se conectan a la red ampliada, y no a la señal débil del router. El repetidor WiFi se encargará de enviar o recibir datos del router. Tu no tienes que hacer nada.

Una vez que sabemos cómo funciona un extensor WiFi, vamos a ver algunos consejos para colocarlo correctamente.

El lugar es clave

El extensor WiFi coge la señal del router y la amplifica a través de su propia señal, para que llegue más lejos. Para que funcione correctamente tiene que recibir la señal del router con una potencia suficiente. Lo ideal es colocarlo e un punto intermedio entre el router y los dispositivos alejados que quieres que reciban la señal WiFi:

Cómo funciona un extensor WiFi y por qué es tan importante que compres uno

Ten en cuenta que el extensor WiFi necesita su propio enchufe.

Para que ofrezca un buen rendimiento necesita recibir correctamente la señal del router, así que tampoco puedes situarlo muy lejos. Durante la configuración el propio extensor te dice, mediante luces, si recibe correctamente la señal. Algunos usan una app.

Experimenta con diferentes lugares, hasta que encuentres una posición en la que los dispositivos alejados reciban la señal del extensor a la máxima velocidad posible. Puede parecer una tontería pero un metro más a la izquierda o a la derecha puede hacer que la señal esquive un obstáculo (una puerta, un espejo), y el WiFi tenga mucho más alcance.

Cómo configurar el extensor

Una vez colocado en una posición intermedia entre el router y los dispositivos, llega el momento de configurarlo. Hay que establecer una conexión segura entre el router y el extensor WiFi, para que inteercambien los datos que van a Internet.

La forma más sencilla de hacerlo es a través de WPS (WiFi Protect Setup). Los routers tienen un botón WPS (normalmente en la parte trasera) que permiten a otros dispositivos conectarse a ellos sin tener que introducir la contraseña. Pulsamos el botón WPS en el router, y después el botón WPS en el extensor WiFi (a veces se llama Range Extender, u otro nombre), y los dispositivos se comunicarán entre sí. El extensor comenzará a amplificar la señal, y ya podrás detectarla con tu movil, tablet, etc.

Cómo funciona un extensor WiFi y por qué es tan importante que compres uno

Algunas firmas de seguridad aseguran que usar WPS es poco seguro porque la comunicación se establece a través de un PIN de 8 dígitos y es más fácil de violar que la clave del WiFi. Aunque es poco probable que tengas problemas (romper un PIN de 8 dígitos no es fácil), también tienes la posibilidad de configurar la comunicación entre el extensor y el router de forma manual. Para ello debes acceder a la configuración del extensor a través de una página web o una dirección IP específica que proporciona el fabricante, en el manual de instrucciones.

Cómo funciona un extensor WiFi y por qué es tan importante que compres uno

Aquí buscas la red del router a la que te quieres conectar, introduces su contraseña, y la enlazas al extensor WiFi. También puedes decidir si la señal ampificada usa los mismos datos que la del router, o creas una red propia, para distinguirlas.

El diccionario del WiFi: 802.11 b/g/n, banda dual, 5 GHz

Claves para comprar un extensor WiFi

Todos los amplicadores de WiFi cumplen con la misma función básica, pero lógicamente hay diferencias entre ellos, que se reflejan en el precio. Vamos a verlas en detalle.

Tipo de WiFi

Lo primero que debes considerar es el tipo de señal del amplificador WiFi, que dependerá de las características del router. Si tienes un router antiguo de tipo Wireless-N, es decir, que usa el estándar 802.11n y solo tiene una banda, la de 2.4 GHz, pues no necesitas un extensor de doble banda, más caros. Por tanto te vale con un extensor WiFi sencillo, como el D-Link DAP 1320, que solo cuesta 20,11€.

Hoy en día todos los router nuevos, incluso los que regalan las operadoras, son WiFi AC, y dispone de dos bandas WiFi independientes, de 2.4 y 5 GHz. La primera es más lenta pero tiene más alcance. La segunda es más rápida y está menos saturada, pero es más corta. Si tienes un router de este tipo te conviene un amplificador WiFi de doble banda, compatible con 802.11ac. Por ejemplo, el excelente AVM FRITZ!WLAN Repeater 1750E, que tiene un precio de 89€.

Cómo funciona un extensor WiFi y por qué es tan importante que compres uno

Si no te importa gastar un poco más y tu router lo soporta, puedes optar por un extensor con WiFi AC2 MU-MIMO, que además de todas las funciones de un expansor WiFi de doble banda AC, está optimizado para enviar y recibir datos de varios dispositivos, de forma simultánea. Es el caso del LinkSys RE7000, que cuesta 89,95€.

Velocidad

La velocidad de Internet que vas a conseguir cuando usas un repetidor WiFi, depende exclusivamente del repetidor. Es decir, si has contratado una conexión a Internet a 300 Mbps y el extensor WiFi solo funciona a 100 Mbps, solo obtendrás 100 Mbps, así que estás desperdiciando la conexión. Debes comprar uno en función de tu conexión a Internet. Los hay de 300, 500, 1200 Mpbs... Pero ojo, ésta es la velocidad teórica máxima. En la práctica funcionan mucho más lentos, según los obstáculos que encuentre la señal. Es recomendable comprar un extensor WiFi que funcione como mínimo al triple de velocidad que tu conexión a Internet. Si tienes fibra a 100 Mbps, el extensor debe ser de al menos 300 Mpbs. Como más, mejor. 

Cómo funciona un extensor WiFi y por qué es tan importante que compres uno

Aquí tienes algunos repetidores WiFi a 1200 mbps que funcionan bien con las conexiones actuales más potentes.

Número de puertos

Algunos extensores WiFi incluyen uno o más puertos Ethernet. Sirven para conectar por cable dispositivos que no tienen WiFi inalámbrico, como ordenadores, consolas o Smart TV, por ejemplo. O simplemente, porque quieres conectar por cable para no perder velocidad de conexión.

Los extensores básicos, como este Bouloumi WiFi Repeater, que solo cuesta 19,78€ , suelen tener un puerto como máximo:

Cómo funciona un extensor WiFi y por qué es tan importante que compres uno

Si vas a conectar muchos dispositivos por cable, entonces te conviene un repetidor WiFi con carcasa de router, como el TP-Link RE580D:

Cómo funciona un extensor WiFi y por qué es tan importante que compres uno

Si tienes una velocidad de conexión rápida, asegúrate de que son puertos Gigabit, que aceptan velocidades de hasta 1000 Mbps. Los más baratos solo alcanzan los 100 Mbps.

Enchufe

Los repetidores WiFi deben conectarse a un enchufe para alimentarse, así que pierdes uno. Esto puede ser un problema si tienes que instalar varios extensores. Si andas justo de tomas de corriente, es recomendable comprar un extensor WiFi con enchufe, para no perder la toma. Por ejemplo. el Netgear EX3800-100PES, que tiene doble banda AC y solo cuesta 49,99€.

Cómo funciona un extensor WiFi y por qué es tan importante que compres uno

Ahí puedes conectar lámparas, electrodomésticos, lo que tu quieras.

Antenas

Los extensores WiFi más baratos suelen tener antenas internas, y retransmiten la señal en todas las direcciones, en forma de esfera. Las antenas externas tienen un poco más de alcance, y puedes dirigirlas para cubrir áreas específicas. Este es el Pix-Link AC1200, que gracias a sus cuatro antenas alcanza una velocidad de 1200 Mbps. Tiene un precio de 36,99€.

Cómo funciona un extensor WiFi y por qué es tan importante que compres uno

Estos son todos los extensores WiFi a la venta en Amazon

Funciones extra

Si el dinero no es problema y buscas un extensor WiFi de máximas prestaciones, encontrarás tecnologías novedosas como el beamforming, que permite dirigir la señal hacia el lugar donde están los dispositivos, para maximizar la velocidad.

Hemos vísto cómo funciona un extensor WiFi y por qué es tan importante que compres uno. Es sencillo de configurar y los modelos más básicos apenas cuestan 20€. Si no obtienes el máximo rendimiento de tu WiFi, no lo dudes, un repetidor WiFi no supone un gran gasto, y mejorarás las prestaciones online de tus dispositivos.

Tags:

#Wi-Fi

Ver ahora:

Te recomendamos