Cómo proteger el router contra las tormentas de rayos

Cómo proteger el router contra las tormentas de rayos

Solemos proteger nuestros aparatos electrónicos más preciados de peligros como los cambios bruscos de temperatura, el agua, las mascotas, o los niños especialmente revoltosos. Pero a veces la amenaza viene del exterior. Y suele ser la más destructiva.

Aunque mucha gente no lo sabe, una de las principales causas del fallo en los electrodomésticos tiene que ver con las descargas eléctricas y las variaciones de tensión de una instalación eléctrica deficiente. Si la corriente eléctrica no es estable dispositivos especialmente sensibles conectados a la red, como un ordenador, una consola o un router, pueden estropearse.

Las estaciones meteorológicas registran cada año cuatro millones de tormentas eléctricas. Las más virulentas generan arcos eléctricos que se desplazan a través del aire a la mitad de la velocidad de la luz y calientan la atmósfera que rodea al canal del rayo hasta los 20.000 grados centígrados. Eso es cuatro veces más que la temperatura de la corteza solar.

En el área en donde transcurre la tormenta se forman fluctuaciones de tensión de más de 100.000 voltios, que afectan a las instalaciones domésticas eléctricas, las conexiones telefónicas y los routers. Una descarga eléctrica que llegue hasta el enchufe en donde conectamos el ordenador o el router, en forma de sobretensiónpuede producir una avería. Por suerte, existen varias medidas preventivas que podemos llevar a cabo.

El primer y mejor consejo, cuando detectamos una tormenta de rayos sobre nuestra casa, es desconectar del enchufe el ordenador, el router, el telefono o cualquier otro electrodoméstico sensible. Así evitaremos cualquier problema.

Por desgracia no siempre es posible apagar los dispositivos, o quizá no estamos en casa en esos momentos. Y acostumbramos a dejar el teléfono fijo y el router conectados.

En esos casos conviene instalar un SAI, un sistema de alimentación ininterrumpida que incluye protección contra las descargas de eléctricas. Ahí conectaremos el ordenador y el router. Es una inversión, pero nos puede ahorrar dinero en reparaciones. Otra opción más barata son las regletas que incluyen protección contra descargas eléctricas y variaciones de tensión. Son un poco más caras pero merecen la pena. En Amazon las tienes con seis enchufes por apenas 15€.

Si vives en una zona que sufre muchas tormentas de rayos o tienes una instalación eléctrica deficiente, te conviene buscar un router con protección contra descargas eléctricas y sobretensiones. Hay muchos, como por ejemplo los routers AVM Fritz!, que incluyen una protección de este tipo integrada de fábrica.

Son aspectos que no tenemos en cuenta hasta que una sobretensión apaga todas las luces del router, y entonces nos preguntamos qué ha ocurrido...

[Fuente: AVM]

7 características a considerar en un router WiFi