Skip to main content

Este ordenador de IBM cabe en la yema del dedo

ordenador más pequeño del mundo

19/03/2018 - 15:40

Hoy comienza el IBM Think 2018, un evento en el que la mítica empresa tecnológica (cuyo espíritu sigue vivo en el hardware de los Thinkpad de Lenovo) presenta sus novedades, nos deja paladear el futuro con hardware que utilizaremos en los próximos años y alberga ponencias sobre temas tan candentes como el blockchain. Una de las novedades de esta edición ha sido su nuevo ordenador, el PC más pequeño del mundo.

Literalmente, IBM ha presentado el ordenador más pequeño del mundo. Efectivamente, lo que estáis viendo en la imagen de cabecera es el ordenador con lo básico para funcionar, un ejemplo del extremo al que los gigantes tecnológicos han llegado con la miniaturización de componentes. Eso sí, no penséis que con esto os podéis montar un mini-PC para trabajar o jugar al máximo. Aún falta camino por recorrer.

Cuando hablamos de hardware en miniatura hablamos de la SNES Classic Mini o de Raspberry Pi. El mini ordenador Raspberry era, prácticamente, un milagro tecnológico que parece un mastodonte comparado con el ordenador más pequeño del mundo, el de IBM.

La compañía tiene una carrera contra ella misma por la miniaturización de los componentes. En 2015 crearon un transistor de 7 nanómetros y el año pasado nos sorprendieron con un chip totalmente funcional que bajaba ''de peso'' hasta los 5 nanómetros. Ahora, directamente, los nanómetros como escala se le han quedado grandes y utilizan una comparativa con un grano de sal. De nuevo, cuando hablamos del ordenador más pequeño del mundo, nos referimos a que, literalmente, es más pequeño que un grano de sal:

Los usos del ordenador más pequeño del mundo

El tamaño de el ordenador de IBM es difícil de creer, pero... ¿qué hay de sus aplicaciones? Bueno, aquí estamos hablando de cosas serias. La potencia del ordenador más pequeño del mundo no es para echar cohetes. Según IBM tiene la potencia de un chip x86 de 1990 y, aunque parezca muy escasa para los tiempos que corren, sus aplicaciones son muy interesantes.

Para empezar, necesitamos un microscopio para verlo bien y, para continuar, estos ordenadores se pueden apilar para multiplicar su potencia en un tamaño mínimo y, así, realizar tareas que están muy de moda. Parece que desde IBM se busca que sean capaces de realizar ciertas tareas en entornos de inteligencia artificial, así como de analizar datos y realizar tareas en el mundo del blockchain.

Estos mini-PC ahora os parecerán enormes

IBM aún no ha dado datos sobre un uso o tarea específica, pero sí nos ha mostrado un plano sobre este prototipo en el que podemos ver hasta qué extremo han sido capaces de llegar con la miniaturización de componentes.

Ahora solo queda ver si este prototipo pasa del papel a la realidad y cómo se utiliza para hacernos la vida un poco más sencilla. ¡Ah! Además de un tamaño minúsculo que permite apilar varios de estos ordenadores, una de las ventajas de la miniaturización es lo que cuesta producir este ordenador.

Producir el ordenador más pequeño del mundo cuesta menos de 10 centavos, una auténtica locura.

[Fuente: Mashable]