Kirobo, el robot que alivia la soledad de los astronautas

Kirobo, el robot que alivia la soledad de los astronautas

C3-PO, Data, HAL 9000, Arnold Schwarzenegger... Los robots que hablan son muy populares en el cine y la televisión, en donde se consideran un recurso habitual de la ciencia-ficción. Pero la creación de un robot capaz de entender nuestras conversaciones, con sus ironías y sus metáforas, y que al mismo tiempo desarrolle un lenguaje fluido y natural, aún requerirá unas décadas de trabajo. Los primeros pasos ya se están dando, pues acaba de presentarse en sociedad a Kirobo, el primer androide dotado de habla que ha viajado al espacio para hacer compañía a los astronautas. ¿Sabrá contar chistes?

Kirobo ha sido desarrollado por ingenieros de la Universidad de Tokio, que han contado con la ayuda de empresas especializadas en robótica, como Dentsu o Robo Garage. Toyota colabora con el módulo de reconocimiento de voz que utilizan sus vehículos, pero que espera perfeccionar mediante el entrenamiento espacial que Kirobo va a recibir.

Este pequeño androide, con su aspecto infantil y sus rasgos estilizados, parece recién extraído de un manga de Osamu Tezuka. Está pensado para entender el habla humana y proporcionar respuestas coherentes y conversaciones básicas fluidas. El objetivo de su construcción es aliviar la soledad de personas que tienen poco contacto con sus semejantes, desde ancianos que viven solos a niños enfermos o personas con problemas de comunicación.

Kirobo

Sim embargo, también resulta muy útil para hacer compañía a profesionales que, por su trabajo, tienen que pasar mucho tiempo en entornos aislados: desde estaciones de exploración en el Polo Norte a astronautas que en los próximos años realizarán viajes a la Luna o a Marte.

La primera misión de Kirobo ha sido viajar a la Estación Espacial Internacional para conocer a los astronautas. El pasado 4 de agosto despegó en la nave de carga japonesa HTV-4, que arribará a la Estación Espacial Internacional el próximo 10 de agosto. En su bodega lleva 3,5 toneladas de comida, agua, utensilios variados, experimientos de laboratorio y varios satélites japoneses. Y también, al pequeño Kirobo listo para entretener a la tripulación.

Según cuenta Forbes, estudios científicos han demostrado que, en largos periodos de aislamiento, las personas experimentan cambios de humor, subidas de tensión, e incluso pérdidas de memoria. Los astronautas deben permanecer meses aislados en el espacio en misiones con muy poca tripulación, por eso son muy propensos a sufrir este tipo de sintomas.

Kirobo va a pasar 18 meses en la Estación Espacial Internacional perfeccionando su módulo de reconocimiento de voz, mientras los médicos estudian cómo afecta su compañía a los astronautas. A finales de agosto o principios de septiembre hablará por primera vez desde el espacio, pero no llevará a cabo su primera conversación con un astronauta hasta que en noviembre llegue a la estación el ingeniero japonés Koichi Wataka, que se convertirá en el primer japonés en comandar la Estación Espacial Internacional.

Para poder manejarse en el espacio, Kirobo ha sufrido un entrenamiento similar al de los astronautas reales, con duras pruebas de gravedad cero, electromagnetismo, tests de resistencia al frío y al calor, vibraciones, y otros peligros. tal como puedes ver en este vídeo:

 

Si quieres saber, en tiempo real, en qué lugar del mundo se encuentra Kirobo, orbitando sobre nuestras cabezas en la Estación Espacial Internacional, puedes descargar la app oficial, Find Kirobo, disponible tanto en versión iOS como Android.

¡Mucha suerte a Kirobo en sus aventuras espaciales!