Toshiba presenta su nueva serie de SSD económicos

Toshiba presenta su nueva serie de SSD económicos

Tras haber presentado la semana pasada su nueva gama de SSD bajo la serie OCZ VX500, orientada a los consumidores más exigentes, Toshiba ha anunciado recientemente que lanzará al mercado otra serie de SSD conocida como TL100, cuyo objetivo es obtener la mejor relación calidad/precio con productos realmente asequibles.

Como la mayoría de vosotros ya sabréis, cambiar nuestro disco duro tradicional por un SSD provoca un cambio tan grande que la diferencia es como el día y la noche. El rendimiento aumenta considerablemente, encendiendo el equipo mucho más rápido, e iniciando programas y cargando juegos prácticamente al instante.

Lógicamente, dentro del mundillo de los SSD encontramos diferentes opciones cada una orientada a un determinado tipo de consumidor. En este caso, como podéis ver en la tabla que hay más abajo, la familia OCZ TL100 ofrece una velocidad de lectura de hasta 550 MB/s, y una velocidad de escritura de hasta 530 MB/s.

Se trata de velocidades realmente increíbles para el rango de precio del que estamos hablando, y aunque todavía no sabemos a cuánto equivaldra una vez se convierta a euros, lo más probable es que continúen siendo una excelente opción, especialmente para aquellos que nunca han probado una de estas unidades.

 OCZ TL100 (120 GB)OCZ TL100 (240 GB)
Lectura Secuencial Max.550 MB/s550 MB/s
Escritura Secuencial Max.530 MB/s530 MB/s
Lectura AleatoriaMax. 85.000 IOPSMax. 85.000 IOPS
Escritura AleatoriaMax. 80.000 IOPSMax. 80.000 IOPS
Consumo1,6 W1,6 W
Precio45 dólares68 dólares

Toshiba ha podido alcanzar estos niveles en una unidad de esta gama gracias a la tecnología de almacenamiento NAND de celdas de triple nivel, que permite almacenar tres bits de datos por cada celda. Además, estas unidades también utilizan el controlador NAND propietario de la compañía, que se encargar de enviar y recibir los datos.

Según Alex Mei, representante de Marketing de Toshiba, la nueva gama OCZ TL100 demuestra que "adquirir unidades SSD de bajo coste no implica que los usuarios finales tengan que sacrificar rendimiento, convirtiéndose así en una opción muy a tener en cuenta para mejorar la velocidad de nuestros equipos".