Skip to main content

En California ya califican a los conductores de Uber y Lyft como empleados

Uber sale a bolsa pero cae un 7,6%

11/06/2020 - 09:32

Las empresas de plataformas empiezan a verse obligadas a contratar a sus trabajadores en distintos países.

Durante los últimos tiempos se están dando una serie de movimientos en las empresas que ofrecen servicios de mensajería y transporte desde plataformas digitales. La economía colaborativa, economía de plataformas o como cada uno desee llamarla tiene un sistema similar allá donde se implanta y se basa en una red de personas no contratadas para desplegar sus servicios.

Grandes empresas ofrecen sus servicios de reparto o transporte mediante distintas fórmulas que tratan de evitar la contratación de empleados. En España es muy conocido el movimiento de los riders, pero va mucho más allá de nuestras fronteras y en distintos países se está viviendo un momento de acoger a estos trabajadores en un marco que se ajuste a la legalidad.

Además del anuncio del Gobierno de España de transformar a los riders falsos autónomos como asalariados antes de final de verano, en California han dado un paso similar al clasificar a los conductores de Uber y Lift como empleados.

Según la Comisión de Servicios Públicos de California, "una persona que proporcione mano de obra o servicios a cambio de una remuneración se considerará un empleado en lugar de un contratista independiente", y más todavía cuando estos trabajadores realizan jornadas completas con ellos.

Desde Uber han tratado de frenar este cambio, pero el Estado de California también ha impulsado una compensación a los trabajadores antes del 1 de julio o amenazan con revocar sus permisos para operar. Pero en Uber no están contentos y afirman que si les obligan a "cambiar su modelo de negocio, afectaría a nuestra capacidad de proporcionar servicios confiables y asequibles". Desde Lyft también han mostrado su disconformidad.

En todo caso, pueden ser buenas noticias de cara al futuro. Aunque exista el riesgo de que empresas cesen su actividad, tal como han amenazado algunas en nuestro mismo país, partir de un marco legal que proteja a los trabajadores y les otorgue derechos debe ser tomado como un paso adelante.