Skip to main content

Encuentran más dispositivos hackeados por China en servidores estadounidenses

Cable ethernet en un servidor

10/10/2018 - 09:12

Hace apenas una semana que estalló la bomba en el sector industrial estadounidense: compañías como Amazon y Apple habrían sido espiadas directamente desde China usando microchips modificados y hackeados a tal efecto.

Estos chips, del tamaño de un grano de arroz, no estaban solos. La fuente de la noticia, Bloomberg, amplía hoy mismo con nuevos hallazgos: conectores ethernet hackeados originalmente en China habrían sido descubiertos en servidores estadounidenses.

Así lo afirman y para hacerlo se remiten a la fuente original, un contratista de seguridad estadounidense de origen israelí. Según afirma, estos cables se hallaron en los servidores de una importante compañía de telecomunicaciones norteamericana, con un funcionamiento idéntico al de los microchips desvelados hace unos días.

Ni que decir tiene que las principales compañías del sector se han apresurado a desmentir que hayan sido hackeadas por algún país extranjero, al igual que hicieron Apple y Amazon la semana pasada. Por su parte tanto el FBI como el Gobierno de China se han negado a hacer comentarios a Bloomberg.

El alcance de este ataque es similar al de las placas base con minúsculos microchips, y es que haciéndose con el control de la red también podrían acceder a datos confidenciales e incluso dejar sin servicio a millones de estadounidenses.

El origen del hardware hackeado es también el mismo: SuperMicro, la empresa californiana señalada en la anterior información, que por otra parte no deja de ser una víctima si se confirma que sus placas base fueron modificadas directamente en la cadena de montaje.

Esta forma de operar es bastante novedosa ya que se produce en origen, durante el ensamblaje del producto. Así es difícil detectar que ha sido modificado, algo que sólo puede hacer el país fabricante de la mayoría de los artículos tecnológicos que se venden en el mundo.

Chips del tamaño de granos de arroz: así funciona el espionaje en el siglo XXI

A diferencia del reportaje publicado hace sólo unos días, esta vez no se da el nombre de la compañía que teóricamente habría sido atacada, quizás para evitar posibles demandas.

No obstante, los expertos afirman que es materialmente posible infiltrarse así en un servidor de forma remota. Esto da una vuelta de tuerca más a todo lo que sabemos sobre espionaje industrial o gubernamental.

Ver ahora: