Skip to main content

Los gigantes tecnológicos han pedido al Senado de EEUU una ley parecida al GDPR europeo

Políticas privacidad Facebook, Instagram y Twitter

27/09/2018 - 12:38

Las grandes compañías tecnológicas de Estados Unidos han asistido a una audiencia con el Senado estadounidense para defender sus políticas de privacidad y el uso que hacen de los datos personales de los usuarios. Twitter, Amazon, Facebook, Google y Apple, entre otras muchas, llevaban tiempo oponiéndose a una nueva regulación de privacidad, pero ahora han cambiado el discurso. Ayer pidieron a los senadores la creación de una nueva ley parecida a la normativa europea GDPR.

Las compañías de Silicon Valley, que llevan bastante meses respondiendo ante el Congreso y Senado estadounidenses sobre los distintos escándalos en materia de privacidad que han salido a la luz, ahora se han dado cuenta que les beneficia posicionarse a favor de una nueva normativa de protección de datos para poder sentarse a la mesa e influir en su redacción.  

Los escándalos de manipulación política en las redes sociales han despertado las alarmas en todo el mundo. ¿A costa de qué datos personales se están lucrando las compañías? ¿Cómo gestionan la publicidad en sus plataformas? El Senado de los Estados Unidos ha dado la oportunidad a los directivos de estas compañías de defender este pasado miércoles sus negocios frente a todos los senadores. 

Quién recopila más datos personales de tu móvil... ¿Google o Apple?

Uno a uno, todos los representantes de cada compañía fueron respondiendo preguntas y defendiendo las políticas de privacidad de sus respectivas empresas. La operadora AT&T, por ejemplo, ha sido recientemente acusada de permitir a las empresas rastrear a los clientes incluso cuando viajaban al extranjero o usaban el modo de navegación privada. Su abogado, Len Cali, alegó que sin una ley estatal renovada, sería impracticable cumplir con el mosaico de leyes de cada estado. 

Apple, por su parte, es la empresa cuya imagen está más limpia, debido a que como aseguró en una carta al Comité de Energía y Comercio, su modelo comercial no depende de la recopilación de grandes cantidades de dinero y por lo tanto no usan a sus clientes como "un producto". Sin embargo, otras compañías como Google, Facebook o Amazon, sí tienen más que declarar.

Google, fue la que más rato dedicó a su discurso. La compañía obtuvo en 2017 más de 27 mil millones de dólares de sus ingresos por publicidad, y ha sido la que más esquiva se ha mostrado con las investigaciones del Senado. Alphabet, empresa matriz a la que pertenece Google, recibió la misma carta que Apple con cuestiones sobre sus políticas de privacidad, que aún no ha contestado; y fue invitada junto a Facebook y Twitter a principios de septiembre a declarar, cita a la que no asistió.

El CEO de Twitter, Jack Dorsey y la directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, se sentaron frente al Senado  junto a una silla vacía que se había reservado para Larry Page, fundador de Alphabet o el consejero delegado de Google, Sundar Pichai. En su lugar ofrecieron enviar a su jefe de legal, Kent Walker, pero el Senado lo rechazó por no tener la suficientes responsabilidades dentro de la compañía.

Uno de los creadores de WhatsApp también carga contra Facebook y su privacidad

Durante la audiencia de ayer reconocieron haber adoptado un enfoque incorrecto en algunas ocasiones, pero no hicieron referencia a ningún incidente en específico, como tampoco mencionó el motor de búsqueda que está impulsando en China, donde prima la censura. 

La compañía de Android se ha visto últimamente envuelta en varios escándalos como cuando se descubrió que seguían registrando la ubicación de los usuarios aunque estos hubieran bloqueado esa opción. Como gesto de buena voluntad, aunque no será suficiente, Google ha anunciado este miércoles que apoyará la Ley de Anuncios Honestos que exige a las compañías tecnológicas ser transparentes sobre los orígenes de los anuncios, sobre todo los de contenido político. "Reconocemos que hemos cometido errores en el pasado, de lo que hemos aprendido, y hemos mejorado nuestro robusto programa de privacidad", dijo Keith Enright, director de privacidad de Google, durante la audiencia.

Twitter y Facebook también están muy comprometidos con la vigilancia del contenido y anuncios políticos en sus plataformas sociales; ambos deben limpiar su imagen del escándalo de Cambridge Analytica. Así como Amazon que ya ha sido preguntado por los senadores en más de una ocasión por el uso de los datos de los usuarios y el nivel de acceso que tiene las empresas a ellos. Ante la pregunta de un senador sobre si los estadounidenses merecían menos privacidad que los europeos, estas tres empresas contestaron que no. 

El senador John Thune, preguntó a los invitados por qué los legisladores no deberían adoptar los mismos estándares observados en Europa y California a nivel federal, pero no obtuvo respuesta de ninguna de las empresas. Habrá que esperar para ver hasta donde llega esta posible regulación estadounidense de protección de datos. 

Ver ahora: