Skip to main content

Trump presiona a las tecnológicas y amenaza con impuestos a quien fabrique fuera del país

trump

15/05/2020 - 10:18

Una de las obsesiones del Gobierno presidido por Donald Trump se encuentra en que Estados Unidos permanezca como el país líder en el sector de la tecnología y que todos los componentes sean de fabricación nacional. Para lograrlo está presionando de distintos modos a las empresas y la última forma de hacerlo ha sido mediante la amenaza de nuevos impuestos.

Que las empresas tecnológicas fabriquen los productos en el país tiene varios objetivos, uno de ellos es mantener los avances y las patentes en territorio estadounidense, pero también está el intentar potenciar el empleo que se ha visto agravado en la última década con la caída de algunos de los fabricantes de automóviles.

Tal como informan en 9to5Mac, durante una entrevista que se realizó al presidente en Fox Business, Trump comentó la idea de cobrar un impuesto a empresas cuando fabriquen productos fuera del país. Esta medida afectaría a muchas de ellas, pero especialmente a Apple.

El deseo de Trump es que las empresas fabriquen todos los productos a nivel nacional, aspecto que obligaría a realizar importantes cambios a quien tenga su industria en países asiáticos, tal como suele pasar para reducir considerablemente los costes.

Trump citó directamente a Apple en la entrevista: "Si quisiéramos establecer nuestra propia frontera, como hacen en otros países, Apple construiría el 100% de su producto en los Estados Unidos. Así funcionaría". 

En cuanto al modo de empujar en esa dirección, se mostró muy directo, la idea “es cobrarles impuestos cuando fabrican el producto fuera. No tenemos que hacer mucho por ellos, ellos tiene que hacer por nosotros”, comentó Trump. Pero este no es un camino sencillo por varios motivos.

Para poder crear este impuesto tendría que aprobarse primero por el Congreso, un proceso que no sería rápido ni sencillo, pero seguramente Trump ha detectado este momento como óptimo para realizar el movimiento. Sus ataques a China son constantes, no solamente ha extendido un año el bloqueo a sus compañías, también está culpando al país por la crisis del coronavirus.

Veremos si esta amenaza se transforma en una realidad y posibles reacciones de las empresas ante las próximas elecciones presidenciales que se celebrarán este año.