Skip to main content

Internet con láser, así han conectado dos ciudades de África a 4,8 km de distancia

Imagen del Kilimanjaro
Unsplash

17/09/2021 - 12:57

La tecnología tiene la compleja tarea de hacernos la vida más fácil y de llegar donde otros no pudieron. Por eso el experimento llevado a cabo sobre el río Congo es una noticia de las que alegran el día.

Muchas veces pensamos en la tecnología como eso que nos acompaña en el bolsillo y que echa muy buenas fotos que subir a Instagram. Pero la realidad es que es mucho más.

Su principal misión, desde que el ser humano frotó dos palos para hacer fuego, ha sido hacernos la vida más fácil. Y tenemos ejemplos a nuestro alrededor, los cuales hemos interiorizado hasta tal punto que ya ni vemos.

Por desgracia, en muchos países los avances tecnológicos apenas han comenzado a llegar, existiendo ciudades enteras que no tienen ni acceso a internet. Esta situación se vuelve casi común en África, cuna de nuestra especie y a la vez continente más pobre.

Fibra Óptica y 5G

Este motivo, el de la pobreza, ha hecho que incontables iniciativas lleguen a África para cerrar esa enorme brecha de desigualdad. Y dentro de los proyectos que merecen la pena rescatar está el recientemente probado Proyecto Taara.

Surgido del original Proyecto Loon (que era una iniciativa paralela de Google antes de que la empresa matriz Alphabet la convirtiera en un proyecto propio), esta tenía el ambicioso objetivo de conectar regiones remotas a Internet mediante el envío de láseres entre globos de gran altitud.

Sin embargo, después de años de pruebas exitosas, el proyecto se suspendió en enero de 2021 debido a los elevados costes.

Por fortuna para todos, la tecnología láser se rescató para dar vida al Proyecto Taara. Esta iniciativa, propiedad de la empresa X de Alphabet, ha conseguido conectar llevar el internet desde Brazzaville, en la República del Congo, a la ciudad vecina llamada Kinshasa.

Conexión laser en África diseñada por la compañía X
X

Aunque las ciudades están a sólo 4,8 km de distancia, las fibras ópticas que suministran Internet tienen que recorrer más de 400 km para evitar el río Congo, el cual separa a ambas urbes. Por ello, las conexiones a Internet en Kinshasa son mucho más caras.

A lo largo de 20 días, la conexión láser entregó casi 700 TB de datos a velocidades de hasta 20 Gbps, con una eficiencia del 99,9%. Lo que tiene muchísimo mérito, ya que las conexiones por aire tienen que enfrentarse a pájaros, lluvia y niebla, entre otras perturbaciones.

Fibra óptica

El láser utilizado para estas tareas es prácticamente invisible a simple vista, tiene la anchura de un palillo y puede alcanzar con precisión un objetivo de sólo 5 cm de ancho a 10 km de distancia. El terminal receptor está diseñado para detectar la luz del emisor y adecuarse a los tambaleos naturales del haz del láser.

Este proyecto certifica que es posible llevar internet a las zonas más remotas de la tierra de una forma barata y efectiva, lo que permitiría cerrar una de las brechas más grandes que hay en términos de igualdad y oportunidades como es el acceso a la información.

Etiquetas:

#Tecnología

Y además