Facebook no funciona: sufrimos otra caída de la red social

Facebook caído

Ha vuelto a ocurrir. Llevad a vuestros hijos al refugio y abandonad todo lo que no sea imprescindible, porque Facebook ha vuelto a caerse. Sin ninguna explicación ni comunicado, la red social ha dejado de funcionar durante algunos minutos, lo que ha bastado para que adolescentes histéricas de todo el mundo corrieran a Twitter a protestar, pidiendo en algunos casos y exigiendo en otros a la red social que reanudase su servicio. Por suerte para todos, la calma ha vuelto con nuestros timelines. 

Recordemos que la última vez que esto pasó, la reacción de los usuarios fue bastante exagerada. Según los rumores, incluso hubo una mujer estadounidense que llegó a llamar a la policía para que Facebook volviese a funcionar. Lo que nosotros llamaríamos tomárselo un poco a la tremenda. 

Y lo más curioso es que Facebook es el que debería sobrereaccionar, especialmente teniendo en cuanta que por cada minuto en el que la red social está caída en todo el mundo, la empresa pierde 22,453 dólares en publicidad, juegos con contenido de pago y demás fuentes de ingresos. Y este verano Facebook ha tenido un montón de pérdidas, si atendemos a estas cifras. 

Conoce otras caídas de Facebook como esta, y sus consecuencias

La página de Zuckerberg ha sufrido caídas en mayo, junio y agosto. Parecía que septiembre iba a poner fin a la mala suerte de la red social, pero ya se sabe lo que ocurre en verano: deben de tener un becario particularmente torpe. Eso, o Facebook se está enfrentando a uno de los mayores proyectos de reestructuración desde su apertura.

Aunque la teoría del becario nos resulta atractiva, lo cierto es que lo más probable es que la red social esté introduciendo cambios en sus algoritmos de funcionamiento, con consecuencias que podrían o no verse reflejadas en las interfaces que utilizamos los usuarios. 

El caso es que, como siempre que Facebook se cae, WhatsApp, Tuenti, Twitter y otras redes sociales comienzan a frotarse las manos y a calentar servidores para hacer frente a la marea de tráfico que se les viene encima: apenas unas migajas de los visitantes totales de la que sigue siendo la red social más popular.