Second Life cumple 10 años. Cuántas cosas han cambiado...

Second Life cumple 10 años

El 23 de junio de 2003 abrió sus puertas Second Life, un universo paralelo en donde todo podía pasar. Los usuarios debían crear un personaje imaginario llamado avatar y explorar un mundo virtual en 3D moldeado por los propios residentes. Existían diversas herramientas para crear objetos que podían ser vendidos para comprar otros creados por otros residentes. También se diseñaban edificios y sedes a imagen y semejanza de los reales. En Second Life la gente se reunía para chatear, jugar a juegos, dar una vuelta por las creaciones de otros usuarios, o intercambiar artículos. Tuvo un gran éxito, hasta el punto de que las principales empresas de informática, ropa, coches, incluso partidos políticos, crearon sus sedes virtuales que los residentes visitaban para obtener regalos virtuales, pero también para informarse de sus productos y hacer negocios con ellos.

En sus primeros años de vida, Second Life se convirtió en todo un fenómeno, hasta el punto de que algunos expertos le auguraron un futuro similar a Facebook, pero en un entorno virtual. No fue así. La llegada de las redes sociales "reales", y los smartphones, acabaron con su popularidad. Facebook, Tuenti, Twitter, Google +... Los internautas optaron por las redes sociales reales en donde contactamos directamente con otras personas bajo una identidad (más o menos) real, en un entorno real. El "boom" de los smartphones fue la puntilla definitiva, pues Second Life es un mundo virtual en 3D pensado para visionarse y crearse en una pantalla de ordenador, y acceder a él desde un  móvil pierde parte del sentido.

En los últimos tiempos Second Life ha perdido protagonismo, pero no ha desaparecido. Diez años después sigue siendo rentable y dispone de un nicho fiel de usuarios que lo utilizan mayoritariamente para charlar y jugar a juegos con amigos virtuales que han mantenido durante mucho tiempo.

Cuánto puede cambiar Internet en tan sólo diez años...