Yahoo! podría lanzar servicio de vídeo tipo YouTube

Yahoo! podría estar preparando un servicio de vídeo similar a YouTube, pero sólo para creadores de contenido profesionales

Yahoo! no se rinde.

Como competidor directo de Google en muchos ámbitos de la Red, necesita ofrecer una alternativa a YouTube. El negocio del vídeo en streaming es demasiado suculento como para dejárselo todo a la compañía de Mountain View.

Pero lo cierto es que en los últimos años no ha tenido mucha fortuna. Yahoo! Video fracasó, la compra de DailyMotion no fructificó, y Yahoo! Screen es practicamente una web de famoseo y cotilleo, al menos la versión española.

Yahoo! Screen

Las preguntas más absurdas de Yahoo! Answers Vol. III

Pese a todo, parece que va a volver a intentarlo. Eso afirma la información proporcionada por la web Recode.

Citando anónimamente a varios confidentes que están trabajando en el proyecto, Recode asegura que la propia CEO de Yahoo!, Marissa Mayer, se ha propuesto lanzar otro servicio de vídeo, pero enfocado a los creadores de contenido, más que a los usuarios.

Mayer lleva dos años en la compañía, pero salvo su alianza con el gigante chino Alibaba, que ha sido muy beneficiosa para Yahoo!, no ha conseguido grandes éxitos a la hora de volver a colocar a la compañía en la vanguardia de Internet. Al menos, en las áreas más visibles.

En Yahoo! han detectado el creciente malestar de alguno de los youtubers más populares, así como los canales de contenido, debido al reparto de ganacias e imposiciones de YouTube, como la obligación de usar Google + en los comentarios.

Al parecer Yahoo! podría haber iniciado contactos para que se cambien de bando, a cambio de un mayor porcentaje en los ingresos publicitarios, y opciones como anunciarse en la propia web de Yahoo!

La intención sería crear un servicio de contenidos alimentado por creadores expertos y populares, que traigan consigo a sus seguidores. En el plazo de un año, si el nuevo servicio se estabiliza, lo abrirían a todos los usuarios.

Tal como hemos comentado, el negocio del vídeo en streaming genera mucho dinero. Hace unos días, Disney compró Maker Studios, uno de los creadores de contenido más populares de YouTube, por 500 millones de dólares.