Skip to main content

11 trucos para hacer la compra este fin de semana y que no te salga tan cara

Compras

08/11/2019 - 13:32

Ir a la compra es una necesidad de la que pocos podemos librarnos. Vas llenando el carro y cuando llegas a la caja ves como la tarjeta se queda aún más delgada. 

Si no quieres que este paso por el supermercado se lleve más dinero de lo necesario y seguir teniendo la despensa y la nevera llena sin arruinarte, vamos a darte una serie de consejos con los que evitar caer en la trampa de los supermercados. 

Estos lugares están diseñados para que salgas de allí con más cosas de las que necesitas, ir preparado y con las ideas claras puede ser muy útil para luego no arrepentirse.

Ve preparado, sin hambre y con la lista de la compra

Acabas de salir de la oficina, tienes prisa, estás cansado y con hambre, este es de los peores momentos para ir al supermercado. A la compra procura ir siempre después de haber comido, con el estómago lleno para que la gula no elija por ti. 

Otro truco indispensable es llevar una lista de todo lo que necesitas y no coger nada más de lo que hay en ella apuntado. 

Mantente alejado de los pasillos interiores

Los supermercados están diseñados y organizados de manera que tengas que pasar por la mayor cantidad de pasillos para llegar a los productos más básicos. La mayor parte de los clientes compra aceite, leche y productos de limpieza, por eso estos se encuentran al final de local, para que tengas que recorrer todo el supermercado. 

Supermercado

Cuando ya te conozcas el supermercado como tu casa, irás más directo a por esos productos que quieres y te perderás menos, es decir, verás menos productos que no necesitas y que te tentarán para gastar más de lo necesario.

No le des la espalda a los cupones descuento

Ahora tenemos hasta aplicaciones móviles que nos ofrecen un gran número de cupones descuento. Es cierto que muchos no te serán útiles, pero no desesperes de vez en cuando encontrarás más de uno que te ayuden a conseguir eso que sueles comprar a mejor precio

Aún así, como te decíamos antes, no te dejes seducir, si no es un producto que necesites o suelas consumir con frecuencia, no merece pena ni la oferta del 2x1 ni el cupón descuento.

Las marcas blancas son tus amigas

Las cajas de las marcas conocidas son más llamativos, pero muchos vienen del mismo fabricante que otras marcas blancas. Éstas son más baratas, solo necesitamos dedicar tiempo a encontrar aquella que sea similar al producto que nos gusta. 

Aléjate de las comidas preparadas

Frutas peladas y cortadas, legumbres ya cocidas, comidas precocinadas, ensaladas ya preparadas para calentar en el microondas y listo. Sí, estos productos nos ahorran mucho tiempo, pero también son más contaminantes y caros. 

No cuesta tanto pelarse una pieza de fruta ni preparar varios platos que tener congelados para ir más rápidos el resto de la semana, bueno,sí cuesta. Es tiempo que no estás descansando, pero también es una buena costumbre para comer más sano y ahorrar una buena cantidad de dinero.

Prioriza los alimentos de temporada

Cultivar frutas de forma sana es posible siguiendo estas pautas

Cultivar frutas de forma sana es posible siguiendo ciertas pautas

Aunque ya hay alimentos durante toda la época del año, algunos, por los procesos que requiere cultivarlos fuera de fecha son más caros. Los productos de temporada saben mejor y son más baratos

Aprovecha las fresas las pocas épocas en las que aparecen en los supermercados y no busques naranjas en pleno verano. 

Cuidado con las hierbas aromáticas y las especias exóticas

Las hierbas y las especias cuestan una fortuna, sobre todo las que se cultivan lejos. Las hierbas más comunes se pueden cultivar en espacios pequeños en casa, pero si no eres de los afortunados que saben mantener con vidas las plantas, puedes comprarlas con mucha cautela. 

Las especias igual, al ser costosas de transportar desde los países donde se producen, algunas cuestan como un producto gourmet

Los productos menos perecederos mejor en grandes cantidades

Mercado de frutas en Jerez

Las verduras y frutas se estropean rápido y si no somos muchos en casa  o pasamos poco tiempo, puede que se nos estropeen antes de que las consumamos. Pero hay otros productos como las patatas que duran mucho más y en vez de comprar una o dos, si nos decantamos por una bolsa de más tamaño, de un kilo por ejemplo, podemos ahorrar bastante. 

Mejor no ir con los más pequeños

A veces no tenemos opción y es positivo que desde pequeños aprendan a hacer la compra y todos los alimentos que existen, pero son un peligro. Los niños sucumben más a los productos más llamativos y caros, juguetes, golosinas, caprichos innecesarios que aumentan la factura. 

Si no quieres pasarte todo el rato peleando con ellos para no llevarte cosas que no están en la lista, el día que vayas a hacer la compra más importante déjalos con algún familiar.

El agua embotellada sólo si es imprescindible

Agua

Además de ser una industria muy contaminante debido a los plásticos, resulta un gasto considerable. Es cierto que no en todas partes conseguimos una buena calidad de agua potable en los grifos y puede que en casa haya algún fallo de tuberías que te obligue a recurrir al agua embotellada. 

Sin embargo, el gasto al mes se multiplica considerablemente si todo el agua que bebemos al día la tenemos que conseguir embotellada. 

Las estanterías más altas y bajas son las más baratas

Los supermercados colocan los productos más caros en las estanterías intermedias, esas que nos quedan a la altura de los ojos a la mayoría de la población. Al pasar por los pasillos las ves y acabas picando, mientras que si hechas un vistazo a tu alrededor, puedes encontrar productos similares de marcas más baratas y ahorrar bastante. 

Con estos sencillos consejos podrás realizar la compra del mes o de la semana sin más del presupuesto que tenías pensado, aunque darse un capricho de vez en cuando tampoco es malo. 

Ver ahora: