Skip to main content

5 formas de calentar la casa sin gas ni electricidad

Casa fria

19/11/2021 - 20:16

¿Se puede calentar una casa sin recurrir al gas o la electricidad? Hay alternativas, aunque no son tan cómodas.

Con el precio de la electricidad por las nubes, y los problemas de abastecimiento de gas, va a ser un invierno duro en el aspecto monetario.

Según Idealista, en una información que nos llega vía Business Insider, en España el 43% del consumo de energía de los hogares se debe a la calefacción. En un inmenso porcentaje, alimentada por gas o electricidad.

¿Se puede calentar la casa sin usar gas ni electricidad? Hay alternativas igual de eficientes, y más baratas y ecológicas.

Chaqueta con calefacción

Chaqueta con calefacción

Chaqueta con calefacción unisex que ofrece tres niveles de calor: 25, 35 o 45°C. Funciona conectando una power bank por USB. Está disponible en un amplia variedad de tallas y en dos colores (negro y rojo).

La clave está en el combustible que utilizan. En la mayoría de los casos no es fácil de conseguir, o hay que reeemplazarlo manualmente.

No llega automáticamente por un tubo o cable como el gas y la electricidad. Si aceptas esto, las alternativas son perfectamente viables, y te ahorrarán mucho dinero.

Chimeneas y estufas de bioetanol

Es la opción más popular.

Puedes encontrar chimeneas y estufas de bioetanol a partir de 60 euros. No exigen instalación específica, y el combustible lo puedes encontrar fácilmente en Amazon.

Estas estufas no expulsan residuos, así que son respetuosas con el medioambiente.

Estufas de poli combustible

Se trata de estufas que aprovechan residuos naturales de industrias muy asentadas en España, como cáscaras de almendra o huesos de aceituna.

Al ser desechos muy abundantes, es un material barato.

Eso sí, según cuenta Business Insider las estufas son caras, alrededor de los 1.000 euros (las calderas de gas son incluso más caras).

Pero lo amortizas rápido porque no gastas en gas ni electricidad.

Calefactor por infrarrojos

Aunque sí requieren electricidad, estas estufas funcionan de manera diferente. Emiten rayos infrarrojos como la luz del sol, que producen bienestar y calientan objetos y personas, no el aire.

El 95% de la potencia utilizada se transforma en radiación térmica, así que consumen mucho menos que una estufa convencional.

En Amazon tienes calefactores por infrarrojos a partir de 100 euros.

Bomba de calor geotérmica 

Funcionan mediante unas sondas instaladas en el terreno que recogen el calor y lo llevan al vaporizador de la bomba térmica. Posteriormente, se comprime, alcanza la temperatura deseada y se distribuye a través del sistema de radiación que se haya escogido. 

Requiere electricidad para la bomba, pero no como combustible. El ahorro respecto a una calefacción de gas o una estufa de electricidad ronda el 75%.

Cortinas térmicas y otros tejidos

Una última solución es utilizar la decoración del hogar para mantener el calor.

Existen cortinas térmicas, alfombras aislantes y muebles hechos con tejidos que tienen la capacidad de  aislar el frío, o retener el calor.

Por sí solos no son suficientes para mantener la casa caliente, pero reducen la factura de la calefacción.

Y además