Skip to main content

Así funciona el WC sin agua financiado por Bill Gates

WC de nanomembrana, el retrete sin agua financiado por Bill Gates

23/03/2016 - 08:44

La labor filantrópica llevada a cabo por la Fundación Bill & Melinda Gates en los últimos años va desde la construcción de escuelas hasta otros proyectos mucho más originales, como el de desarrollar un WC con el menor consumo de agua posible, a ser posible sin agua en absoluto.

Investigadores de la Universidad de Cranfield, en Reino Unido, han conseguido no sólo hacer funcionar un WC sin agua, sino que el mismo sea capaz de reciclar la que contienen los desechos humanos.

Su funcionamiento es bastante complejo, pues recurre a una serie de mecanismos destinados a sedimentar los excrementos en el fondo de un depósito y dejarlos allí para que el líquido se evapore. El mismo se condensa posteriormente a través de un tubo. El agua resultante, debidamente purificada, puede usarse para otras labores, como por ejemplo las domésticas.

Los desechos, una vez compactados, son llevados a una planta de tratamiento y usados como combustible para producir energía. De esta forma se cierra el ciclo de la sostenibilidad y no sólo se evita un gasto innecesario de agua, sino que se produce energía de materiales de otra forma inservibles.

Dentro del retrete habrá unas herramientas en forma de palas que se encargarán de limpiar cualquier posible suciedad acumulada en la taza. El dispositivo ha sido bautizado como WC de nanomembranas, debido a los filtros encargados de depurar el agua.

Bill Gates financia una máquina que convierte excrementos en agua potable

La originalidad del proyecto le sirvió para ganar el concurso impulsado por Bill Gates y su esposa Melinda en 2012, cuyo premio consistía en una dotación económica de 710.000$. La importancia otorgada al mismo por el magnate se debe a la dificultad que existe en algunas zonas densamente pobladas para acceder a agua corriente, lo que hace imposible un correcto tratamiento de los residuos fecales humanos.

Gracias a la inversión de la Fundación Bill Gates, los investigadores podrán comenzar las pruebas de campo de su retrete sostenible este mismo año. Si tienen éxito, podrían proporcionar una alternativa mucho más ecológica y saludable a los 2.400 millones de personas que tienen que hacer sus necesidades en condiciones insalubres.

De ellos depende la posibilidad de prevenir las numerosas muertes que se producen cada año por infecciones y enfermedades asociadas a los residuos fecales indebidamente procesados o no procesados en absoluto.

[Fuente: Business Insider]

Ver ahora: