Logo Computerhoy.com

Este Ataúd Viviente se fabrica con hongos: convierte el cuerpo en nutrientes para fundirse con la Naturaleza

Life
El Ataúd Viviente se fabrica con hongos: convierte el cuerpo en nutrientes para fundirse con la Naturaleza

Provenimos de un ser vivo que nos alimentó antes de nacer, así que parece justo que hagamos lo mismo cuando dejemos este mundo.

Resulta un poco triste caer en la cuenta de que lo último que hacemos en esta vida es... contaminar. Los ataúdes se fabrican con abundantes productos químicos y material no reciclable. Y si optas por la cremación, también requiere una gran cantidad de combustible contaminante.

Una compañía holandesa llamada Loop ha puesto a la venta un féretro ecológico llamado Living Coffin o ataúd viviente. Aunque a nivel comercial se llama Living Coocon, Capullo viviente. Ambos términos tienen pleno sentido, como vamos a ver.

Es un ataúd viviente porque está fabricando con hongos, que convierten el cuerpo en nutrientes para alimentar la Naturaleza, en el lugar de reposo. Puedes verlo en este vídeo:

Living Coocon es el féretro más ecológico de mundo porque para fabricarlo no se usa combustible, electricidad, luz ni calor: simplemente un molde que contiene micelio, la parte vegetativa (las raíces) de un hongo.

Este micelio crece rápidamente y en 7 días cubre completamente el molde. Literalmente es un ataúd viviente, porque está hecho con organismos vivos.

En el interior del ataúd hay una capa de musgo, que se usa como base para que el micelio se alimente. Sobre el musgo se coloca el cuerpo del fallecido, una cómoda cama natural.

El atáud se transporta al lugar de reposo. Es recomendable que el entierro sea directamente en contacto con la tierra, no en un nicho, para que los nutrientes en los que se va a convertir el cuerpo, sean aprovechados por la Naturaleza.

Amazon Kindle Paperwhite 2021

Kindle Paperwhite 2021

El nuevo Kindle Paperwhite de 2021 estrena una pantalla más grande de 6,8 pulgadas con más brillo, biseles más finos, 8 GB de almacenamiento, es un 20% más rápido, con más autonomía y carga rápida.

Al contacto con la humedad del suelo, el micelio se reactiva. Es el reciclador natural más potente que existe, así que convierte el cuerpo en nutrientes en solo 45 días, cerrando el ciclo de la vida.

Una forma muy poética y ecológica de despedirnos de este mundo, sin dejar una huella contaminante.

Otro beneficio adicional de este ataúd viviente, es que resulta mucho más barato que un féretro tradicional, que son escandalosamente caros. Living Coocon tiene un precio de 1.250 euros, y ya está a la venta en su página web.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además