Las bacterias pueden comunicarse entre ellas por impulsos eléctricos

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
las bacterias pueden comunicarse entre ellas

Un reciente estudio de la Universidad de San Diego, en California, acaba de demostrar que las bacterias, los microorganismos por excelencia, son capaces de comunicarse entre ellas mediante impulsos eléctricos de un modo muy similar al que lo hacen las neuronas en nuestro cerebro.

Las bacterias se unen en comunidad y forman la llamada biopelícula, que sería una agrupación sobre una superficie sólida en el que estos microorganismos podrían comunicarse y determinar qué tipo de actuaciones llevar en conjunto.

Aunque pueda parecer increíble dado que son organismos unicelulares, el estudio ha revelado que su capacidad de organización es mayor de lo que hasta ahora se pensaba y ha puesto de relieve que la comunidad científica debe volver a replantearse el papel de las bacterias en el mundo, ya que pueden ser mucho más importante de lo que hasta ahora pensaban.

Güro Süel, director del equipo científico, ha asegurado que: "Este es un trabajo increíble en el que se corrige la forma en la que hasta ahora pensábamos acerca de las interacciones bacterianas y la formación de biopelículas. Nos muestra una forma simple y genérica para que muchas bacterias diferentes interactúen mediante señales eléctricas de fondo".

Durante la investigación, los científicos se dieron cuenta que en la biopelícula las bacterias actuaban en comunidad, ya que las que se encontraban en el centro recibían los nutrientes necesarios para sobrevivir de las que estaban en el borde y sí podían obtener alimentos.

A partir de ese punto, los científicos comenzaron a analizar cómo se producía esta relación y determinaron que las bacterias debían comunicarse de algún modo. Descubrieron que lo hacían mediante impulsos eléctricos bastante complejos, los mismo que utilizan las neuronas de nuestro cerebro para enviar y recibir información.

Una bacteria puede ser clave para frenar el cambio climático

Además, los mensajes que entre ellas se envían por impulsos eléctricos pueden traspasar las fronteras de la biopelícula, así que estamos hablando de que este tipo de comunicación tiene un recorrido mucho más largo de lo que se podía llegar a pensar.

[Fuente: TheAtlantic]