Skip to main content

¿Bebes demasiado té? Cuidado, tomarlo en exceso puede tener estos efectos secundarios

Taza de té

Getty Images

16/02/2021 - 06:45

El té tiene muchos beneficios para la salud pero, como sucede con cualquier otro producto, hay que consumirlo con moderación. Tomarlo en exceso puede tener estos efectos secundarios en tu organismo, así que ten cuidado.

Las evidencias científicas dejan claro que beber té todos los días tiene muchos beneficios para la salud. Gracias a su contenido en antioxidantes y polifenoles, mejora el funcionamiento de los órganos, favorece la digestión, tiene propiedades antiinflamatorias, ayudad a reducir el colesterol, acelera el metabolismo para quemar grasas más rápido y mejora los procesos de desintoxicación.

Aparte de todos estos beneficios para el organismo, los resultados de diversos estudios revelan que tomar té a diario reduce el riesgo de sufrir distintas enfermedades, entre ellas algunos tipos de cáncer (de piel, de próstata, de pulmón y de mama), diabetes tipo 2, enfermedades coronarias, caries e insomnio.

No obstante, para aprovechar estos beneficios no es necesario consumir grandes cantidades de té, sino que hay que beberlo con moderación. Según los expertos, superar las 3 o 4 tazas diarias (de 710 a 950 ml) podría provocar algunos problemas. Estos son algunos de los posibles efectos secundarios de beber demasiado té:

  • Reducción de la absorción de hierro. El té es rico en taninos, un tipo de polifenoles, que pueden unirse al hierro de algunos alimentos de origen vegetal y obstaculizar su absorción. Por lo tanto, si tienes deficiencia de hierro es importante que no sobrepasases las 3 o 4 tazas diarias de té.
  • Aumento de la ansiedad y el estrés. El té tiene cafeína, y tomar demasiado puede provocar un aumento de la ansiedad y el estrés. El té negro tiene más cafeína que el verde y el blanco, y cuanto más tiempo lo dejes reposar, mayor será el contenido de cafeína.
  • Problemas para dormir. Otro efecto secundario del té tiene que ver con la cafeína: su ingesta excesiva puede provocar problemas para dormir. Procura no beber cantidades muy elevadas y no tomarlo antes de irte a la cama.
  • Náuseas o dolor de estómago. Tomado en exceso o con el estómago vacío, los taninos del té pueden irritar el tejido digestivo, lo que causa náuseas o dolor de estómago.
  • Acidez. Beber demasiado té puede provocar acidez a causa de la cafeína.
  • Dolor de cabeza. El consumo habitual de cantidades elevadas de cafeína puede ocasionar dolores de cabeza recurrentes, así que procura no superar el número de tazas recomendado.