Skip to main content

BolaWrap, la nueva arma de los SWAT norteamericanos

BolaWrap

09/05/2019 - 20:15

Detener a un delincuente o sospechoso no es una operación sencilla. Y llevar un arma en la mano no facilita las cosas, al contrario. Una pistola o una porra no ayuda si la situación no es de extrema gravedad. Si no se utiliza adecuadamente puede tener consecuencias desastrosas en forma de lesiones, e incluso de muertes de inocentes. Las empresas de seguridad continúan desarrollando armas no letales que permitan detener a delincuentes o personas agresivas, sin causar daño. Una de las más efectivas que se ha presentado recientemente es BolaWrap, un arma inmovilizadora que ya usan los equipos SWAT estadounidenses.

Hay ocasiones en las que la policía tiene que detener a personas que huyen, que son violentas y se convierten en atacantes, o que están drogadas o desorientadas, y no colaboran. Se usan armas no letales como las pistolas que producen corrientes eléctricas, pero son dolorosas y producen desmayos y caídas sin control.

BolaWrap es una mejora con respecto a anteriores soluciones, porque inmoviliza al sospechoso sin causarle apenas daño, o ninguno, si lleva ropa gruesa. Puedes ver cómo funciona en este vídeo:

BolaWrap es una especie de pistola que, al más puro estilo Batman, lanza un cable que se enrosca alrededor del objetivo, inmovilizándolo.

El cable sale disparado a una velocidad de 195 metros por segundo, y tiene un alcance de hasta 7 metros. La idea es lanzarlo a las rodillas, o los brazos, para que el supuesto atacante quede inmovilizado.

El cable está construido con kevlar, uno de los materiales más resistentes a las roturas, así que no es fácil de romper. Cada cable está contenido en un cartucho que hay que recargar. El proceso solo requiere entre 3 y 8 segundos, en el caso de que haya que realizar un segundo disparo.

Listen to "Episodio #11: Google Pixel 3a XL - Estamos probando..." on Spreaker.

Como se puede ver en el vídeo, el arma inmovilizadora BolaWrap no causa ningún daño al objetivo, más allá del latigazo de la cuerda al enrollarse, y no hay problema en probarlo con voluntarios.

BolaWrap, desarrollado por la empresa pública Wrap Technologies, ya ha sido probado por numerosas agencias de policía estadounidenses y equipos SWAT, e incluso ha recibido elogios de los defensores de los derechos civiles, porque no es una arma dolorosa, ni provoca lesiones.

Pronto comenzará a ser usada por los policías de patrulla norteamericanos.