Skip to main content

Científicos crean un cuerno de rinoceronte falso, pretenden inundar el mercado negro

Cuerno de rinoceronte

Wikimedia

17/11/2019 - 08:05

Pocas cosas hay más vergonzosas para la especie humana que la extinción de animales únicos y maravillosos porque son asesinados para aprovechar parte de su cuerpo como un afrodisíaco que no está demostrado científicamente. Pero eso es lo que está pasando con el majestuoso rinoceronte. Científicos de la Universidad de Oxford quieren evitarlo inundando el mercado negro con cuernos de rinoceronte falsos.

Cada año los cazadores furtivos matan a cientos de rinocerontes para quedarse con sus cuernos, que en China se venden a peso de oro como afrodisíaco. Curiosamente, análisis realizados en algunas muestras de polvo de cuerno de rinoceronte, han descubierto que muchos vendedores lo mezclan con viagra, para que el afrodisíaco funcione... Se aprovechan de la ciencia sin renunciar a las supersticiones para ganar dinero, a costa de extinguir a los rinocerontes.

Hace poco más de un año falleció el último macho de rinoceronte blanco del Norte. Y aunque aún quedan dos hembras, esta subespecie ya está condenada a la extinción. Puedes ver al último macho en este emotivo vídeo:

Investigadores de la Universidad de Oxford han ideado una forma de combatir este vergonzoso mercado negro: han creado un cuerno de rinoceronte falso, indistinguible del original incluso tras un análisis termal y espectral. Además es fácil y barato de fabricar. La idea es inundar el mercado negro con estos cuernos falsos para que bajen los precios, y a los furtivos no les compense cazar rinocerontes.

Para crear este cuerno falso han usado... pelo de cola de caballo. Quizá te sorprenda saber que el cuerno del rinoceronte es en realidad pelo de la nariz que se endurece por la grasa de unas glándulas cebáceas que tiene en la propia nariz. Y hay gente que se come eso...

Lo que han hecho los científicos es mezclar pelo de cola de caballo, que es muy similar al pelo del cuerno del rinoceronte, con una sustancia pegajosa proveniente de seda regenerada. Con un molde le dan forma de cuerno, y tanto el color como el tacto y el peso es idéntico al cuerno de rinoceronte. Incluso los análisis térmicos y espectrales muestran una composición química similar. Han publicado un artículo en la revista Nature en donde explican todo el proceso.

Estos investigadores están dispuestos a donar la fórmula y explicar cómo usarla a quien quiera fabricar cuernos de rinoceronte falsos, para inundar el mercado negro.

¿Se atreverá alguien a ponerlo en práctica?