Skip to main content

Así cultivan café de laboratorio en Finlandia

Café creado en laboratorio

VTT CellularFood

21/09/2021 - 23:19

La agricultura celular está comenzando a despegar. De momento parece poco más que una curiosidad, pero las implicaciones de esta nueva tecnología son inmensas.

El cafeto es una planta subtropical que solo crece en zonas húmedas y calurosas. Hace apenas unas semanas, se preparó la primera taza de café cultivado en una región helada de Finlandia, el país más al norte del mundo. Son los milagros de la agricultura celular.

Ese café finlandés, que según sus creadores "conserva todo los aromas" no se cultivó en la tierra helada sino en un laboratorio.

En este vídeo el centro de investigación VTT Cellular Food nos muestra cómo se crea café en el laboratorio, a partir de células extraídas de las hojas de café.

¿Cómo funciona la agricultura celular?

Cómo vemos en el vídeo, los científicos cultivan células extraídas de las hojas del café. Las células se nutren en un entorno controlado, para que crezcan y se dividan.

A continuación estas células se transfieren a un biorreactor del que se recoge la biomasa. Las células se secan y se tuestan, obteniéndose un compuesto muy similar al café molido, con el que se puede preparar el café.

Según estos científicos sabe muy similar al café cultivado en tierra, aunque seguro que los expertos cafeteros no opinarán lo mismo, teniendo en cuenta que dicho café de laboratorio no ha pasado el proceso de maduración de los granos recibiendo sol, viento y lluvia.

Quizá con otros tipos de comida, como la carne artificial que también se cultiva en laboratorio desde hace tiempo, no exista tanta diferencia. Pero en una bebida aromática, replicar los aromas originales de la maduración al aire libre parece imposible de replicar, porque no es una cuestión de ADN, o de manipulación celular.

¿Y por qué este interés por cultivar alimentos en laboratorio? La razón es sencilla. En unas décadas, la Tierra no podrá alimentar a toda la Humanidad. Y eso sin contar con el cambio climático...

En 1970 había 3.700 millones de seres humanos. En 2020, solo 50 años después, esta cifra se dobló a los 7.300 millones. Y se estima que para 2050 llegaremos a los 9.700 millones.

El café es especialmente sensible al cambio climático, y además requiere inmensos recursos en agua, electricidad, procesado y transporte para llegar a nuestras tazas.

Y lo mismo puede aplicarle al ganado. La creación de carne y plantas en laboratorio reduce la huella ecológica hasta un 97%, porque requiere menos agua, no hay que usar pesticidas, y se podría cultivar localmente en cualquier lugar.

La agricultura celular está comenzando, pero muchos expertos estiman que, en un siglo, podría salvar a la humanidad de hambrunas y enfermedades.

Y además