Skip to main content

Desaparece para siempre el libro de familia, pasa a ser sustituido por los documentos digitales

Registro civil

Depositphotos

28/04/2021 - 11:10

El libro de familia desaparece de nuestras vidas y será sustituido por documentos digitales desde esta misma semana.

Poco a poco avanza la tendencia de digitalizar cada documento y trámite. Esto lo vemos en distintas áreas, desde las que afectan a la DGT a los cambios realizados por el Ministerio de Consumo para contenidos y servicios digitales, la entrega de la declaración de la Renta... y ahora también en algo tan conocido como el mismo libro de familia.

El libro de familia es un documento gratuito del Ministerio de Justicia de España que se tramita en el Registro Civil para anotar parentescos, nacimientos, defunciones... Pero a partir de este 30 de abril desaparecerá, al menos en formato físico: dejará de entregarse como toda la vida y solo existirá en términos digitales.

Lo primero que debemos apuntar es que los libros de familia existentes no perderán su validez. Estos se podrán seguir utilizando y tendrán que mantenerse como hasta ahora, pero el modelo cambiará y ya no se entregarán más.

Según informan en Las Provincias, de cara a evitar cualquier problema, "cada registro civil tendrá la obligación de contar con una hoja o extracto en el que figuren los datos personales de la vida del individuo". Pero, ¿por qué se realiza este cambio y cuándo se aprobó? No es una medida actual, sino que lleva tiempo preparándose.

Desde hace diez años que se sabía de este cambio, el 21 de julio de 2011 se aprobó la Ley 20/2011 que entra en vigor el próximo día 30. Aquí tenéis toda la información publicada en el BOE al respecto. El resumen de los motivos por los que se hará el cambio se puede encontrar en este párrafo:

"...se prescindirá del Libro de Familia –que pierde sentido dentro del modelo moderno que se ha configurado en la presente Ley– se ha previsto que en cada registro individual conste una hoja o extracto en la que figuren los datos personales de la vida del individuo. Consecuentemente con este diseño de la hoja individual, y en la búsqueda de una mayor simplicidad y eficiencia del sistema, la Ley distingue entre las inscripciones, las anotaciones registrales y, por último, el asiento de cancelación".

En definitiva, a partir del próximo viernes el libro de familia pasará a ser un documento obsoleto, y para muchos una curiosidad. Los tiempos avanzan y las administraciones no quieren quedarse atrás en un mundo cada vez más digitalizado.