Skip to main content

Descubren cocodrilos naranjas que desconciertan a los biólogos

Cocodrilo naranja

29/06/2018 - 16:00

Los cocodrilos naranjas de Gabón traen de cabeza a los científicos.

Fueron descubiertos hace unos años, pero ahora un grupo de científicos encabezados por el doctor Richard Oslisly intenta averiguar por qué su piel es naranja, y si se han convertido en una nueva especie.

Estos cocodrilos naranjas de Gabón llevan 3.000 años aislados en unas cuevas de la región de Abanda. No se relacionan con otros cocodrilos y son casi ciegos porque nunca han visto la luz del sol. Tienen una marca genética que hace que la peculiar pigmentación de la piel se herede de padres a hijos, pero no son una nueva especie. ¿A qué se debe este cambio?

Los cocodrilos naranjas pertenecen a la especie Osteolaemus tetraspis, un familia de cocodrilos enanos que no suelen medir más de metro y medio. Sin embargo se han encontrado cocodrilos naranjas de 1.70 metros:

Cocodrilo naranja

Como hemos dicho viven en unas cuevas aisladas de la zona de Abanda, en Gabón, y los científicos creen que quedaron atrapados allí hace 3000 años, cuando cambió el nivel de las aguas. Solo se puede acceder al interior de las cuevas por una pared vertical que los cocodrilos no pueden trepar. Las cuevas tienen conductos subterráneos por donde entra el agua.

¿Por qué los cocodrilos naranjas han cambiado el color de su piel?

Cocodrilo naranja

Al principio se creyó que era por la falta de luz, y la alimentación. Los cocodrilos de la superficie se alimentan de ranas, crustáceos, ratas, y otros animales pequeños. Estos cocodrilos naranjas solo comen alimentos que hay en las cuevas: murciélagos, insectos, e incluso algas.

Explore.org te muestra animales salvajes en directo

Sin embargo, un estudio más detallado llevado a cabo por el doctor Richard Oslisly y su equipo cree que el cambio de pigmentación se debe... al guano (los excrementos) de los murciélagos. Estos animales viven en el techo de las cuevas, y dejan caer el guano sobre los cocodrilos que están en el suelo. Su composición química degrada el color de la piel al naranja de forma permanente, hasta el punto de que esta condición, a lo largo de 3000 años, ha creado una marca genética que hace que el color de los cocodrilos naranjas se herede de padres a hijos.

Solo se han contabilizado 40 ejemplares, así que se trata de una rama endémica en peligro de extinción.