Skip to main content

Descubren una forma de comunicarse con los gatos guiñando de cierta forma los ojos... ¡y funciona!

Gato

01/11/2020 - 06:20

Los gatos no son animales especialmente comunicativos, incluso muchos dicen que son bastante poco simpáticos, pero existe una forma de transmitirles una "sonrisa", que hace que les caigamos mejor.

Cuando nos relacionamos con una animal, especialmente una mascota, nuestro instinto es humanizarlo: le ponemos nombre, le hablamos y traducimos sus gestos como si fuesen gestos humanos. "¡Mira al perro, parece que sonríe!", "¡El gato me ha guiñado un ojo!". Pero la realidad es que los animales se comunican de forma muy diferente a nosotros, y ven la relación mutua de otra forma.

Quizá el ejemplo más peculiar son los gatos. Unas mascotas que básicamente viven su vida y solo muestran interés por los humanos... bueno, cuando les interesa... Algunos dueños de gatos afirman que  los gatos son los que nos ven como sus mascotas, y no les falta razón.... Pero ahora los científicos han demostrado una forma de estrechar lazos con los gatos, que parece que funciona.

Es algo que muchos dueños de gatos ya intuían, pero ahora se ha demostrado científicamente. Zoológos de la Universidad de Sussex, en el Reino Unido, han confirmado que guiñar muy lentamente los dos ojos al mismo tiempo, es un gesto que los gatos interpretan como una sonrisa. Consigue que esa persona les caiga mejor, y si están de buen humor devolverán el gesto guiñando ellos también lentamente los dos ojos al mismo tiempo.

Estos zoólogos estudiaron a 21 gatos de 14 hogares diferentes, y comprobaron cómo respondían cuando sus dueños les hacían un guiño lento. Después buscaron otros 24 gatos en 8 hogares diferentes y comprobaron su respuesta a un guiño lento, pero por parte de un desconocido. También probaron a ofrecerles la palma de la mano en diferentes situaciones con y sin guiño, para comprobar si se acercaban a investigar. En este vídeo podemos ver cómo un gato realiza un guiño de ojos lento, que equivale a una sonrisa, o a un gesto cariñoso:

El estudio descubrió que los gatos cuyos dueños llevan a cabo guiños lentos, son más propensos a hacerlos también ellos, frente a otros cuyos dueños son más neutros. Del mismo modo, en el segundo experimiento, los gatos que recibían un guiño lento de un desconocido eran más propensos a acercarse cuando les ofrecían la palma de la mano.

El estudio concluye que guiñar los dos ojos lentamente en un sistema de comunicación positiva con los gatos, que lo interpretan como un gesto cariñoso o una sonrisa.

Y puesto que la prueba se llevó a cabo con gatos de diferentes razas y hogares, parece que se trata de un método de comunicación universal de los felinos. Si se realiza a menudo, los gatos establecen vínculos más fuertes con sus dueños.

La profesora Karen McComb, una de las autoras del estudio, nos explica cómo hacerlo: "Trata de entrecerrar los ojos lentamente como si estuvieses sonriendo de forma relajada, y ciérralos un par de segundos. Comprobarás que el gato hace lo mismo, iniciando una especie de comunicación sin palabras". ¿Te animas a probarlo?