Skip to main content

Descubren los secretos del dragón negro, el pez que absorbe el 99,5% de la luz

Dragón negro del Pacífico, pez ultra negro

Karen Osborn, Smithsonian

17/07/2020 - 17:49

En las profundidades del océano aguardan criaturas sorprendentes. Una de ellas es este pez ultra negro, que es capaz de absorber el 99,5% de la luz. Ahora, un grupo de científicos ha descubierto sus secretos.

En el fondo del océano, donde la luz del sol apenas llega, viven diversos peces que comparten una característica muy particular: su piel es uno de los materiales más negros que existen. Uno de ellos es el dragón negro del Pacífico (Idiacanthus antrostomus), un pez ultra negro que absorbe el 99,5% de la luz.

Ahora, un equipo de investigadores dirigido por el Museo Nacional de Historia Natural Smithsonian de Washington y la Universidad de Duke ha descubierto los secretos de su piel, revelando por qué es capaz de absorber prácticamente toda la luz que recibe.

Karen Osborn, zoóloga del Museo Nacional de Historia Natural Smithsonian de Washington, se interesó por primera vez en la piel de estos animales cuando intentó fotografiarlos. "No importaba cómo configurara la cámara o la iluminación, simplemente absorbían toda la luz", explica la investigadora.

En las profundidades del océano, donde apenas llega la luz del sol, no puede haber mejor camuflaje que el color negro. De esta forma, los organismos se pueden confundir con el entorno y pasar desapercibidos para los depredadores. "Si quieres mezclarte con la infinita negrura de tu entorno, absorber cada fotón que te golpea es una excelente manera de hacerlo", señala Osborn.

Ahora, estos científicos ha descubierto cuál es el secreto que permite a peces como el dragón negro del Pacífico reflejar el 99,5% de la luz. La negrura de su piel depende de la melanina, el mismo pigmento que da color a la piel humana. La cuestión es que en los peces ultra negros, este pigmento no solo es abundante, sino que también se distribuye de una manera única por toda la superficie. 

En estos animales, el tamaño, la forma y la disposición de los melanosomas (los orgánulos de la piel que contienen la melanina) hace que dirijan toda la luz que no absorben directamente a los melanosomas vecinos dentro de la célula. "Efectivamente, lo que han hecho es hacer una trampa de luz súper eficiente y súper delgada", afirma Osborn. 

Este hallazgo, publicado en la revista Current Biology, resulta muy interesante para diferentes aplicaciones. Y es que, aunque ya hay materiales más negros (el Vantablack refleja el 99,96% de la luz), la piel de estos peces destaca por su delgadez y eficiencia.

Fabricar materiales ultra negros es muy útil para los equipos ópticos sensibles como las cámaras de los telescopios, ya que evitan que se cuelen reflejos que estropeen las imágenes. También sirve para el desarrollo de tecnologías de camuflaje para vehículos o aviones militares, así como para su aplicación en obras de arte.