Skip to main content

Detergente líquido, en polvo o en cápsulas, ¿cuál es mejor para lavar la ropa?

Detergente en polvo vs pods

Depositphotos

14/09/2021 - 22:15

¿Tienes dudas sobre qué tipo de detergente para lavar la ropa es mejor? Toma nota de las ventajas y las desventajas del detergente líquido, en polvo y en cápsulas, y escoge el que mejor se ajuste a tus necesidades.

En el lineal del supermercado podemos encontrar diferentes tipos de detergente para lavar la ropa. El detergente en polvo es el más tradicional, después se puso de moda el detergente líquido, y las cápsulas o "pods" son la última tendencia. Pero, ¿cuál es el mejor para hacer la colada?

Cada tipo de detergente tiene sus pros y sus contras y está recomendado para diferentes usos. A continuación vamos a repasar las características de cada uno para que elijas cuál es el mejor para ti. 

Detergente en polvo

El detergente en polvo es el formato tradicional. Entre sus ventajas destaca que suele ser más barato que el detergente líquido o las cápsulas y ofrece buenos resultados para lavar ropa muy sucia. Además, su embalaje suele ser más ecológico que el que otras opciones.

Por contra, en ocasiones presenta dificultades para disolverse en agua fría, no se puede utilizar tal cual para pretratar las prendas, y además su conservación es algo más complicada porque necesita mantenerse seco.

El detergente en polvo está especialmente recomendado para lavar ropa muy sucia. Esto es debido a que generalmente se formula a un pH más alto, lo que le permite ofrecer excelentes resultados para limpiar ropa de trabajo o uniformes deportivos muy sucios, tal como explica la experta en lavandería Mary Gagliardi de Clorox.

También es una opción adecuada para las personas que quieran ahorrar en el detergente para la ropa sin renunciar a la eficacia y el poder limpiador.

Detergente líquido

Frente al detergente en polvo, el detergente líquido tiene la ventaja de que no tiene problemas de disolución y se puede utilizar sin problemas para lavar en agua fría. 

Además, también se puede usar para pretratar las prendas directamente. Resulta muy efectivo en manchas de aceite y grasa.

No obstante, este formato también tiene sus inconvenientes. Su correcta dosificación es uno de ellos, ya que resulta fácil excederse a la hora de calcular la dosis correcta, con los problemas que esto puede acarrear. Además, por lo general produce más residuos de plástico.

¿Cuándo debes elegir el detergente líquido? Este tipo es especialmente interesante para las personas que suelen lavar la ropa con agua fría, y también cuando es necesario tratar manchas de grasa. 

Detergente en cápsulas o pods

La tendencia que está triunfando en la actualidad es el detergente en cápsulas o pods. Su gran ventaja es que resulta muy cómodo de utilizar: al ser monodosis, lo único que hay que hacer es introducir la cápsula en el tambor, y listo. 

Además, como se trata de un detergente más concentrado, pesa menos y se transporta sin esfuerzo.

Pero también tiene desventajas. No se puede usar para pretratar las prendas, la dosis puede ser excesiva para cargas ligeras de ropa, y hay que guardarlos fuera de alcance de los niños, que los confunden con golosinas y se los pueden comer accidentalmente.

El detergente en cápsulas es perfecto para ti si habitualmente pones la lavadora con la misma carga de ropa y no está demasiado sucia, según Laura Johnson, experta en investigación y desarrollo del laboratorio de electrodomésticos de LG Electronics.