Skip to main content

Es hora de borrar estas cinco mentiras de tu currículum

Currículum

10/08/2018 - 22:22

Cuando redactas un currículo profesional, la tentación de adornarlo un poco, es irresistible. La presión por encontrar un trabajo, o mejorar el que tenemos, nos impulsa a incluir una mentirijilla por aquí, un redondeo por allá... Las mentiras en los currículum, en la era de Internet, tienen las patas muy cortas.

Quizá compensaba incluirlas hace unos años, cuando era complicado comprobar la veracidad de lo que ponía en un currículo. Pero hoy en día los reclutadores tienen a Internet (y al ojo que todo lo ve, Google), como mejores aliados.

La mayoría de las mentiras de los currículums se pueden detectar simplemente realizando unas búsquedas en Google o en las redes sociales. Y ten por seguro que el reclutador las llevará a cabo. Si te descubren en un mentira la confianza en tí caerá en picado, y será complicado que te contraten para el puesto. Por eso vamos a mostrarte cinco mentiras que deberías borrar de tu currículo.

Uno de cada cuatro trabajadores reconoce haber mentido en su currículum

Redondear las fechas

Cuando has trabajado dos años y 11 meses en un puesto, resulta tentador redondearlo a tres años en el currículo. Quizá aparente más, pero no para un reclutador.

Si pones todas las fechas ajustadas da sensación de mentira y redondeo, es decir, dejadez o aparentar más. Al contrario, si pones años y meses exactos, indica que eres una persona honesta, ordenada y con sentido del deber.

Engordar resultados

Queda muy bien decir que en tu anterior puesto duplicaste las ganancias de la empresa, o vendiste cierta cantidad de productos. Pero recuerda, Internet es tu enemigo a la hora de justificar tu currículo. Pon exactamente los datos verídicos. Esta es una de las mentiras de los currículums más comunes.

Ascenderte a ti mismo

Resulta que eras solo el ayudante del director, pero en tu currículo has puesto "co-director". O has pasado de secretaria, a coordinadora de sección...

Estos datos son fáciles de desmontar por un reclutador, y seguro que te hará preguntas comprometedoras sobre tu supuesto puesto de trabajo...

No te atribuyas méritos de otros

Si solo eras un miembro más del grupo, no digas que eras el director del proyecto. Es mejor que expliques tu verdadero papel, y luego, si quieres, puedes aclarar por qué crees que tu aportación ha sido decisiva.

No te inventes méritos académicos

Si te faltaron dos asignaturas para terminar la carrera, no pongas que tienes el título. Si no tienes ni idea de inglés, lo de "nivel medio" ya está muy visto. Pon tus logros exactos y después puedes poner que tienes pensado terminar lo que te falta.

Hemos visto cinco mentiras de tu currículum que debes borrar.