Skip to main content

Esta mini recreativa sólo es posible con una Raspberry Pi Zero

Recreativa con Raspberry Pi Zero

17/09/2016 - 17:42

Hoy día las placas de Raspberry Pi valen para mucho pagando tan poco, y son capaces de dar vida y procesamiento a multitud de dispositivos invirtiendo muy poco dinero. Uno de los últimos inventos que han nacido gracias al uso de esta placa es una pequeña recreativa que es capaz de ejecutar cualquier título clásico, aunque necesitarás unas manos pequeñas y vista de lince para disfrutar con ella.

Esta pequeña recreativa ha sido creada por Philip Burgess y se basa en una Raspberry Pi Zero para hacerla posible. Lo malo de este invento es que no está a la venta, aunque el ingeniero ha publicado todos los planos y peculiaridades por si alguna otra persona quiere reproducirla en la comodidad de su casa.

Como dijimos, esta pequeña recreativa se basa en una Raspberry Pi Zero y se ampara en una diminuta pantalla OLED de sólo 0,96 pulgadas en la que te dejarás la vista, y un pequeño amplificador de sonido con el que distinguirás las acciones y todo bajo un tamaño de 67,2x33,6x3,5mm.

recreativa raspberry pi zero

El problema con esta máquina es que es, sencillamente, injugable. Vas a necesitar tener unas pequeñas manos para poder controlar bien su stick o dar a los pequeños botones y así ejercer las acciones en el juego, pero también tener una vista de lince para saber lo que acontece en la pantalla, y más en títulos con sprites sumamente diminutos.

10 usos alternativos para tu Raspberry Pi

Si te interesa reproducir la recreativa sólo necesitas paciencia y una Raspberry Pi Zero que sólo cuesta 5 dólares y que lleva un procesador a 1GHz y 512MB de RAM, junto a la plataforma RetroPie 3.8.1 para poder jugar a clásicos como Donkey Kong o Dig Dug.

[Fuente: Adafruit]