Skip to main content

Estas son las zonas más contaminadas del planeta

Contaminación
user

06/03/2019 - 08:30

Las zonas iluminadas que puedes apreciar en el siguiente mapa elaborado por Descartes Labs representan las emisiones de dióxido de nitrógeno, un gas que según la web de Salud Geoambiental se trata de un compuesto químico gaseoso de color marrón amarillento formado por la combinación de un átomo de nitrógeno y dos de oxígeno. Es un gas tóxico e irritante que constituye uno de los principales contaminantes en las ciudades.

Aunque en la naturaleza puede generarse por descomposicion de nitratos orgánicos, erupciones volcánicas o incendios forestales, su principal causa es el efecto humano, sobre todo por la combustión de los motores de los vehículos, fundamentalmente los diesel. Sus consecuencias son terribles para el planeta -origina la lluvia ácida- también para la salud humana: el dióxido de nitrógeno propicia la disminución de la capacidad pulmonar, bronquitis agudas, asma y numerosos procesos alérgicos, sobre todo en niños.

De forma indirecta, y puesto que es uno de los causantes del material particulado fino MP2,5, este gas está relacionado con un mayor riesgo de padecer autismo, fallos del sistema cardiovascular, ictus, enfermedades renales y cáncer ya que es un precursor del Material Partículado y éste fue declarado cancerígeno humano del Grupo 1 en octubre de 2013.

Los automóviles, camiones, centrales eléctricas, fábricas e incluso cortadoras de césped y equipos de construcción que queman combustible pueden bombear dióxido de nitrógeno a la atmósfera. La quema agrícola de residuos también lo propicia. “Estás mirando un mapa que muestra dónde se están quemando las cosas”, dice Laura Mazzaro, una científica atmosférica e ingeniera ambiental en Descartes.

Los datos provienen del satélite Sentinel 5P, un satélite lanzado en octubre de 2017 que controla la atmósfera. Es parte de una familia de satélites lanzados por la Agencia Espacial Europea, diseñados para observar nuestro planeta en aspectos tan diversos como la vegetación, los cambios de temperatura o la detección de grietas en el hielo antártico.

Este mapa en particular es una versión de una serie de imágenes que Descartes Labs lanzó a principios de febrero, reportadas por primera vez por Axios. Para hacerlos, los investigadores de Descartes crearon un compuesto a partir de imágenes individuales que el satélite Sentinel-5P capturó durante agosto y septiembre de 2018, según Tim Wallace, líder en diseño gráfico de Descartes. “Los días nublados y las imágenes de baja calidad se filtraron para generar un mapa de la cantidad promedio de dióxido de nitrógeno en la parte más baja de la atmósfera de la Tierra” en un día cualquiera durante esos dos meses “, dice Wallace.

Mapa zonas contaminadas

El dióxido de nitrógeno no sobrevive lo suficiente en la atmósfera para viajar lejos de donde se produce. Por lo tanto, es de esperar que las emisiones de dióxido de nitrógeno se concentren en las ciudades, donde más personas conducen automóviles. Pero también hay algunas fuentes inesperadas, dice Wallace. “Hay pistas de barcos y ciudades industriales en medio de la nada“, explica.

Combinados con el dióxido de nitrógeno que brilla sobre las ciudades, esos rastros a lo largo de las partes oscuras del mapa ofrecen una imagen clara de las formas en que los humanos contaminamos el aire que respiramos, casi en todas partes. Si no cambiamos pronto -tanto a titulo individual, en nuestras decisiones de consumo, transporte y alimentación, como a nivel de políticas colectivas y cambio del sistema económico– pronto el planeta será un lugar inhabitable.