Skip to main content

Este es el color más antiguo del planeta: rosa brillante

Una de los científicos de la UNA sostiene un viral con profirínas de color rosa

Marta Sanz Romero

10/07/2018 - 10:16

Rosa brillante: así es el prehistórico color que ha descubierto un equipo de científicos de la Universidad Nacional de Australia, la ANU. Dicen los autores del descubrimiento que se trata del pigmento biológico más antiguo del mundo.

El pigmento encontrado cuenta con 1.100 millones de años de antigüedad. Para ponerlo en contexto, debemos saber que los primeros animales no aparecieron hasta hace 600 millones de años, por lo que este pigmento es, por ejemplo, diez veces más antiguo que el primer Tyrannosaurus rex.

Jochen Brocks, geólogo miembro del equipo de investigadores explica la rareza de este descubrimiento comparándolo con la posibilidad de encontrar fósiles de la piel de un dinosaurio que aún conservaran el color del animal.

Nuevos descubrimientos sobre el origen de la vida en la Tierra

El equipo de investigadores pulverizó las rocas de mil millones de años que habían extraído de las profundidades del desierto del Sahara y el estudio del polvo conseguido reveló el pigmento rosa brillante en forma de aceite, cuya composición ha aportado un dato importante que podría modificar la idea que hasta ahora teníamos sobre los comienzos de la vida en nuestro planeta.

La vida animal tardó en evolucionar cuatro mil millones de años, y hasta ahora los científicos consideraban que la falta de oxígeno era la principal causa de este suceso, pero este nuevo descubrimiento revela una nueva hipótesis: según el equipo de Jochen Brocks, el pigmento rosa brillante es el resultado de fósiles moleculares de clorofila que fueron procesados por antiguos organismos fotosintéticos que en su momento gobernaron los océanos. Estos microorganismos se conocen como cianobacterias y fueron la base de la cadena alimenticia hace mil millones de años, como podrían ser ahora mismo las algas. 

El problema es que el tamaño de estos microorganismos eran demasiado pequeños como para alimentar a criaturas más sofisticadas y grandes. "Estos pigmentos rosados, su estructura y composición exactas nos dicen que faltaba una fuente de energía energética eficiente en la base de la red trófica" explica Jochen Brocks en la web de la ANU. Lo que indica que el retraso de la llegada de los animales puede deberse más a una falta de comida que de oxígeno

Este tipo de océanos dominados por las cianobacterías desaparecieron hace 650 millones de años y fueron sustituidos por nuevos océanos en los que se desarrollaron las algas que aportaron la explosión de energía en la cadena alimenticia que estaban esperando los organismos más grandes para comenzar su evolución. 

Imagen de: Universidad Nacional de Australia

Ver ahora:

Sobre el autor

Redactora en ComputerHoy

Te recomendamos