Skip to main content

El mal uso de las lentillas supone un peligro para el planeta

20/08/2018 - 11:25

Utilizar los desagües como cubo de la basura esta poniendo en peligro la salud de nuestro planeta pero principalmente la de nuestros océanos. Este mensaje lo ha oido la mayoría de la población, pero sigue sin tomárselo en serio y un nuevo estudio ha revelado el grave nivel de contaminación que está provocando que millones de personas en todo el mundo se estén desaciéndo de sus lentillas por el inodoro o el fregadero. 

Ayer se presentó ante la American Chemical Society de Boston el resultado de una investigación que asegura que el 20% de los usuarios tiraron sus lentes de contacto por el inodoro en vez de a la basura. Estas lentillas no se biodegradan por completo en los centro de tratamientos de agua y terminan en el mar sumándose a las ingentes toneladas de microplásticos que están acabando con los océanos

Esta falta de conciencia con el medio ambiente que persiste en la sociedad hace que cada vez sea más frecuente encontrarse con imágenes de playas devastadas por los desperdicios del resto del planeta que la marea lleva hasta la orilla en un intento por devolver a los humanos sus propios desechos. 

9 cosas que puedes hacer para reciclar tu móvil viejo

El equipo del Centro de Ingeniería de Salud Ambiental de la Universidad Estatal de Arizona, responsable del estudio, realizó varias pruebas de descomposición de lentes de contacto y descubrió que la lentes se conservaban prácticamente intactas incluso después de permanecer durante siete días expuestas a las bacterias de descomposición que suelen utilizar las plantas de tratamiento de aguas residuales. 

El siguiente proceso, junto con más de cuatro kilos de desechos tratados, dio como resultado la ruptura de las lentillas en pequeños pedazos. rozos parecidos a estos se encuentra a diario en los estómagos de peces y otras especias marinas. Ademas los investigadores sospechan que parte de las lentes de contacto acaban con los residuos que se depositan en el campo donde la lluvia puede arrastrar estos pequeños pedazos y las sustancias que han adquirido en el proceso.

El estudio calcula que unas 22 toneladas de lentillas son desechadas simplemente en los Estados Unidos cada año, lo que se uniría en los mares al resto de lentes de contacto mal recicladas por el resto del planeta. 

Dormir con lentillas puede provocarte pérdida de visión

El Dr, Rolf Halden, director del centro, ha explicado a la revista The New York Times que las lentes no pueden fabricarse más biodegradables pues sería un riesgo para la salud ocular de los usuarios. Por o que la solución está en las manos de los usuarios y los fabricantes de lentillas. 

Según el Dr Halden, algunas empresas ya están haciendo campañas de recogida de lentillas, pero también deberían advertir a los consumidores de la correcta forma de deshacerse de las lentillas ya usadas. Igual que recomiendan su correcto uso para proteger la salud de los ojos, una vez se han usado se deben tirar con la basura para proteger también la salud del planeta. 

Ver ahora: