Skip to main content

Por qué es mejor tomar una naranja que un vaso de zumo

zumo de naranja

30/10/2020 - 07:30

Beber un vaso de zumo es mucho más rápido y sencillo que comer una naranja, pero no resulta igual de sano.

El zumo de naranja acompaña muchos desayunos o meriendas. Si es natural, es una manera saludable de hidratarse e ingerir vitaminas al momento, además de ser muy sabroso. Pero no se debe pensar que es igual de sano que tomar una pieza de fruta debido a distintos motivos que vamos a explicarte.

Lo primero que se debe apuntar es un matiz, lo más recomendable es tomar un vaso de zumo recién exprimido o que hayas preparado en casa. Los zumos envasados suelen contener un buen número de conservantes, cuando no son directamente néctar con otros procesados o se preparan en base a concentrados.

Hay que tener en cuenta que las naranjas tienen azúcar y fibra, y uno contrarrestra lo otro, pero al separarlos al preparar el zumo, ya que la fibra suele quedarse en la monda, el azúcar produce un aumento de glucosa similar al del azúcar añadido, según apunta un nutricionista en ABC.

La cantidad de vitaminas que llegan al zumo son mucho menores que las de la pieza de fruta, aunque más de las que suelen acompañar a casi cualquier bebida, sobre todo las azucaradas.

Comer una pieza fruta además significa fortalecer la musculatura de la mandíbula, pero sobre todo saciar. La cantidad de fruta que se toma es más contundente y también sus propiedades. Se puede pensar que para preparar un vaso de zumo suelen ser necesarias al menos tres naranjas y rara vez somos capaces de comer tantas. El vaso de zumo no sacia y empuja a que tomemos más alimentos.

Lo ideal en todo caso sería acompañar el zumo de una pieza de fruta de cualquier tipo, aunque si dudas entre tomar un zumo de naranja o una naranja, no lo hagas, está claro qué es mejor.