Logo Computerhoy.com

Los mejores y peores aperitivos para comer en los viajes largos, según los médicos

Life
Los mejores y peores aperitivos para comer en los viajes largos, según la ciencia

Si estas vacaciones vas a pasar unas cuantas horas en el coche, seguro que prepararás unos snack, o los comprarás en cualquier tienda o estáción de servicio por el camino. ¡Cuidado con lo que comes!

Seguir una dieta no es fácil, pero la fuerza de voluntad se pone a prueba más que en ningún sitio, cuando tenemos que pasar más de 3 horas en el coche.

En los viajes largos te aburres, o al contrario, te lo estás pasando bien con la familia o los amigos, y las "prohibiciones" se suavizan. Paráis en una área de servicio, y casi sin darte cuenta has comprado un par de donuts, unas patatas fritas o un refresco con azúcar para el camino.

No es solo una cuestión de calorías. Hay snacks que dan sed o calientan tu cuerpo, y eso no es deseable en un viaje en pleno verano. Otros llenan tu vejiga, y te obligan a parar para ir al baño, retrasando el viaje. Vamos a ver cuáles son los mejores y peores aperitivos para los viajes largos, según los expertos.

 

La web Eat This, not That! ha preguntado a varios médicos y nutricionistas y estas son sus recomendaciones, y aquello que debemos evitar.

La dietista Cassidy Reeser recomienda llevar barritas de cereales, porque son sabrosas, nutren bien, y son fáciles de comer durante los viajes en coche, sin manchar nada.

Otro buen aperitivo son las nueces. También son muy nutritivas, y mantienen tranquilo el sistema digestivo, para no tener que parar en mitad del viaje.

La tercera opción que recomienda esta nutricionista es comprar fruta adecuada para comer en el coche. Por ejemplo plátanos, uvas, o manzanas. Son dulces, sabrosas, saludables, y no manchan.

Los peores aperitivos para los viajes

Aunque es muy tentador, conviene huir de los aperitivos tipo patatas fritas, snacks, frutos secos con sal, etc. Además de que son muy calóricos, contienen sal, picante y otros condimentos que provocan sed y calor. Esto hará que tengas que beber mucho, lo que te obligará a parar para ir al baño.

Si tienes sed, los refrescos carbonatados no son una buena opción. Refrescan, pero realmente no quitan la sed, especialmente si llevan azúcar. Tendrás que beber más y, de nuevo, parar más a menudo.  En los viajes ningún líquido mejor que el agua.

Finalmente, tampoco es recomendable comprar comida rápida o comida preparada en las estaciones de servicio. Suele contener mucha grasa y mucha sal.

La grasa sienta mal al estómago, lo que unido al movimiento del coche puede provocarnos dolor de estómago, o malestar general. Y la sal, como hemos visto, produce sed y necesidad de beber muchos líquidos.

Son consejos sencillos de seguir, y merece la pena hacerlo si no quieres retrasar el viaje por el exceso de paradas para orinar, o porque tienes el estómago revuelto por lo que has comido.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Lifestyle, Salud, Motor, Viajes

Hoy destacamos

Y además