Skip to main content

Primer asteroide interestelar observado no se parece a nada conocido

asteroide interestelar

20/11/2017 - 22:18

Por primera vez, los astrónomos han observado un asteroide que ha llegado al Sistema Solar desde el espacio interestelar y no se parece a nada conocido.

Por primera vez en la historia, los astrónomos han observado un asteroide interestelar que ha llegado a nuestro Sistema Solar desde el espacio exterior y no se parece a nada conocido.

El Very Large Telescope del European Southern Observatory (ESO) en Chile, junto con otros observatorios de todo el mundo, revelan que este objeto único ha viajado durante millones de años por el espacio hasta cruzarse en nuestro camino. No tiene semejanzas con ningún otro objeto conocido y parece tratarse de un cuerpo rocoso o de alto contenido metálico oscuro, de color rojizo y con una forma alargada. 

El misterioso asteroide, que ha sido bautizado con el nombre de 1I / 2017 U1 ('Oumuamua, que significa "explorador en hawaiano"), fue avistado por primera vez por el Pan-STARRS, el telescopio de sondeo panorámico y sistema de respuesta rápida desarrollado por el Instituto de Astronomía de la Universidad de Hawái, el pasado 19 de octubre. En un primer momento los astrónomos pensaron que el objeto era un cometa, pero posteriormente fue reclasificado como asteroide. 

Inicialmente se veía como un punto de luz en movimiento y los científicos pensaban que podía ser un pequeño asteroide convencional. No obstante, los cálculos de la órbita revelaron que, a diferencia de los otros asteroides y cometas conocidos, este cuerpo no ha sido originado en el interior del Sistema Solar, sino que procedía del espacio interestelar

La camiseta de moda de la NASA, de oferta en Amazon España

El Very Large fue el encargado de medir la órbita, el brillo y el color del objeto con precisión, y gracias al instrumento FORS y a cuatro filtros diferentes, el equipo de astrónomos descubrió que el brillo de 'Oumuamua varía cada 7 horas en un factor de diez al girar sobre su eje.

"Esta variación inusualmente grande en el brillo significa que el objeto es muy alargado: aproximadamente diez veces más largo que ancho, con una forma compleja y enrevesada", explica Karen Meech, directora de la investigación. "También observamos que tiene un color rojo oscuro, similar a los objetos en el Sistema Solar externo, y confirmamos que es completamente inerte, sin la más mínima huella de polvo a su alrededor".

Estas características pueden indicar que el asteroide es denso, rocoso o con alto contenido de metal, sin grandes cantidades de hielo o agua y con una longitud de unos 400 metros. De acuerdo con los cálculos orbitales, podría proceder de las proximidades de Vega, una estrella brillante de la constelación de Lyra, y se cree que habría viajado a través de la Vía Láctea durante cientos de millones de años antes de cruzarse con el Sistema Solar. 

"Continuamos observando este objeto único", afirma Olivier Hainaut, miembro de ESO. "Esperamos determinar con más precisión de dónde viene y hacia dónde va después de su gira por la galaxia. Y ahora que hemos encontrado la primera roca interestelar, ¡nos estamos preparando para las próximas!"

[Fuente y vídeo: European Southern Observatory (ESO)]

Ver ahora: