Qué es el mesenterio, el nuevo órgano del cuerpo humano

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Cuerpo humano

Tras siglos de investigación médica, cualquiera podría pensar que apenas quedan descubrimientos científicos por hacer. Se equivocaría, pues aunque ya conocemos la composición de nuestro cuerpo casi al detalle, siempre se puede avanzar un poco más. El mejor ejemplo es el nuevo órgano que desde ahora tenemos, que aunque siempre ha estado ahí, era considerado como una parte irrelevante del mismo.

Es el mesenterio, y se encuentra en el intestino. Se trata de los repliegues del peritoneo, la membrana que cubre los órganos del abdomen y que los mantiene fijos y en posición. Hasta ahora, estos repliegues eran considerados como elementos separados. Sin embargo, se ha descubierto que todas las partes del mesenterio se conectan y juntas forman un órgano en sí mismo.

Una vez que se ha catalogado como tal, médicos e investigadores de todo el mundo pueden pasar a investigar el funcionamiento del mesenterio en profundidad. No es que no se haya hecho hasta ahora, sólo que se hacía como si fuera parte de otro órgano más importante. Puede que se haya pasado por alto la importancia del mismo de cara a tratar enfermedades intestinales y abdominales.

Este descubrimiento de la medicina moderna ha tenido lugar en Limerick, Irlanda, en cuyo hospital un investigador médico ha encontrado evidencias que explican el funcionamiento del mesenterio como un órgano independiente de los demás.

Estos son los experimentos científicos más increíbles que puedas imaginar

“Ahora hemos establecido anatomía y estructura. El próximo paso es el funcionamiento. Si entiendes cómo funciona, puedes identificar un funcionamiento anormal, y entonces ahí tienes la enfermedad. Ponlo todo junto y tienes la ciencia mesenteria, la base para todo un nuevo campo de la ciencia” ha declarado Calvin Coffey, su orgulloso descubridor.

Los libros y manuales de medicina ya se están actualizando para hacer hueco a la recategorización de esta parte del cuerpo humano. Desde ahora, contamos con nuevo órgano, aunque sigamos funcionando de la misma forma. No hemos cambiado, pero poco a poco la medicina avanza, y eso es muy buena señal.

[Fuente: Science Alert]