Skip to main content

Por qué lloramos al partir cebolla (y 7 trucos para evitarlo)

Como no llorar al cortar cebolla trucos y consejos

17/02/2018 - 14:32

¿Por qué lloramos al partir cebolla? Posiblemente esta sea la pregunta que más nos hacemos cuando estamos en la cocina, cuchillo en mano, y nuestros ojos empiezan a inundarse de lágrimas.

No, no es debido a la emoción que nos provoca el plato de comida que estamos preparando ni a la pena de estar haciendo trozos este alimento. La razón por la que lloramos cuando cortamos cebolla no tiene nada que ver con sentimentalismos sino que responde a una base científica.

Después de contáramos hace unos días que venden cebolla que no te hacen llorar, pero sólo se puede comprar en Estados Unidos, hemos buscado una serie de trucos para evitar llorar al cortar cebolla. Y te los vamos a contar para que la próxima vez que vayas a manipular este alimento lo pongas en práctica. Verás que así no se te empañarán los ojos.

Antes de revelarte algunos consejos es importante saber por qué lloramos al cortar cebolla. Se trata de una planta hortícola de tallo hueco y con hojas largas y estrechas. El bulbo de esta planta tiene un color blanco o rojizo, es comestible y está formado por capas esféricas, se caracteriza por un fuerte olor y por tener un sabor picante. Las cebollas están formadas por una serie de compuestos químicos, los cuales se van rompiendo a medida que vamos introduciendo el cuchillo. En este momento, liberan un componente llamado factor lacrimatorio o FL, el cual nos provoca que lloremos al partir cebolla.

Si te fijas las lágrimas suelen producirse cuando picamos o cortamos la cebolla; rara vez cuando la estamos pelando. Como decíamos, la liberación química se pone en marcha cuando se rompe el mecanismo de unión haciendo que broten las lágrimas en nuestros ojos.

Echa un vistazo a este cortador de verdura para evitar llorar al partir cebolla

Tal como explican en un estudio publicado el pasado mes de julio en la revista ACS Chemical Biology y que se puede leer en el New York Times, esta reacción de la planta responde a un mecanismo de defensa que protege a las cebollas de posibles microbios y animales (incluyéndonos a nosotros, los seres humanos). Por eso lloramos cuando cortamos cebollas. "Es similar al gas lacrimógeno", señalan desde la publicación.

Lo que aún continúa sin resolverse son varias cuestiones como por ejemplo, ¿por qué unas personas lloran más que otras al partir cebolla?, ¿por qué algunas variedades de cebollas nos hacen llorar menos que otras? Algunos estudios apuntan a que estaría relacionado con la frescura del alimento en ese momento, con la cantidad de FL producida o con una mutación de la actividad del FL. Mientras continúa resolviéndose el misterio, ¿qué podemos hacer para evitar no llorar al cortar cebolla?

Estas son las Termomix más vendidas en Amazon 

En este sentido, tenemos muy buenas noticias. Existen una serie de trucos para evitar llorar al cortar cebolla. Toma nota de ellos para evitar emocionarte la próxima vez que vayas a manipular este alimento.

  1. Enciende una vela. No se trata de que te pongas romántico en el momento de hacer trocitos este alimento. Al parecer, cuando ponemos una vela encendidda al lado de una cebolla se absorben las sustancias volátiles que emite el vegetal. Para asegurarte también puedes encender la campana extractora.
  2. Mete la cebolla en el congelador, mínimo una hora antes de empezar a trabajar con ella. Con las bajas temperaturas se desprenderán las partículas que nos provocan irritación en los ojos.
  3. El vinagre de manzana evita la irritación de los ojos al pelar cebolla. El secreto no está en rociar el alimento con este líquido, sino darle echar un poquito en un trozo de algodón y con ello frotar el cuchillo antes de usarlo. Eso sí, asegúrate que el cuchillo está bien afilado antes de comenzar a manipular el alimento.
  4. También puedes utilizar el agua para evitar llorar al picar cebolla. Para ello puedes sumergirla en una olla con agua caliente durante cinco minutos después de haber cortada en grandes trozos. Transcurrido ese tiempo, puedes sacarla y trocearla de manera más fina.
  5. Si el lloro es muy extremo, utiliza unas gafas para protegerte los ojos (como estas especiales que venden en Amazon).
  6. El zumo de limón es un buen aliado para no llorar al picar cebolla, puesto que neutraliza los gases que libera este alimento. La mejor manera de emplearlo es cortando un limón a la mitad y frotarlo sobre la tabla antes de comenzar a manipularlo.
  7. Otro secreto para no llorar al picar cebolla es situar tanto la tabla de cortar como el cuchillo como la cebolla a una distancia prudencial de nosotros mismos. La emisión de gases tiene un alcance de unos 50 - 90 centímetros, por lo que situándolo a un espacio prudencial lograremos evitar que las mucosas nasales se irriten. 
Trucos para no llorar al cortar cebolla

Además de estos trucos para evitar llorar al picar cebolla, también es importante aprender los diferentes tipos de corte que existen: cortala en rodajas, hacerlo en trozos de diferentes tamaños (grandes, medianos y pequeños), cortar anillos de cebollas o hacerlo en cuartos.

[Fuente de la imagen: Think Stock]

[Fuente de la imagen del texto: Think Stock]

Ver ahora: