Logo Computerhoy.com

Recomendaciones de los expertos y qué hacer en caso de ataque nuclear

Ciencia
Bomba nuclear

Puede que un ataque nuclear sea poco probable, pero nunca está de más saber cómo hay que actuar en esta situación y, sobre todo, cómo salir lo más airoso posible.

Es bastante improbable que se declare un ataque nuclear, pero nunca está de más conocer los procedimientos a realizar en el caso de que la situación escale lo suficiente como para esperar un ataque de este calibre. Y, es que, la forma de actuación puede ser la clave de la supervivencia.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias o FEMA que trabaja en los Estados Unidos ha elaborado una pequeña guía con la cual tener claros todos los pasos a seguir en esta situación. Esta guía se divide en tres: antes, durante y después de un ataque nuclear. Esta división es verdaderamente importante pues marca un patrón que hay que seguir.

En caso de que se anuncie un ataque nuclear lo primero que hay que hacer es mantener la calma, pero tras esto hay que intentar dirigirse a un lugar adecuado. Y, es que, no todos valen a la hora de protegerse. Lo más recomendable es que esté bajo tierra y, por lo tanto, los sótanos o garajes de edificios son los más adecuados.

De no tener acceso a ninguno de estos lugares, también serviría el centro de un bloque de viviendas. Al ser una organización estadounidense es posible que la arquitectura no nos suene, pero esto podría traducirse a la zona central de un grupo de edificios que conviven en, por ejemplo, una plaza o una calle.

Eso sí, el lugar no es lo único importante. Al declararse un ataque de este calibre lo que se debería tener siempre a mano es un kit de supervivencia en el cual se encontrasen tanto alimentos como útiles básicos y de primera necesidad. Además, también sería necesario baterías externas o generadores.

Si, por algún motivo, el ataque ha ocurrido y no has tenido tiempo para prepararte la forma de actuar sería de la siguiente forma. Lo primero sería encontrar refugio, habría que aplicar lo dicho en las líneas anteriores para tener las mayores probabilidades de supervivencia, aunque si no puedes acceder a un sótano o garaje los edificios también sirven.

El mejor lugar de un edificio será el que más protegido esté y que más protección ofrezca, los salones no suelen ser buenos espacios al estar rodeados por ventanas. Lo más recomendable sería un baño central y, en concreto, una bañera en la cual poder tumbarse boca abajo protegiendo la cara de cualquier resto de la explosión.

Tras la explosión tocarse la cara, frotarse los ojos y hurgarse la nariz estaría prohibido. Teniendo esto en cuenta el siguiente paso sería retirar la ropa para evitar estar en contacto durante un tiempo prolongado con vestimenta que ha sido expuesta a la radiación. Si hay restos de la explosión adheridos a la piel, el lavado debería ser inmediato.

En caso de no tener acceso a agua corriente, se podría utilizar toallitas limpiadoras o cualquier otro producto que se utilice para la limpieza. De hecho, si hay posibilidad de una ducha rápida lo mejor es tomarla; de esta manera se eliminaría en gran medida el polvillo radioactivo generado en la explosión.

Al haber ocurrido la explosión el protocolo a seguir seria el siguiente: no consumir cualquier tipo de alimento que no esté enlatado o envasado, se puede consumir alimento que ha estado expuesto a la explosión, pero dentro de algún edificio a la hora de la explosión; aunque puede suponga cierto riesgo.

El ataque ha sucedido, has seguido todas las medidas y ¿ahora qué? Tras todo lo sucedido lo único que queda por hacer es esperar. Sí, esperar a que las autoridades empiecen a realizar sus funciones y comiencen los rescates, además de informar acerca si es correcto o recomendable salir a la calle.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además