Skip to main content

La sonda Hayabusa vuelve a aterrizar en un asteroide, y nos regala impresionantes imágenes

Hayabusa 2

13/07/2019 - 08:20

Aunque hablamos mucho de la NASA, y cada vez más de las agencias china y rusa por los recientes logros que están consiguiendo, lo cierto es que hay otras agencias que están logrando resultados impresionantes, e increíbles hace unos pocos años. Una de ellas es la japonesa, ya que su sonda Hayabusa 2 ha vuelto a aterrizar en el asteroide Ryugu.

Y decimos ''ha vuelto'' porque esta hazaña no solo la ha logrado una vez, sino dos, siendo la primera cuando en septiembre del año pasado tuvo el primer contacto con el asteroide que se encuentra a unos 300 millones de kilómetros de la Tierra.

La agencia espacial japonesa, la JAXA,tiene como objetivo recoger muestras del asteroide. Y es que, es un asteroide antiquísimo que puede darnos algunas pistas sobre la creación del sistema solar.

Para complicar las cosas, Ryugu es un asteroide de solo 900 metros de diámetro, por lo que la misión es aún más complicada. Sin embargo, la Hayabusa ha aterrizado por segunda vez, más otro ''contacto'' más reciente que tuvo en marzo de este año sin ningún tipo de problema.

Ahora bien, ¿cómo pretende la agencia espacial japonesa recolectar rocas de la superficie, y de unos centímetros bajo la misma, del asteroide? Simple, ''disparando'' a la superficie de Ryugu para crear un pequeño cráter que haga que algunas rocas se eleven y, con suerte, caigan en ciertos colectores que tiene la sonda para traerlos a la Tierra.

Y, como el resto de contactos que ha tenido la sonda, ha sido capturado en fotografías. 

Hayabusa

Momentos después del aterrizaje de la Hayabusa, el centro de operaciones de la JAXA percibió que la sonda se estaba volviendo a elevar (no ven las imágenes en tiempo real debido a la distancia), por lo que la misión podría haber sido un éxito.

Y decimos ''podría'', ya que todo se basa, en cierto modo, en la esperanza de que los fragmentos de roca hayan entrado en los colectores de la sonda para poder ser estudiados cuando esta vuelva a la Tierra a finales de 2020.

Ver ahora: