Spotify gratis podría tener los días contados

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Spotify gratis podría tener los días contados.

El servicio gratuito de Spotify, tal como lo conocemos, corre serio peligro.

Las discográficas y los artistas no están satisfechos con los ingresos que les propociona Spotify, y creen que el servicio Spotify gratis es "demasiado generoso", y resta suscripciones y ventas. Actualmente Spotify tiene 15 millones de cuentas de pago.

Según cuenta el periódico Financial Times, discográficas como Universal, Sony Music y Warner Music están presionando a Spotify para que añada nuevos límites a Spotify Free.

Las primeras desavenencias públicas surgieron hace unos meses, cuando algunos artistas comenzaron a comentar públicamente que no estaban contentos con los ingresos que les proporciona Spotify. Pero el problema de fondo no es únicamente monetario, porque los artistas consagrados ganan mucho dinero por diferentes vías, y no viven de los ingresos de Spotify.

La cantante Taylor Swift abandonó Spotify el pasado mes de noviembre, utilizando este argumento: "la música es un arte, y el arte es importante y escaso. Lo importante, lo escaso, son cosas valiosas. Las cosas valiosas deberían pagarse". La islandesa Björk hizo lo mismo hace unas semanas, asegurando que no lo hacía por dinero, sino "por dignidad". Se sienten una mercancia que se vende al peso.

Los mejores trucos, consejos y aplicaciones para Spotify

Al parecer, Universal Music estaría renegociando su contrato con Spotify, y no tiene problemas para expresar en público qué piensan de Spotify Free. En palabras de Lucian Grainge, CEO de Universal Music: "La música gratuita sustentada por la publicidad no va a sostener todo el ecosistema de los creadores, ni el de los inversores".

Según la revista Rolling Stone, Warner Music y Sony Music también están presionando para que "se diferencien más el servicio gratuito del de pago". Una de las soluciones propuestas es que el servicio gratuito sea un radio online, al estilo Pandora, y no se puedan elegir canciones libremente, o al menos sólo de forma limitada.

Spotify, por su parte, argumenta que el streaming no está destruyendo otro ingresos, pues según ellos iTunes continúa obteniendo buenos resultados, aunque para ser justos hay que reconocer que los beneficios de iTunes han caído en los últimos dos años, que coincide con el auge de streaming, y los servicios con suscripciones mensuales.

Sea como fuere, quien tiene la sartén por el mango son las discográficas y los músicos, pues son los dueños de la música. Si ellos quieren que Spotify Free cambie y tenga más restricciones, las tendrá. Sólo es cuestión de tiempo. Así que disfrútalo mientras dure...

[Fuente: The Verge]